El lado oscuro de la innovación: servicios sexuales y tráfico de drogas a través de InDrive

Al pie del texto usted puede leer la postura que inDrive comparte con respecto a reportaje de DPL News.

Si bien no fue el objetivo para el que se crearon, hoy en día algunas plataformas de transporte y de entrega de comida y productos a domicilio se utilizan indebidamente para el tráfico de drogas al por menor (menudeo), el intercambio de favores sexuales y el acoso sexual. Sucede en México pero también en otros países de América Latina.

Durante los últimos 10 años, y sobre todo a raíz de la pandemia por la Covid-19, las plataformas colaborativas ganaron terreno en el país como una alternativa para realizar viajes y pedidos de forma más eficiente y segura, disminuyendo el contacto durante el periodo de confinamiento.

Pronunciamiento derecho de réplica | inDrive comparte su postura con respecto a reportaje de DPL News

En lugar de acudir al supermercado para comprar alimentos, más personas optaron por pedir a través de DiDi Food, Rappi o Uber Eats la comida, medicamentos, productos de despensa o cualquier otro que necesitaran. 

El abanico de mercancías que es posible enviar y recibir por medio de las aplicaciones es extenso: medicinas, ropa, documentos, tecnología, etcétera.

Los llamados dealers aprovecharon también esta logística para movilizar sustancias ilícitas a través de las plataformas. Incluso, los consumidores se sienten más seguros y cómodos con este método, pues no tienen que salir de casa para encontrarse con el vendedor.

Nunca fui de salir a la calle a buscar mota. En Facebook, hay grupos donde puedes encontrar a tu dealer ideal según la zona donde vives, lo que estás dispuesto a pagar y la calidad que buscas. Así conocí a Alex: él me manda mi pedido cada semana por Rappi y le pago por transferencia.

Víctor, 34 años, Ciudad de México.

Se trata de una problemática que ha impactado en este ámbito de las plataformas digitales casi de forma generalizada, dado que no es posible tener un control total sobre lo que hacen los usuarios y la manera como utilizan las plataformas o algunos de los recursos, como las mochilas. Las autoridades de diversas entidades en el país ya conocen esta situación y aseguran que están vigilándola y ejecutando acciones al respecto.

Te recomendamos: Diputada del PAN pide a estados vigilar registro de apps de transporte en México

Al mismo tiempo, las principales plataformas del mercado han reforzado sus métodos de seguridad para evitar el uso indebido de las mismas. Los términos y condiciones de Uber y DiDi, por ejemplo, establecen explícitamente que está prohibido transportar drogas y materiales peligrosos.

Las aplicaciones han implementado mecanismos adicionales para la verificación de identidad tanto de repartidores como de usuarios, la trazabilidad de los envíos, la clasificación de los paquetes, la grabación de audio durante el viaje y las opciones para reportar cualquier anomalía o situación de riesgo.

Sin embargo, ante el gran crecimiento que ha tenido este sector en los años recientes, han aparecido en el mercado nuevos competidores que buscan capturar una parte de los clientes de la economía colaborativa. 

Tal es el caso de inDrive, una plataforma de origen ruso que llegó a México en 2016 con la promesa de diferenciarse de la competencia, ofreciendo a pasajeros, conductores y repartidores la posibilidad de negociar el precio de un servicio.

inDrive asegura que brinda dos diferenciadores: la innovación tecnológica propia de las plataformas digitales y la negociación de la tarifa, una característica del taxi de calle, con el fin de que los usuarios pudieran encontrar precios justos. 

Los pagos en esta aplicación se llevan a cabo en efectivo y, en el caso de los envíos, pueden ser a contraentrega. 

Además, previo a comenzar un viaje o una solicitud, la plataforma permite que ambas partes entablen comunicación, se envíen mensajes e incluso fotos, lo cual en ocasiones ha sido aprovechado para otros fines.

No existe tampoco un mecanismo estricto para evitar que conductores o usuarios se registren con fotos o nombres falsos, lo cual posibilita que la negociación del precio se haga con base en elementos discrecionales, irregulares o incluso ilícitos.

Así, la aplicación tecnológica frecuentemente es usada para viajar y ofrecer como pago algún intercambio sexual

Los conductores han reportado a través de redes sociales y grupos en línea que reciben propuestas para realizar traslados a cambio de sexo

También las personas usuarias, especialmente mujeres, han denunciado situaciones de acoso en la plataforma, ya que los choferes pueden acceder a su información para contactarlas posteriormente al viaje.

Si bien se trata de una problemática no exclusiva de inDrive, la plataforma rusa va en contravía de lo que están haciendo otras plataformas tecnológicas para reforzar la seguridad de sus usuarios. 

El uso predominante del efectivo y el bajo control acerca de las propuestas que se permiten publicar genera un ambiente propicio para el narcomenudeo o las conductas sexuales inapropiadas.

Destacado: “Puede pasar lo que quieras en el auto”: inseguridad de inDrive en Coahuila

Al mismo tiempo, no resolver estas deficiencias en el modelo de funcionamiento debilita la percepción general que tienen los usuarios sobre la seguridad y la confianza en las plataformas digitales. 

En grupos de Facebook, donde los repartidores y conductores suelen intercambiar información de interés acerca de sus actividades, es usual encontrar testimonios y advertencias respecto a los viajes y pedidos en los que se involucra droga.

Si aceptas llevar weed (marihuana) o alguna droga te va mejor en dinero: te ofrecen una buena propina para que cooperes y ya. Y pues sí te conviene, pero qué tal te detienen los polis. Ya sabrás tú si te arriesgas por más lana. Pero también hay veces que ni siquiera sabes. El paquete va cerrado y no sabes lo que llevas. También es un peligro, pero hay que confiar.

Edwin, 29 años, repartidor de plataformas.

Edwin ha trabajado con inDrive pero también con otras aplicaciones de entrega a domicilio. Contactado a través de Facebook, comenta que recientemente los envíos en la plataforma han disminuido, lo cual atribuye a los casos en los cuales los repartidores se roban los paquetes. 

Por eso, asegura que, aunque él no lo ha hecho, “es tentador aceptar una propina extra”.

En diferentes partes del país como la Ciudad de México, Xalapa (Veracruz), Tabasco y Coahuila, las agencias de seguridad han detectado y reportado la detención de personas que presuntamente participaban en la venta de sustancias ilícitas a través de las plataformas.

Mientras tanto, el intercambio de servicios sexuales y el acoso también es una problemática extendida. 

Los esfuerzos por mitigarla han llevado a las plataformas y a las autoridades a colaborar en la implementación de más y nuevas medidas: la grabación del audio durante el viaje, los botones de auxilio y el enlace directo con las agencias de seguridad son algunas de ellas.

Sin embargo, en el caso de inDrive la plataforma de “viajes alternativos” no integra todavía los mecanismos más actualizados de su competencia. 

Al iniciar sesión en la app, las únicas opciones de seguridad que aparecen a la persona usuaria como pasajera son llamadas al 911, la ambulancia o un número de contacto personal.

En cambio, en otras aplicaciones como Uber y DiDi es posible configurar la verificación con código PIN, notificaciones automáticas sobre anomalías en la ruta, contactos de confianza o grabación de audio, además de la asistencia del 911.

En 2022, inDrive lanzó un “Pacto por tu Seguridad” en busca de crear conciencia sobre la violencia de género ―que consistió en cursos para sus colaboradores―, pero en mayor medida las mujeres aún se sienten inseguras y desconfían de utilizar esta plataformas.

Al consultar en un sondeo a 20 jóvenes mexicanas de entre 21 y 35 años de edad, sólo tres de ellas respondieron que alguna vez han usado inDrive para un viaje. 

Únicamente una dijo que estaría dispuesta a volverlo a hacer; las otras no tuvieron una mala experiencia, pero se sintieron desconfiadas. El resto, aunque no ha sido usuaria, no está interesada.

Pronunciamiento derecho de réplica | inDrive comparte su postura con respecto a reportaje de DPL News

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies