Comisión australiana advierte a NBN que no debe discriminar a proveedores minoristas en sus ofertas

La ACCC determinó que la estatal de banda ancha tuvo conductas que podrían dañar la competencia al favorecer a participantes más grandes.

La Comisión Australiana de la Competencia y el Consumidor (ACCC, por sus siglas en inglés) advirtió a NBN Co, la estatal que opera la Red Nacional de Banda Ancha del país, que tiene prohibido discriminar a proveedores de servicios minoristas en el suministro de infraestructura.

NBN Co admitió que no cuenta con los procesos adecuados para garantizar la transparencia y no discriminación para no distorsionar la competencia, al favorecer a los proveedores más grandes. Así que se comprometió con la Comisión a tomar medidas al respecto.

En junio del año pasado, la estatal lanzó nuevos productos y servicios al por mayor diseñados para compañías que suministran servicios a otras entidades, pero algunos de estos pueden servir a proveedores más pequeños para ofrecer otros servicios como la fibra.

Hasta ahora, la ACCC no ha identificado que la conducta de NBN haya tenido efectos negativos; por el contrario, se ha mejorado la competencia, pero para evitar que exista un daño específico ordenó garantizar que “todos los buscadores de acceso puedan competir en igualdad de condiciones en el futuro”.

La estatal de banda ancha también informará a sus clientes sobre sus servicios y productos al mismo tiempo. La Comisión monitoreará su comportamiento y, de ser necesario, podría tomar acciones más duras.

Días atrás, la ACCC publicó un proyecto para mejorar los estándares de servicio mayorista que presta NBN Co. El eje central es que la compañía tendrá que reembolsar a los clientes, que a su vez repondrán a los usuarios finales, cuando haya conexiones tardías, fallas no resueltas y citas de atención técnica perdidas.