Cornershop se estrena en Uber Eats, pero aún espera autorización en México

El CEO Itzel Castañares

Uber estrenó su alianza con Cornershop en ciudades de Brasil, Chile, Colombia, Perú, Canadá y planea hacer lo mismo en Estados Unidos durante este mes, mientras espera autorización en México.

La estrategia incluye 11 ciudades brasileñas, cuatro chilenas, dos canadienses, Bogotá y Lima, donde se podrá pedir abarrotes a tiendas locales y cadenas a través de la aplicación Uber Eats, informó la compañía en un comunicado este martes.

El lanzamiento en las ciudades estadounidenses está previsto para julio, comenzando con firmas regionales en Miami y Dallas, dijo una portavoz de Uber.

Orgulloso de ver la experiencia de Cornershop y Uber tomando forma con el lanzamiento de entrega de comestibles en Uber y Uber Eats. Encantados de asociarnos con el equipo de Cornershop para ayudarlo a obtener lo que necesita, cuando lo necesita, escribió Dara Khosrowshahi, director general de Uber en Twitter.

La alianza entre Uber y Cornershop en México aún espera la resolución por parte de la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) para concretarse.

El 21 de mayo, un tribunal especializado otorgó la competencia sobre la concentración entre estos dos servicios por app a la Cofece, luego de que el Instituto Federal de Telecomunicaciones reclamara la competencia en el asunto.

Sin embargo, el aval para la fusión puede tardar entre entre seis y nueve meses.

Este escenario amenaza con sumar mayor presión a la situación de la startup chilena en cuanto a capital para seguir subsistiendo.

Antes de que se resolviera el asunto, una fuente cercana en condición de anonimato dijo a EL CEO que mientras más tiempo pasara sin resolverse la competencia en la concentración, mayor era el riesgo de agotarse el capital disponible.

La ofensiva de Uber en el sector del reparto de abarrotes llega en un momento en que su negocio de traslados en auto está bajo presión en todo el mundo, ya que las restricciones por el coronavirus están manteniendo a los pasajeros en casa.

Al mismo tiempo, el negocio Uber Eats de entrega de pedidos de restaurantes ha experimentado un aumento de la demanda durante la pandemia, con un alza de más del 100% en las órdenes de comida en el segundo trimestre.

Uber anunció el lunes la compra de Postmates por 2,650 millones de dólares, para aumentar de forma significativa el negocio del suministro diario de bienes, incluidos los abarrotes.