sábado, febrero 4, 2023
HomeDPL NEWSElon Musk justifica despido masivo de empleados de Twitter

Elon Musk justifica despido masivo de empleados de Twitter

-

Elon Musk, nuevo dueño y director de Twitter, arrancó su nueva posición al mando de la red social con el despido masivo de los empleados de la compañía, conforme se busca rentabilizar rápidamente la inversión, en medio de la cancelación de contratos de parte de los grandes anunciantes en la red social.

Twitter comenzó a notificar a sus empleados alrededor del mundo del inicio de una ronda de recortes de empleo, que serían parte de los primeros esfuerzos de Musk por rentabilizar su inversión, a la vez que se busca renovar la operación de la compañía bajo el nuevo enfoque de absoluta libertad de expresión prometido por el empresario.

En apenas la primera semana de estrenar directivo, Twitter comenzó el despido masivo de cerca de 3 mil 700 empleados a nivel mundial mediante el envío de correos electrónicos, según reporta Bloomberg. Un memorando a su correo electrónico de trabajo significa que mantendrán su empleo, mientras que un correo a su cuenta personal significa que han sido despedidos.

Twitter cerró temporalmente las oficinas y suspendió el acceso a las credenciales “para ayudar a garantizar la seguridad de cada empleado, así como los sistemas de Twitter y los datos de los clientes”, decía el memorando, citado por Bloomberg.

De acuerdo con el medio, algunos empleados reportaron que se les pagará durante dos meses después de la terminación de su contrato, aunque se reporta que en general carecían de información oficial sobre los próximos pasos.

La tarde de este viernes, el empresario publicó un tuit en el que justificó la reducción de la fuerza laboral de Twitter, ya que “desafortunadamente no hay otra opción cuando la empresa está perdiendo más de 4 millones (de dólares) por día. A todos los que salieron se les ofrecieron tres meses de indemnización, que es un 50 por ciento más de lo requerido legalmente”.

Musk había adelantado a los inversionistas que le ayudaron a financiar la transacción que pretendía eliminar hasta cerca del 75 por ciento de la fuerza laboral de Twitter. Informes más recientes señalan que los planes del empresario implican el despido de cerca de la mitad de los empleados de la red social.

El objetivo principal sería el recorte de costos de operación de Twitter, así como hacer frente a los costos de interés sobre una cantidad significativa de deuda. A lo largo de su existencia, Twitter ha enfrentado dificultades para rentabilizar sus operaciones, pese a su creciente influencia en el debate público y la presencia de polémicas personalidades.

Las oficinas de Twitter México también habrían recibido notificaciones de despido para toda la plantilla.

Sin embargo, estas medidas también incrementarían los costos de Twitter en el corto plazo, ante nuevas demandas por el recorte repentino de los puestos de trabajo y el pago de compensaciones a los empleados afectados. Shannon Liss-Riordan había presentado una demanda de carácter preventivo en contra de Twitter ante los informes de despidos masivos sin realizar una notificación adecuada.

Sin embargo, la misma abogada señaló que el caso sería archivado por el momento, al señalar que algunos de los empleados continuarán recibiendo el pago de salarios hasta el próximo enero.

“Me complace que Elon Musk haya aprendido algo de la demanda que presentamos contra él en Tesla”, dijo en un correo electrónico, citado por Bloomberg. “Presentamos este caso de manera preventiva para asegurarnos de que no se repitiera esa violación”.

Alexandria Ocasio-Cortez, representante por el partido Demócrata, recordó a los empleados de Twitter que Nueva York tiene una ley de Notificación de ajuste y readiestramiento de trabajadores (WARN, por sus siglas en inglés) que obliga a grandes empleadores a realizar una notificación de al menos 90 días antes de un despido masivo.

California también cuenta con una ley WARN que exige una notificación de al menos 60 días. La ley impondría una multa civil a Twitter de 500 dólares diarios por cada violación.

El frágil equilibrio de la rentabilidad y la libertad de expresión

Musk estaría en la búsqueda de cambios rápidos que le permitan rentabilizar su inversión de 44 mil millones de dólares. Durante esta semana también presentó un plan para el cobro de verificación por 8 dólares, que no fue bien recibido por los usuarios.

Durante la Conferencia Baron Investment en Nueva York, Musk afirmó que Twitter se convertiría en la compañía más valiosa del mundo. Sin embargo, esto se suma a la lista de promesas temerarias e inciertas del empresario, quien hace una semana prometió prácticamente lo mismo para Tesla.

En medio de los cambios anunciados, algunos de los principales anunciantes de Twitter, como la automotriz General Motors (GM) y la farmacéutica Pfizer, también anunciaron que pausarían sus planes de publicidad en Twitter.

El propio Musk admitió que su nueva compañía experimentó una “caída masiva” en los ingresos debido a que muchos anunciantes se retiraron. El empresario acusó directamente a grupos activistas que presionaron a los anunciantes para dejar la red social y “tratar de destruir la libertad de expresión”.

Otros anunciantes, como la automotriz Audi y la compañía de alimentos General-Mills, también anunciaron que pausarían sus campañas de publicidad conforme “evalúan” la nueva situación de la red social. GM señala que la pausa le permitiría “entender la nueva dirección de la plataforma” ante los rápidos cambios que se han ejecutado.

Aunque Musk prometió a los anunciantes que Twitter buscaría convertirse en la “plataforma de publicidad más respetada”, algunas compañías buscarían moverse con cautela bajo la nueva administración del empresario que se ha definido como un “absolutista de la libertad de expresión” y ha criticado la supuesta parcialidad en las políticas de moderación de la red social.

Diversos medios reportan que los usuarios han comenzado a poner a prueba el supuesto compromiso de Musk hacia la libertad de expresión, después de un alza en la publicación de tuits con insultos raciales o afines a ideologías neonazis.

Efrén Páez Jiménez
Efrén Páez Jiménez
Efrén Páez Jiménez es economista
- Advertisment -