Cuba | Trinidad: Vitalidad de las comunicaciones durante refrendo por el Código de las Familias

Escambray Ana Martha Pandés

Anoche, cuando un auto impactó contra un poste telefónico en una calle de la ciudad de Trinidad, el servicio de guardia de la Empresa de Telecomunicaciones (ETECSA) en el sureño municipio se activó de inmediato y en las primeras horas de la madrugada la avería se restableció totalmente.

Casi a modo de ejercicio demostrativo, el incidente comprobó el trabajo cohesionado para garantizar la vitalidad de las comunicaciones durante este domingo 25 de septiembre, jornada de votaciones por un código, que, ante todo, defiende el amor.

Desde el propio Consejo Electoral Municipal de Trinidad, Eduardo Pérez Sabatés, director de ETECSA en esta localidad, manifestó a Escambray que en las 92 circunscripciones se desplegó el dispositivo de las  infocomunicaciones con un plan amplio que particulariza en las estrategias para cada lugar.

En el proceso interviene la telefonía fija, la telefonía fija alternativa y teléfonos móviles con suficiente saldo para asegurar la transmisión de los datos y de los partes desde todas las instancias.

“Se previeron todas las alternativas por si falla este sistema como consecuencia de la contingencia energética, entre ellos la red de radioaficionados que posee el municipio y también de mensajeros. Los operarios se encuentran listos para intervenir ante cualquier interrupción. Se ha trabajado con mucha más experiencia porque tenemos claras las cuestiones que nos pudieran afectar y están creadas las condiciones para que no falle. Estoy convencido de que el voto será por la familia cubana, por la dignidad”, aseguró el directivo.

De acuerdo con Pérez Sabatés, toda la geografía sureña se encuentra cubierta con telefonía móvil a partir del emplazamiento de 21 radio bases; y aunque se reportan áreas más complejas, entre ellas los asentamientos de El Oro, El Cuyují, La Felicidad, Tres Palmas, Polo Viejo y El Algarrobo, algunos con escasa cobertura, no existen las llamadas zonas de silencio.

“Este proceso electoral se desarrolla con mejores condiciones de infraestructura, pues contamos con seis centrales telefónicas fijas en poblados como Caracusey, Pitajones, las Comunidades 21, 22 y 23 donde se encuentran instalados teléfonos públicos inalámbricos. Por tanto, las vulnerabilidades son mínimas”, concluyó el directivo.