Conectar escuelas públicas en Brasil cuesta hasta 2 mil 215 mdd

Ler em português

Brasil tiene 35 mil escuelas públicas sin acceso a Internet, ya sea porque están en áreas sin cobertura (22 mil), porque no tienen contratado un plan de conectividad (15.6 mil) o porque las instituciones están ubicadas en lugares sin energía eléctrica (5.4 mil). La mayoría de estas escuelas se encuentran en las regiones del noreste y norte y en las zonas rurales.

El estudio también mostró que, de las 104 mil escuelas públicas conectadas, el 50 por ciento no utiliza Internet para uso pedagógico o estudiantil. Una de las razones de esto es la baja velocidad de conexión y, aunque todos los colegios quisieran contratar Internet de alta velocidad, el 25 por ciento de ellos no tienen oferta en el municipio.

Los datos son del Estudio de Conectividad de las Escuelas Públicas, de MegaEdu, una organización sin fines de lucro. El documento detalló las condiciones de infraestructura de las instituciones del país, determinó cuál sería la tecnología ideal para llevar Internet con la velocidad adecuada a las escuelas y el costo de este proyecto.

Lea también: Conectividad en escuelas mejoraría el PIB y la calidad educativa

Tecnología ideal

La investigación determina como velocidad de calidad el equivalente a 1 Mega por estudiante para garantizar el uso pedagógico en el aula. Por ejemplo, si una escuela tiene 100 estudiantes en el turno más grande, debe tener una velocidad de al menos 100 Mbps.

Por lo tanto, la mejor tecnología para brindar este tipo de conectividad es la fibra óptica, por su velocidad, estabilidad y menor obsolescencia en relación a otras tecnologías, como el cable metálico. Además, la fibra tiene escalabilidad, ya que compartir la red no disminuye el rendimiento (tasa de transferencia de datos individual) y tiene un bajo costo de mantenimiento.

Costo

Sabiendo que la fibra es ideal para llevar Internet a las escuelas, el estudio dividió las instituciones en localidades con tecnología de fibra y localidades sin cobertura de fibra, de las cuales 8 mil 300 escuelas están en una región con retorno económico en menos de 30 meses y 46 mil están en una región con un retorno financiero de más de 30 meses.

La entidad argumenta que los incentivos económicos deben ser dirigidos para atender las 46 mil escuelas en lugares de bajo interés de los operadores, y para eso, es necesario invertir entre 9 y 11 mil millones de reales (2 mil 215 millones de dólares) en infraestructura entre 2022 y 2025 para conectar las escuelas con fibra óptica.

Además, el costo anual de mantenimiento de los planes de Internet oscila entre 220 y 230 millones de reales (46 millones de dólares).

Relacionado: Brasil | Grupo mapea escuelas que deberán ser conectadas

Sólo 5 mil 400 instituciones desconectadas necesitan conexión con tecnología alternativa porque la fibra es técnicamente inviable. Para estas escuelas, la conexión satelital costaría de 8 a 36 millones de reales en instalación y equipamiento y otros 12 millones a 54 millones de reales por año para financiar los planes.

Beneficios

Según MegaEdu, la conectividad crea oportunidades que aprovechan la educación tradicional porque personaliza la experiencia de aprendizaje, aumenta el alcance de los mejores instructores y contenidos, permite nuevos modelos de aprendizaje efectivos, entre otros beneficios.

Estas ventajas se hicieron aún más evidentes durante la pandemia. En 2020, por ejemplo, el 99.3 por ciento de las instituciones educativas suspendió las actividades presenciales y, para continuar las actividades, el 77.4 por ciento de las escuelas públicas puso a disposición materiales en Internet y el 90.2 por ciento de las escuelas privadas hizo lo mismo.