Ecuador | Cables submarinos: para qué sirven y cuántos hay

Primicias

Imagine una extensa manguera de jardín, pero reforzada con cientos de capas de plástico, cableado de acero, cobre y nailon. Así son los cables submarinos, que se hunden en los fondos de los océanos para permitir que Internet llegue a los hogares o las empresas.

Técnicamente, un cable submarino, también llamado interoceánico, “es un cable de cobre o de fibra óptica instalado sobre el lecho marino y destinado fundamentalmente a servicios de telecomunicación”, explica un informe de la Agencia de Regulación y Control de Telecomunicaciones de Ecuador (Arcotel).

Consulta más inforación aquí.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies