Digital Innovation Day | Los gobiernos tendrán un rol relevante en la digitalización de la economía: Huawei

La pandemia por Covid-19 aceleró aún más las necesidades de la transformación digital entre hogares, empresas y gobierno, que les permitieran continuar con sus actividades cotidianas. Este último tendrá un rol quizás más relevante en esta transformación, al colocar los incentivos y regulación requeridas para la adopción de tecnologías digitales.

“En la era impulsada por los datos, se espera que la clave sea la asociación entre las compañías de tecnología, el sector privado y el gobierno, conforme ingresamos a la cuarta revolución industrial y llegan las tecnologías de uso general como 5G, la Inteligencia Artificial y el Internet de las Cosas”, indicó Andrew Williamson, vicepresidente Global de Asuntos Públicos de Huawei, durante el evento Digital Innovation Day.

AtM7PLlB2d5IwPLA3RP2 lBYMET3xHamlNnSujccVl 5Myqw2HmB0g8fOljwqnqFp5RUUzqssByBqeFclhgORRPZjat8sfjafpl IRwQRTKeqWbSG73 2epoN49gFc596HNAko31=s0

Williamson indicó que ahora es indudable la importancia de la digitalización de todas las áreas de la economía y su impacto en el bienestar social. Un estudio de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) encontró que un 10 por ciento de crecimiento en la penetración de banda ancha provoca un impulso permanente de 1.5 por ciento al PIB nacional.

Se espera que nuevas tecnologías impulsadas por 5G, como la Inteligencia Artificial (IA), proveerán también un 15 por ciento, mientras que el Internet de las Cosas (IoT) contribuiría con entre 12 a 15 por ciento para 2030.

“Esta década será testigo de una expansión más fundamental de la economía totalmente digitalizada, será impulsada por nuevas tecnologías de uso general como 5G, IA y computación en la nube; esta definición amplia hará que casi todo el sector de la economía atraviese una transformación digital”, agregó.

Williamson considera que conforme avanza la digitalización se presentarán nuevas oportunidades para capturar el valor a nivel local e impulsar la productividad nacional.

El directivo resaltó el impacto de la Covid-19 en incrementar la dependencia de los diferentes sectores de la economía a banda ancha asequible y confiable. Detalló que algunos operadores reportaron hasta un crecimiento de 60 por ciento en el tráfico sobre sus redes respecto a los niveles prepandémicos.

Asimismo, destacó que hay países que ya no requieren ser convencidos de los beneficios de la digitalización y han impulsado grandes planes de inversión e incentivos para la ampliación de la infraestructura digital.

Por ejemplo, China anunció la inversión de 2.6 billones de dólares en los próximos años para construcción de infraestructura, incluyendo siete industrias prioritarias: 5G, IA, Big Data Center, Internet industrial, transporte urbano, estaciones de carga para autos eléctricos y construcción de ultra alto voltaje

Uno de los ambiciosos planes es el de Corea del Sur, que estima una inyección de hasta 103 mil millones de dólares en las industrias digital y ecológica, incluyendo ciudades digitales, vehículos eléctricos y energía sustentable.

“El caso de una economía impulsada digitalmente es a menudo convincente y creemos que el gobierno tiene un papel más importante que desempeñar que en revoluciones anteriores para ayudar a apoyar y compartir el viaje digital, donde los retornos sociales serán muy superiores a los retornos privados”, explicó Williamson.

Derivado de una colaboración con la consultora Boston Consulting Group (BCG), un estudio sobre la transformación digital encontró que existe un círculo virtuoso proveniente de la adopción tecnológica, que promueve la innovación y lleva a más adopción. En este círculo, un gobierno proactivo permite impulsar el crecimiento económico a través del empuje de la adopción digital.

Entre los requisitos para la transformación digital se encuentran la generación de escala, alta calidad de infraestructura digital y la innovación en la creación de nuevas tecnologías con impacto local, además de condiciones favorables para la Investigación y Desarrollo y el surgimiento de startups tecnológicas.

FnXl3RMhwFLi rXlOzb4OhI EOCCuyBdSVQG92ke3I5iUNt0hFRQM30 40TddqXSlsNTTHarSCuSlW6LvXPc7CIpGy1FBRZexdFom9J7XS442u5RlC97MLxhg9 GaCEs02sVWi9o=s0

Estas iniciativas gubernamentales impactan al mercado, influencian la adopción y la inversión, que lleva a mayor innovación y colaboración entre academia y el sector privado, lo que a su vez permite ampliar el alcance de la transformación a sectores más tradicionales.

Entre los países evaluados para la realización del estudio se incluyeron México y Brasil, los cuales presentan avances en sus niveles de digitalización, pero también retos en cuanto adopción digital entre pequeñas y medianas empresas (pymes), y sus niveles educativos.

En el caso de Brasil, Williamson explicó que aún existen amplias oportunidades para cerrar la brecha digital, en especial, entre los distintos niveles educativos y por edades.

Una encuesta realizada entre ejecutivos de Brasil encontró que el 36 por ciento señaló la falta de habilidades como el principal obstáculo de la digitalización, el 28 por ciento mencionó una conectividad insuficiente, el 24 por ciento la falta de una plataforma IoT y el 22 por ciento consideró que existen riesgos respecto a la administración de sus datos.

9cZI2Eoi VadRN4x3 xUV4fwIxR ibMh4xtUOcuf1 F mIaVD4Fdl50v xmxx FnavUy5QHbubcQOt5PIxAVjhv

En el caso de México, Williamson señaló que el consumidor registra uno de los mayores gastos en Internet respecto al resto de países en América Latina, pese a tener una tasa de penetración menor de comercio electrónico respecto al total del sector minorista.

Uno de los mayores retos del país, según el directivo de Huawei, se encuentra en la digitalización de sus pequeñas y medianas empresas, de modo que se les permita cerrar la brecha de productividad frente a las empresas más largas. “Cerrar esta brecha de productividad es clave para impulsar permanentemente el crecimiento económico”, agregó.

Huawei realizó algunas recomendaciones para la digitalización de las economías en la región latinoamericana, tales como cerrar la brecha digital; promover la inclusión a través de cursos como ciberseguridad y banca en línea, y el acceso a servicios gubernamentales digitales.

Indicó también que se debe impulsar el uso de herramientas digitales entre las empresas, mediante la introducción de incentivos como la reducción de tarifas cuando se usan plataformas electrónicas. Se debe impulsar la transformación digital del gobierno, que permitiría alimentar ecosistemas digitales locales.

También señaló la importancia de expandir la cobertura de la red hacia áreas rurales y remotas, en conjunto con incentivos para la inversión privada. Asimismo, se deben cerrar las brechas de las habilidades digitales y de capital humano, facilitando la transferencia de conocimiento entre academia y sector privado.

xRZwAQVWBQ3lHsoLh7x7eNTOWdWCUO8LjVc3C GpTGiUocOfJs1dPEPD5vePY4GnImvzQagLyuQlJo7PJnedtXQKrr2PAW8YDoVEEfiYSIsdnv0

“La infraestructura ha sido vital durante todas las etapas del desarrollo humano. El mundo inteligente se acerca rápidamente y la infraestructura es clave en su construcción. El mundo ahora enfrenta desafíos sin precedentes, por lo que en Huawei seguiremos enfocados y centrados en las necesidades de los usuarios y clientes, comprometidos con la innovación”, concluyó César Funes, vicepresidente de Relaciones Públicas para América Latina de Huawei.