Costo de compartición de infraestructura disminuyó 78% en Colombia: CRC

La reducción de topes tarifarios para el acceso a infraestructura del sector eléctrico ha provocado una disminución en los costos de los acuerdos con el sector telco y negociaciones más ágiles, según un estudio de la CRC.

A tres años de las medidas adoptadas para el acceso compartido a infraestructura del sector eléctrico, los costos para los operadores de telecomunicaciones se han reducido hasta un 78.7 por ciento en Colombia, revela la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC).

La CRC hizo una evaluación de los resultados que se han obtenido hasta ahora tras la implementación de la resolución 5890 de 2020, mediante la cual se fijó un nuevo esquema de remuneración por la compartición de infraestructura entre el sector eléctrico y el telco.

El análisis del organismo muestra que las empresas telco tuvieron mejores condiciones de acceso a postes, ductos y torres del sector eléctrico a partir de la entrada en vigor de la resolución.

Además, luego de la actualización normativa se presentaron 29 nuevos acuerdos de compartición de infraestructura eléctrica, los cuales la CRC atribuye a las medidas regulatorias para establecer mejores tarifas.

Con la resolución 5890, la Comisión definió topes tarifarios mensuales con base en el potencial de los elementos de infraestructura eléctrica, y no en el uso que hagan los proveedores de telecomunicaciones.

Esto, en la práctica, significa que los límites tarifarios buscan que la remuneración por el acceso compartido sea más justa y adecuada para ambas partes, y que incorpore los valores de reposición o inversión para la industria eléctrica.

Te puede interesar: Colombia reduce topes tarifarios para uso de infraestructura eléctrica por parte del sector telecom

De acuerdo con el análisis de la CRC, los costos para los diferentes componentes de infraestructura decrecieron de la siguiente forma:

  • El promedio de costos para los postes bajó 73.37 por ciento.
  • El valor promedio de los acuerdos que incluyen postes y torres disminuyó 8.67 por ciento.
  • El costo máximo de los acuerdos de postes y torres bajó 22.27 puntos, respecto a la dinámica previa a la resolución.
  • Los costos promedio de acceso a ductos se redujeron 51.88 por ciento entre 2019 y 2020.

Por eso, la Comisión concluye que la regulación “tuvo efectos positivos sobre los costos medios de compartición de cada uno de los elementos de infraestructura eléctrica, disminuyendo en general los valores medios y máximos luego de su entrada en vigor”.

Los beneficios no sólo se observan en el sector de telecomunicaciones sino también en el eléctrico.

Como parte de su evaluación, la CRC consultó a 17 empresas del sector eléctrico y a  11 proveedores de servicios de telecomunicaciones, como la telefonía y la banda ancha.

Casi 82 por ciento de las telcos y 59 por ciento de los proveedores de infraestructura eléctrica consideran que la resolución facilitó la definición del valor de remuneración por compartición de infraestructura eléctrica.

Asimismo, todas las telcos y 80 por ciento de las empresas de energía eléctrica perciben que con la nueva normativa existen menos elementos de discusión para la definición del valor de cobro por compartición.

Por esa razón, ahora toma a los actores menos tiempo la negociación de los acuerdos, donde establecen las condiciones de acceso a elementos de infraestructura y los pagos que se deben realizar.

También lee: 7 alternativas para eliminar barreras a la compartición de infraestructura en Colombia

Un 70 por ciento de los proveedores eléctricos y el 100 por ciento de las empresas de telecomunicaciones consideran que fijar el valor de la compartición ya es más ágil y rápido, en comparación con el contexto antes antes de 2020.

La CRC también pretendía que su normativa en la materia promoviera un mayor desarrollo de los servicios de Internet fijo, especialmente en municipios desatendidos, dado que las empresas de telecomunicaciones necesitan la infraestructura para expandir sus redes.

Al respecto, el organismo encontró que la resolución 5890 logró incentivar la reducción de entre el 6 y 7 por ciento en el IHH ―un índice empleado para medir la concentración económica de un mercado― en 524 municipios con un bajo desempeño en servicios fijos.

“Esto indica que, aunque el efecto de la resolución no se evidenció en el total de municipios del país, sí influyó sobre el clúster que agrupa la mayor cantidad de municipios mejorando el indicador de concentración en estos”.

Sobre la penetración de Internet fijo en los municipios, la CRC señaló que la normativa de compartición de infraestructura generó un impacto positivo inmediato en aquellos municipios con desempeño de servicios más alto.

En contraste, en los municipios con desempeños bajo y limitado se observó una reducción en la penetración de Internet. La CRC proyecta que el choque negativo puede estar relacionado con el cambio en el dato anual de la cantidad de hogares conectados, que genera una reducción en la penetración.