Crisis de OpenAI llega a su fin con el rápido regreso de Sam Altman como CEO

Sam Altman regresa a su trono como director Ejecutivo de la empresa protagonista del boom de la Inteligencia Artificial. La Junta Directiva que intentó derrocarlo se disuelve para dar paso a una nueva gobernanza.

Sam Altman recuperó su puesto como Director Ejecutivo de OpenAI, tras haber sido despedido el pasado viernes por la Junta Directiva. La crisis llegó a su fin luego de cinco días de caos, confusión, amenazas de un éxodo de trabajadores y presión por parte de los inversionistas.

En un comunicado compartido en la red social X por la firma de Inteligencia Artificial (IA) creadora de ChatGPT, se dio a conocer que se logró cerrar un acuerdo para que Sam Altman regrese a liderar la compañía junto con una nueva Junta Directiva inicial que estará conformada por algunos personajes relevantes de Silicon Valley.

“Cuando decidí unirme a Microsoft en la tarde del domingo, estaba claro que ese era el mejor camino para mí y el equipo. Con la nueva Junta y con el apoyo de Satya, estoy deseando volver a OpenAI para seguir construyendo con nuestro gran acuerdo con Microsoft”, compartió Sam Altman en X (Twitter).

Entre los nuevos integrantes de la Junta Directiva de OpenAI se encuentran Bret Taylor, que fue director de Salesforce y presidente de la Junta Directiva de Twitter. También está Larry Summers, quien ocupó el cargo de secretario del Tesoro de Estados Unidos durante la administración de Bill Clinton.

La reestructuración de la Junta Directiva que intentó deshacerse de Altman fue determinante para su retorno y una de las principales exigencias de la carta abierta publicada por los 770 trabajadores de la organización que amenazaron con dimitir.

Sin embargo, el único miembro de la Junta anterior que sobrevivió fue Adam D’Angelo, uno de los responsables de despedir a Altman. De acuerdo con fuentes consultadas por The Verge, D’Angelo permanecerá para darle continuidad y representación a los miembros de la extinta mesa de accionistas.

El informe indica que esta pequeña Junta inicial se encargará de crear una nueva mesa directiva oficial conformada por nueve personas, entre los que se espera se incluya a miembros de Microsoft, quienes asumirán el reto de restablecer la gobernanza de OpenAI.

Todos los actores de este melodrama se mostraron contentos respecto al retorno del rey de la empresa estrella en Inteligencia Artificial, incluyendo al fugaz director interino, Emmett Shear, quien fue asignado por la Junta para reemplazar a la anterior directora interina, Mira Murati, en menos de 24 horas. “Me alegro de haber sido parte de la solución”, señaló Shear en X.

Greg Brockman también compartió su entusiasmo por volver a la empresa que ayudó a fundar en 2015, con una foto en donde se muestra a parte del equipo de OpenAI. Brockman retomará su puesto como presidente de la Junta Directiva, tras renunciar como protesta por el despido de Altman.

Por su parte, el Director Ejecutivo de Microsoft, Satya Nadella, dijo que estaba complacido con los cambios en el tablero de OpenAI. “Creemos que este es un primer paso en el camino hacia una gobernanza más estable, mejor informada y eficaz”.

No obstante, el drama de OpenAI puede tener una segunda parte, ya que los informes mencionan que es posible que se inicien investigaciones por parte de una firma de abogados externa para determinar lo que pasó para el inicio de esta crisis.