domingo, noviembre 27, 2022
HomeNEGOCIOSEl Salvador | Ley Bitcoin: Seis meses sin ayudar al bolsillo de...

El Salvador | Ley Bitcoin: Seis meses sin ayudar al bolsillo de los ciudadanos

El Salvador Juan Carlos Mejía

La promesa de que el Bitcoin era una alternativa inteligente en términos de inversión para la ciudadanía no ha demostrado ser rentable en los últimos seis meses, tiempo en el cual el criptoactivo ha estado vigente como moneda de curso legal en El Salvador.

Desde septiembre de 2021, el Bitcoin ha experimentado una serie de alzas y bajas en su precio, como parte de la misma volatilidad de su naturaleza. Sin embargo, al analizar si ha tenido un beneficio para la economía salvadoreña, precisamente, esa volatilidad no ha aportado ningún efecto positivo.

Pese a que el criptoactivo alcanzó su precio máximo histórico casi a mediados de noviembre 2021, cuando rozó los $69,000 por unidad, al 6 de marzo de 2022 su valor se mantiene igual, y en ocasiones peor, al costo que registró antes de que El Salvador lo legalizara como moneda.

De hecho, si se compara con el precio que tuvo la criptomoneda en marzo de 2021, por ejemplo, se puede estimar que su valor ha causado pérdidas a los que invierten en Bitcoin, pues al 7 de marzo de hace un año se cotizaba en $50,982, según los datos históricos del sitio Investing.com.

Esto quiere decir que si un usuario de Bitcoin compró $100 en esa fecha y decidió mantener esa fracción de criptomoneda sin venderla, a este 7 de marzo de 2022 habría perdido hasta $23.5, debido a que el precio del Bitcoin al 6 de marzo ronda los $39,000, lo que significa una pérdida de más del 23% en el valor de la criptodivisa desde hace un año.

Sin beneficios para los salvadoreños

Esa característica es lo que ha llevado a economistas salvadoreños a considerar que el efecto del Bitcoin en el país, al contrario de lo que prometió el presidente salvadoreño, Nayib Bukele, cuando lo promovió, no ha sido de beneficio para la ciudadanía.

Así lo considera el economista sénior del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales (ICEFI), Ricardo Castaneda, quien señala que por la misma volatilidad del criptoactivo “es muy difícil que en términos generales las personas hayan ganado algo con el Bitcoin, pues aunque hayan invertido al inicio, ahora tienen mucho más reparos para seguir utilizándolo”.

Similar postura muestra la también economista Tatiana Marroquín, quien sostiene que no ha generado beneficios a los salvadoreños porque “quienes promovían ese discurso (sobre las ganancias) parecían conocer muy poco de instrumentos financieros como Bitcoin, inversiones altamente riesgosas que, así como de un día a otro pueden duplicar su precio, también pueden perderlo”.

Por ello, ambos expertos añaden que el tema de los beneficios por invertir en Bitcoin son, más bien, parte de una estrategia de publicidad o mercadeo que ha implementado el gobierno para que la ciudadanía crea que sí se ha beneficiado.

Y como ejemplo de eso Castaneda menciona el proyecto Chivo Pets, un hospital para mascotas que, en teoría, ha sido construido con las “ganancias” obtenidas por las compras de bitcoins que ha anunciado Bukele desde septiembre de 2021, algo que según los expertos no puede ser posible, debido a que el precio del criptoactivo refleja que podría haber más pérdidas que ganancias.

“Bitcoin no sirve en el día a día”

Datos divulgados recientemente por el Banco Central de Reserva (BCR) reflejan que el uso del Bitcoin en las remesas, uno de los principales motivos por los que el gobierno implementó el Bitcoin, simplemente no ha tenido el uso esperado.

La información oficial indica que entre septiembre de 2021 y enero de 2022, solo un 2.1% de las remesas familiares ingresaron en criptomonedas, a través de billeteras virtuales, incluyendo la estatal Chivo.

Según Marroquín, este poco uso del Bitcoin y de la Chivo Wallet, a pesar de todo el impulso que ha realizado el gobierno en el proceso de adopción, es un mensaje claro y contundente de la población, lo cual se puede resumir en una sola frase: “No me sirve en el día a día”.

Esto se suma a que anteriormente instituciones como Fusades (Fundación Salvadoreña para el Desarrollo Económico y Social) o Abansa (Asociación Bancaria Salvadoreña) han demostrado, por medio de encuestas y datos propios, que las personas continúan utilizando el dólar como moneda de intercambio cotidiano, lo que refleja que el enorme gasto de fondos públicos destinados a la adopción de la criptomoneda no ha funcionado.

Según Castaneda, al principio muy probablemente hubo muchas personas que decidieron darle el beneficio de la duda al proyecto, sin embargo, “ya experimentaron en carne propia la volatilidad del Bitcoin” y eso, probablemente, ha disminuido su utilización.

Pero sin importar el evidente rechazo que ha mostrado la población sobre el Bitcoin en los seis meses que lleva “circulando” en el país, el economista del ICEFI agrega que ese tiempo es muy poco para hacer una valoración general sobre el éxito o fracaso de la ley.

Eso es porque, desde el principio, el gobierno no publicó cuáles eran los objetivos que se intentaban alcanzar con dicha implementación y que hace imposible sopesar si se cumplió el plan, pues no se ha dado a conocer alguno.

DPL News
DPL Newshttps://dplnews.com/
Digital Policy & Law es una empresa especializada en el análisis estratégico de las políticas públicas de telecomunicaciones, TIC y economía digital.

Publicidad

LEER DESPUÉS