miércoles, febrero 8, 2023
HomeTECNOLOGÍAEpic Games deberá pagar alrededor de 500 millones de euros por no...

Epic Games deberá pagar alrededor de 500 millones de euros por no proteger la privacidad de los menores en ‘Fortnite’

La compañía ha sido culpada de permitir el chat de voz y texto a menores de edad en sus juegos y hacer uso de configuraciones 'engañosas' para incitar a las compras no deseadas.

El Mundo

La compañía de videojuegos Epic Games tendrá que pagar una multa de 520 millones de dólares (unos 489 millones de euros) por quebrantar leyes estadounidenses en su juego ‘Fortnite’. La empresa ha sido acusada por la Comisión Federal de Comercio de EEUU (FTC) de violar la privacidad de millones de menores de edad, además de manipularlos para que realicen más compras no deseadas en el juego.

En concreto, han sido acusados de violar la Ley de Protección de la Privacidad Infantil en Línea (COPPA) recopilando datos personales de menores en ‘Fortnite’, uno de los juegos más populares del mundo. Unas prácticas que se han llevado a cabo durante años.

Según el regulador estadounidense, la empresa es culpable de no haber puesto las medidas necesarias para proteger a los más pequeños dentro de sus juegos. Además, también han hecho uso de ‘dark patterns’ (patrones oscuros) para manipular su comportamiento y que acaben gastando más dinero en el juego.

Epic y la FTC han llegado a dos acuerdos separados. El primero, de 275 millones de dólares (unos 258 millones de euros) como parte de una orden judicial federal propuesta presentada por el Departamento de Justicia en nombre de la FTC, será por la violación de la norma COPPA, convirtiéndose así en la sanción impuesta más alta de la historia por violar una norma de la FTC.

ACOSO A MENORES A TRAVÉS DEL CHAT

Además, se requerirá que Epic adopte configuraciones predeterminadas de privacidad para niños y adolescentes, asegurando que las comunicaciones de voz y texto estén desactivadas de manera predeterminada en su caso. También que elimine la información personal recopilada previamente de estos usuarios menores de edad.

En concreto, la FTC alega que Epic lleva años manteniendo prácticas como no notificar a los padres ni obtener su consentimiento. Explicando que la compañía sabía perfectamente que eran niños los que estaban jugando al Fortnite, como se ha mostrado a través de encuestas de usuarios del juego. Un aspecto que ha promovido con la comercialización de juguetes y productos de Fornite, la concesión de licencias y el apoyo a jugadores.

Acusa a Epic de recopilar datos personales de niños, sin obtener primero el consentimiento verificable de los padres, y de no cumplir las solicitudes de los padres que pidieron que esta información se eliminara. Además, en sus juegos, la empresa tiene activados los chats de voz y texto de forma predeterminada, aunque el perfil sea de un menor.

La FTC alega que estas configuraciones, junto con el papel de Epic en unir a niños y adolescentes con extraños para jugar ‘Fortnite’ juntos, perjudicaron a niños y adolescentes. Estos menores han sido intimidados, amenazados, acosados y expuestos a problemas peligrosos y psicológicamente traumáticos, como el suicidio, mientras estaban en el juego.

De hecho, hasta los empleados de Epic expresaron en 2017 su preocupación por esta configuración predeterminada, instando a la empresa a cambiar esta configuración, citando el impacto en los niños. A pesar de estos y de múltiples informes y reportes de niños que han sufrido acoso, incluso sexual, mientras jugaban, la empresa se resistió a desactivar los chats.

MANIPULACIÓN PARA PROMOVER LAS COMPRAS

Bajo una orden administrativa propuesta por separado, Epic tendrá que pagar 245 millones de dólares (unos 230 millones de euros) para reembolsar a los consumidores, a causa del uso de patrones oscuros y prácticas de facturación, convirtiéndose este en el caso de reembolso más grande de la FTC en un caso sobre videojuego y su orden administrativa más grande en la historia.

“Como señalan nuestras quejas, Epic usó configuraciones predeterminadas que invadían la privacidad e interfaces engañosas que engañaron a los usuarios de ‘Fortnite’, incluidos adolescentes y niños”, explicó la presidenta de la FTC, Lina M. Khan, en un comunicado. “Esta orden propuesta envía un mensaje a todos los proveedores en línea de que no se tolerará la recopilación de información personal de los niños sin el consentimiento de los padres”, señaló por su parte la Fiscal General Adjunta Vanita Gupta.

‘Fortnite’, que actualmente cuenta con más de 400 millones de usuarios en todo el mundo, es un juego gratuito, sin embargo, dentro del mismo, en la propia interfaz, ofrece y publicita multitud de extras como disfraces y movimientos de baile. Unos complementos estéticos que incluyen personajes muy populares entre el público infantil como Los Vengadores de Marvel o Dragon Ball.

COMPRAS SIN CONSENTIMIENTO NI DE PADRES NI DEL TITULAR

Al parecer, Epic se ha valido de ciertas técnicas para manipular a sus usuarios, incluidos menores de edad, para realizar compras no deseadas, acumulándose así cargos no autorizados sin la participación de los padres. Durante estos años, distintas noticias de niños de 10 y 12 años, realizando cargos de más de 1.000 dólares en las tarjetas de sus padres, parecen no haber sido suficiente aviso para la empresa dueña de Fortnite.

La configuración de botones contradictoria, inconsistente y confusa de este juego, según la FTC, llevó a los jugadores a incurrir en cargos no deseados basados en presionar un solo botón. Por ejemplo, se puede cobrar a los jugadores mientras intentan activar el juego desde el modo de suspensión, mientras el juego está en una pantalla de carga o al presionar un botón adyacente, mientras intentan simplemente obtener una vista previa de un elemento. Estos métodos generaron cientos de millones de dólares en cargos no autorizados para los consumidores.

Hasta 2018, Epic ha permitido a los niños comprar V-Bucks simplemente presionando botones, sin requerir ninguna acción o consentimiento de los padres o del titular de la tarjeta. La FTC también ha presentado reclamos similares contra compañías como Amazon, Apple y Google por facturar a los consumidores millones de dólares por compras dentro de la aplicación realizadas por niños, mientras jugaban juegos de aplicaciones móviles, sin obtener el consentimiento de sus padres.

Además, alega que la empresa de videojuegos bloqueó las cuentas de los clientes que disputaron cargos no autorizados con sus compañías de tarjetas de crédito. Perdiendo así el acceso a todo el contenido comprado. Además, cuando Epic acordó desbloquear algunas de estas cuentas, se advirtió a los consumidores que podrían ser baneados de por vida si disputaban cargos futuros.

En total, parece que la empresa ignoró sistemáticamente más de un millón de quejas de usuarios, ocultando además deliberadamente las funciones de cancelación y reembolso para que fueran más difíciles de encontrar.

DPL News
DPL Newshttps://dplnews.com/
Digital Policy & Law es una empresa especializada en el análisis estratégico de las políticas públicas de telecomunicaciones, TIC y economía digital.

LEER DESPUÉS