Fair Share y portabilidad en Internet fijo para perfeccionar el desarrollo digital de Chile: Entel

Reglas claras, un regulador técnico y la alianza entre el sector público y privado ha puesto a Chile a la vanguardia en materia de conectividad de América Latina. Aun así queda por hacer mientras la industria sufre en términos financieros.

¿Cómo perfeccionar la situación del país? Manuel Araya, gerente de Regulación y Asuntos Corporativos de Entel, cree que la portabilidad en Internet fijo y el Fair Share son parte fundamental de la respuesta.

“Se ha halagado mucho el modelo de desarrollo chileno”, pero “hay formas de perfeccionarlo”, inició el ejecutivo en una conversación con DPL News que tuvo lugar en Chile Digital. De paso, se mostró preocupado por el proyecto por el que se analiza bajar a la mitad (de 30 a 15 años) el tiempo de las concesiones de espectro en el país.

Entel propone portabilidad para Internet fijo

Con más del 66 por ciento de los hogares con fibra y empresas neutras de infraestructura (On*Net y Mundo), la idea de portabilidad para Internet fijo cobra más sentido, analizó Araya y siguió: “Antes era complejo porque eran distintas empresas y tecnologías, pero ahora tenemos una tremenda oportunidad de competencia”, consideró quien ya había dicho a este medio que Entel apunta a un 30 por ciento de share en Internet fijo de Chile.

Esto es algo “innovador”, admitió el ejecutivo de Entel. Señaló que en el sistema móvil ya es “bien fácil” y que esta simplicidad puede trasladarse a este otro servicio para que los usuarios “puedan elegir según la oferta”. Para Araya, este es el momento de hacerlo, pues Chile elegirá este año a la empresa que se ocupará de la portabilidad por los próximos cuatro años.

Compartición justa

Aunque Chile no es el único país en el que se discute el tema, el ejecutivo habló de la contribución justa (Fair Share) como una oportunidad en el plano local.

Entel suscribió el acuerdo de operadores latinoamericanos a favor de la contribución justa porque “70 u 80 por ciento de las redes la usan seis empresas, pero nosotros invertimos casi el 30 por ciento de nuestros ingresos cada año para poder seguir desarrollando esto”.

El pedido de los operadores es que “los hyperscalers se sienten en la mesa para encontrar un nuevo modelo”, detalló. ¿Cuál es el más conveniente a su criterio? “Hay una idea: pensar en una línea base, que mire hacia adelante. No analizar lo que ya no se hizo, sino trabajar juntos en la construcción de las redes del futuro. Tiene que existir un modelo que considere a las dos partes en la inversión necesaria”, concluyó.