El auge de los deportes electrónicos y los videojuegos para móviles impulsan la demanda de Internet en Latinoamérica

Fabio Medina, Vicepresidente y Gerente General de América Latina de Ciena

dplnews Fabio medina ciena jb070623

Desde Candy Crush hasta League of Legends, el apetito de América Latina por los juegos en línea crece a un ritmo vertiginoso. 

Según Newzoo, más de 250 mil millones de personas jugaron videojuegos para móviles en la región en 2021, y representan alrededor de la mitad de los ingresos totales del mercado de videojuegos de América Latina. 

La industria de los deportes electrónicos de la región también ha comenzado a acelerarse en los últimos años, una tendencia acentuada por los torneos virtuales que atraen a decenas o cientos de miles de espectadores.

La participación en juegos digitales y su retransmisión en tiempo real está ejerciendo presión sobre la infraestructura de red de la región, que debe ser capaz de satisfacer la creciente demanda de servicios de Internet de alta velocidad y baja latencia. 

Los jugadores de videojuegos móviles dependen del acceso a datos celulares o WiFi para resolver misterios y forjar imperios en sus teléfonos inteligentes. 

Los jugadores de deportes electrónicos también necesitan una conectividad de banda ancha rápida y sin interrupciones para garantizar una experiencia de juego excelente y sin demoras.

El sector de las telecomunicaciones desempeña un papel clave en este mercado floreciente, ya que proporciona los enrutadores, cables, torres de telefonía móvil y todas las tecnologías de infraestructura de red que les permiten a las personas acceder a los servidores de videojuegos e interactuar con otros jugadores en todo el mundo. 

Esta infraestructura será aún más crucial en los próximos años, a medida que sigue creciendo la demanda de Internet y telefonía móvil en América Latina.

Se prevé que el uso de ancho de banda internacional en la región aumente de casi 200 Tb/s en 2022 a unos 700 Tb/s en 2026, lo que supone una tasa de crecimiento anual combinada de 36 por ciento, según TeleGeography.

El uso de Internet en América Latina está aumentando rápidamente a medida que la región aborda sus problemas de conectividad digital, que incluyen un acceso limitado a la banda ancha fija y móvil, altas tarifas de servicio y cortes de electricidad.

El aumento del acceso a Internet está contribuyendo a impulsar el auge de los videojuegos. 

Newzoo prevé que los ingresos por videojuegos para móviles en América Latina crecerán de 3 mil 500 millones de dólares en 2021 a 5 mil 100 millones en 2024. 

La industria de los deportes electrónicos también está ganando terreno, impulsada por la popularidad de videojuegos competitivos en línea como League of Legends, Dota 2 y Counter-Strike: Global Offensive

El torneo IEM Rio Major 2022, un campeonato de CS:GO celebrado por el desarrollador del juego en Río de Janeiro (Brasil), alcanzó un pico de audiencia de más de 1.4 millones de espectadores en línea en noviembre.

Tanto los deportes electrónicos como los videojuegos para móviles son más complejos e inmersivos que nunca, y exigen conexiones a Internet de alta capacidad y baja latencia para ofrecer un juego sin interrupciones. 

La latencia, el tiempo que tardan los datos en viajar de un dispositivo a un servidor y de vuelta, es un problema crucial en los deportes electrónicos, donde una demora de milisegundos puede significar la derrota a manos de un enemigo en un abrir y cerrar de ojos.

Los grandes torneos de deportes electrónicos transmitidos en directo también superan los límites de la infraestructura de red, utilizando grandes cantidades de ancho de banda y conexiones a prueba de balas para ser anfitriones de batallas virtuales y ofrecer audio y vídeo de alta definición a millones de espectadores en todo el mundo. 

El surgimiento de los videojuegos en la Nube en América Latina –incluido el lanzamiento del Xbox Cloud Gaming de Microsoft en Brasil y México en 2021– requerirá redes altamente optimizadas para soportar flujos de datos bidireccionales entre los jugadores y los centros de datos para permitir una experiencia sin interrupciones.

Los proveedores de telecomunicaciones están tomando medidas para construir redes fiables y escalables que ofrecen un mejor servicio a la creciente población de entusiastas de los videojuegos de la región. 

Las tecnologías de vanguardia pueden ayudar a aumentar la velocidad y el rendimiento. WaveLogic 6, la próxima generación de la tecnología óptica coherente de Ciena, proporciona conectividad ubicua 800G y una capacidad de longitud de onda sin precedentes de hasta 1.6 Tb/s, lo que permite a las redes suministrar cantidades masivas de ancho de banda al usuario final de una forma automatizada y flexible.

Aunque las soluciones de red innovadoras pueden mejorar la experiencia de una cohorte cada vez mayor de jugadores de computadores de escritorio, los avances en tecnología celular están preparados para impulsar el mercado de videojuegos para móviles de la región de forma más significativa. 

El despliegue del estándar inalámbrico 5G en América Latina dará lugar a descargas mucho más rápidas y tiempos de latencia más bajos que los que pueden soportar las actuales redes 3G y 4G.

Se espera que América Latina y el Caribe tengan cerca de 400 millones de conexiones 5G para 2027, frente a los 22 millones a finales de 2022, según datos de Omdia y 5G Americas

En mercados más grandes como Argentina, Brasil y México, 5G permitirá mejoras en los videojuegos para móviles que impulsarán juegos de mayor fidelidad, mejores experiencias multijugador y deportes electrónicos móviles más competitivos, predice Newzoo.

A medida que los jugadores de la región saquen sus teléfonos y enciendan sus computadores para viajar por tierras virtuales o luchar contra oleadas de secuaces, los requisitos de red de América Latina seguirán aumentando. Para el sector de las telecomunicaciones, el cual suministra el hardware, el software y las soluciones esenciales para que todo esto suceda, ¡es hora de jugar!