Ericsson, Nokia, IBM, Intel y Vodafone: “Urgen medidas para que Europa sea competitiva en la economía digital”

5 demandas para que Europa se convierte en líder mundial en materia digital.

Ericsson, Nokia, IBM, Intel y Vodafone se unieron para pedir a las autoridades cinco acciones urgentes para que “Europa sea competitiva en la economía digital”.

Sugirieron que es el momento para que el continente se convierta en líder mundial en la materia, en la previa de la reunión del grupo D9+, en el que líderes de la Unión Europea abordarán necesidades digitales en Dublín, Irlanda.

Las 5 demandas:

  1. Acelerar el desarrollo de un verdadero Mercado Único Digital

Según los firmantes, los formuladores de políticas deben centrarse en la implementación de políticas a favor del ecosistema, evitar introducir nuevas cargas regulatorias y fomentar el despliegue de redes.

  1. Incentivar la inversión

“Europa requiere operadores sanos y con capacidad de invertir”, señalaron para luego pedir la modernización de las reglas con cambios como el otorgamiento de licencias por mayor plazo y normas armonizadas en todos los Estados miembros.

  1. Regular las tecnologías B2B y orientadas al consumidor

“Deben corregirse las fallas del mercado, garantizar la igualdad de condiciones y abordar los riesgos identificados para la sociedad”. En este contexto, las cinco empresas expusieron que los formuladores de políticas deberían distinguir entre proveedores B2B y empresas con productos o servicios orientados al consumidor.

  1. Fomentar políticas para aumentar la confianza de empresas en Europa

El entorno político “debe alentar a las empresas confiables a prosperar en Europa a través del comercio, contratación e investigación”, mencionaron para luego pedir que se fomente la “cooperación entre países con ideas afines”.

  1. Garantizar que Europa esté preparada para aprovechar los beneficios de la inteligencia cuántica y la IA

Para los firmantes no hay duda: decisores de Europa deben prepararse para la era cuántica promoviendo la experimentación en las primeras etapas de aplicación y despliegue industrial, fomentando cadenas de suministros resilientes e incentivando la inversión del sector privado en Europa.”Los Estados miembros y la Unión Europea deben trabajar con la industria para impulsar el despliegue de una infraestructura digital de clase mundial, la adopción de herramientas que impulsen la productividad y garantizar que el entorno regulatorio sea adecuado para el futuro”, señaló Robert Condon, jefe de Gobierno y Promoción de Políticas de Ericsson en Europa.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies