Colombia | Políticas de regulación innovadora conforman agenda CRC 2022-2026

Durante el Fiber Connect Latam 2022 que se llevó a cabo en Bogotá, Colombia, la directora de la Comisión de Regulación de Comunicaciones (CRC), Paola Bonilla, destacó la importancia de crear una política de regulación innovadora en el país y la región para responder a las necesidades de cada uno de los actores del entorno.

En este sentido, mencionó los cinco pilares que contiene la Agenda Regulatoria 2022-2026 y que funcionan como un derrotero para llevar a cabo las acciones del regulador y de los operadores para los próximos años.

  1. Innovación: el uso de herramientas innovadoras y mecanismos alternativos para expedir regulaciones.
  2. Agenda: define una serie de actividades estratégicas, alineadas con la evolución del entorno digital, la maximización del bienestar social, el fomento a la competencia y la promoción de los sectores de comunicaciones y audiovisual.
  3. Simplificación: revisión constante de las normativas que rigen a los sectores, con el fin de eliminar o modificar aquellas que no funcionen o representen cargas para los operadores.
Lee también: Se debe optimizar el espectro en Colombia y darle un valor adecuado: Paola Bonilla
  1. Conocimiento del ecosistema: elaboración de bases de datos, estudios y monitoreo para contar con información actualizada sobre cómo funciona el ecosistema, identificar tendencias y nuevos modelos de negocio, y desarrollar una visión prospectiva sobre ciudadanía, operadores y ecosistema en general.
  2. Análisis de impacto normativo: para guiar la toma de decisiones en materia de regulación o políticas públicas. Consiste en analizar, desde un punto de vista técnico, si es necesario intervenir en la economía y la sociedad a través de las normativas antes de adoptarlas, y después examinar los efectos y resultados de las reglas que hayan sido expedidas.

Al cierre de su intervención, Bonilla reiteró el compromiso de la CRC por modernizarse y seguir implementando herramientas que abonen el ecosistema regulatorio y brinden garantías al regulado, facilitando el camino para tener mayor despliegue.

“Los beneficios de consolidar una política de mejora regulatoria son múltiples, pero en general han posicionado a la CRC como líder en la región; crea un entorno transparente para todos, facilita el entendimiento de la regulación, incentiva la mejora continua y promueve el uso de herramientas innovadoras en el diseño de la regulación, lo que al final garantiza un mejor ecosistema digital en el país”, concluyó Bonilla.