EE.UU. advierte al Reino Unido sobre el centro de investigación que quiere construir Huawei

Huawei afirmó que recibió un permiso de planificación para instalar una planta de investigación y desarrollo (I+D) que costará mil millones de libras (mil 200 millones de dólares) en el Reino Unido.

Inmediatamente, el anuncio despertó el rechazo de funcionarios estadounidenses, quienes dijeron que el proyecto es parte de un esfuerzo de China para expandir su influencia en Occidente.

En un comunicado enviado al Financial Times, el Departamento de Estado de EE.UU. dijo que la decisión puso en riesgo su confianza en el Reino Unido, ya que instó a sus aliados y socios a evaluar el impacto a largo plazo de permitir que compañías como Huawei “tengan acceso a información confidencial”.

“Ellos donan dinero, contratan graduados y pulen sus credenciales de relaciones públicas. Luego viene el acoso escolar, la coerción y la expansión del estado de vigilancia”, dijo el subsecretario de Estado, Keith Krach, en un tuit.

El nuevo centro británico empleará a 400 personas y se centrará en la producción de equipos ópticos utilizados en sistemas de comunicación de fibra óptica, según informó Huawei en un comunicado.

Tras reiteradas advertencias de Estados Unidos, el Reino Unido se encuentra en pleno debate en la Cámara de los Comunes, donde los rebeldes conservadores quieren rechazar la presencia de Huawei en las redes 5G.

El Vicepresidente de Huawei, Victor Zhang, dijo que la tecnología desarrollada en el nuevo centro es independiente de la que apuntan las restricciones estadounidenses, y que es “simplemente incorrecto” sugerir que su anuncio fue programado para influir en la decisión del Reino Unido.

Según el comunicado, Huawei comenzó a trabajar en el proyecto en 2017 y adquirió el sitio para el desarrollo cerca de Cambridge, a unos 70 kilómetros al norte de Londres, en 2018.