miércoles, junio 22, 2022
HomeREDES5GCódigo abierto transformará a las empresas de telecomunicaciones en la era 5G:...

Código abierto transformará a las empresas de telecomunicaciones en la era 5G: Red Hat

En entrevista con DPL News, ejecutivos de la división telco de Red Hat Latinoamérica expusieron que la industria de telecomunicaciones evolucionará de un ecosistema cerrado, con un solo proveedor, hacia uno abierto, con múltiples proveedores, y el software les permitirá a los operadores ahorrar costos y ser más competitivos en la era 5G.

-

En la actualidad, todas las industrias del mundo experimentan la transición de una estructura vertical hacia una organización más horizontal gracias a la digitalización, y las telecomunicaciones, en la era 5G, no son la excepción.

Red Hat considera que las soluciones de software de código abierto pueden transformar los negocios, pero sobre todo la cultura, de los operadores de telecomunicaciones en América Latina durante el proceso de implementación de 5G en la región. 

Los ejecutivos de la compañía estadounidense advierten que el mundo atraviesa la  transición de un modelo cerrado a uno más abierto gracias a la innovación tecnológica y el software, y las industrias y empresas que no se adapten a este nuevo modelo van a quedarse rezagadas en su viaje de transformación digital, además de perder competitividad para afrontar los desafíos contemporáneos.

Así lo explicaron el Jefe de Tecnología, Medios y Entretenimiento (TME), Alejandro Raffaele, y el Director de Desarrollo de Negocio de TME, Juan Carlos Zerón, de Red Hat Latinoamérica, en entrevista exclusiva con DPL News en la Ciudad de México.

Ambos auguran que algunos procesos serán inevitables, como el hecho de que las compañías de telecomunicaciones van a pasar de un modelo full stack, con un solo proveedor, a uno open stack, con múltiples proveedores. Y coinciden en que los mayores casos de uso con el advenimiento de 5G estarán en el lado corporativo, en el sector B2B.

Lee también: El código abierto impulsa la transformación digital: Red Hat

Innovación a través del código abierto

“Cuando escuches open source, lo que tienes que traer a la mente es innovación”, comenta Zerón. “Hay un millón de proyectos de open source, es mucha gente que está pensando, trabajando en algo relacionado con cómo mejorar un proceso, una actividad, una acción. Eso es innovación. Y Red Hat lo que hace es que trabaja con esas comunidades, identifica cuáles son esos proyectos y de ahí salieron OpenStack y OpenShift”, agrega.

Lee también: Red Hat actualiza la experiencia del desarrollador en su cartera OpenShift 

Zerón asegura que “la  mayor promesa de la transformación digital es la agilidad, esa capacidad permanente de adaptarse al cambio. En estos caminos de adopción ayudamos a que la gente empiece a cambiar su pensamiento a través de prácticas abiertas, que vienen de los ambientes de desarrollo de las comunidades”, entre los que cita DevOps y Design thinking.

El director de Soluciones TME de Red Hat Latam augura que, en América Latina, 5G traerá  muchas más oportunidades de ingresos gracias a nuevos casos de uso y modelos de negocio, como las redes privadas.

“Vamos a ir viendo modelos flexibles, más orientados al software, que van a permitir diferentes combinaciones que antes eran muy limitadas”, explica Zerón. “Una de ellas son las redes privadas, en donde puede ser que la misma empresa sea la dueña, compre la tecnología y la quiera operar, y la licencia sea abierta. Ahora un cliente corporativo va a poder tener su propia red privada con todas esas capacidades para el propósito específico de su negocio y su industria”, complementa.

“La siguiente industria que empezaba a ver eso como un peligro era la de telecomunicaciones, y justo en ese momento se produjo la aparición de 5G como tecnología”, advierte, por su parte, Alejandro Raffaele.

Transformación tecnológica en América Latina: evolución a 5G

En la actualidad, la cobertura de la red 5G en América Latina se encuentra por debajo del 3 por ciento de las conexiones móviles y, en el caso de México, la GSMA proyecta que hacia 2025 la quinta generación móvil abarcará al 12 por ciento de los usuarios conectados a redes 4G en la actualidad.

Latinoamérica está atrasada –explica Raffaele–: por distintas circunstancias está un poco más lenta la adopción de tecnologías 5G en la región, pero tiene que ver con los procesos y el tiempo”.

Sin embargo, aclara que “ese retraso no es malo, sino es bueno que esté retrasada, ya que va a traer casos de uso más concretos”. Cuenta que una ventaja es que muchas de las regiones de los países más grandes –como Brasil, México y Argentina– que sólo cuentan con cobertura 2G ó 3G, podrán hacer un leapfrog tecnológico y saltar directamente a 5G sin pasar por 4G, por eso es que los operadores definen su adopción de todo esto basado en múltiples factores: económicos, tecnológicos y operativos.

Actualmente, la industria de telecomunicaciones está transitando de un modelo de un solo proveedor hacia otro con múltiples proveedores, en un ecosistema abierto y multinube

El estudio El estado del open source empresarial, comisionado por Red Hat, reveló que el 95 por ciento del sector de las telecomunicaciones utiliza el código abierto.

Para los ejecutivos de la división TME, los operadores van a transitar de ser empresas de telecomunicaciones a empresas de contenidos. Raffaele está convencido de que la fidelización de sus clientes ya no va a pasar por una línea telefónica, sino por los beneficios y el contenido que les ofrezcan a los usuarios.

Mientras que Zerón agrega que, en la era 5G, además de la conectividad, los operadores podrán agregar valor a través de servicios de plataforma y aplicativos y soluciones verticales para industrias como la manufactura, la agricultura o la salud. 5G trae capacidades nuevas que se esperan explotar a través de nuevos servicios principalmente a los clientes corporativos”, pronostica.

La aplicación más importante de 5G va a ser en el mundo B2B –detalla Raffaele–: las empresas de telecomunicaciones le van a dar servicios a otras empresas de manufactura y telemedicina, y se va viendo que hay ventajas tecnológicas con 5G”.

Relacionado: Ciudades inteligentes, la gran oportunidad para la digitalización en América Latina: Cepal

“Donde se va a ver una gran evolución va a ser en ciudades digitales, en servicios que tienen que ver con el soporte de hospitales, medicinas, sensores, carros autoguiados, hay un montón de cosas que con 5G la implementación es más simple”, complementa.

En México ya hay avances de 5G. Estamos trabajando con los principales operadores, que tienen su propio análisis, para ver cómo contribuimos en su proceso de transformación. Detrás del telón estamos los que ayudamos a crear la infraestructura, algunos ya están convencidos de que las plataformas abiertas son el camino; ahora les ayudamos a cómo evaluarla para introducirla, cómo habilitar a su organización y ayudarlos a la transformación de la cultura”.

Cambio organizacional

El jefe de TME para Latinoamérica cuenta que el mundo transita a una etapa en la que todo estará definido por software: “La industria ha empezado a entender que, a través de herramientas de software y con el advenimiento de una nueva tecnología como 5G, había una oportunidad de cambiar la organización, de evolucionar hacia un mundo más definido por software que por hardware.

“Antes eran tecnologías muy cerradas, monolíticas, muy especializadas y provistas por sólo tres o cuatro oferentes de tecnología. Con el tiempo, el software y el hardware se han venido desacoplando. El mundo hoy básicamente es regulado por software, todo es software”, explica Zerón, y agrega que los clientes “van a tener acceso a múltiples posibilidades que antes estaban limitadas y tenían connotaciones tecnológicas, estratégicas y económicas”.

Nuestro rol como compañía de tecnología es transformar; nosotros no vendemos tecnología, transformamos a las empresas de telecomunicaciones.”, complementa Raffaele, quien explica que la inversión en 4G aún está a medio camino.

El mundo hoy básicamente es regulado por software, todo es software

“A mí lo que más me fascina es este paso que tienen que dar las empresas de telecomunicaciones es la transformación de la gente que está en las empresas, cómo entrenarlos, habilitarlos, hacerlos que puedan sentirse dueños del proceso de transformación”.

“El aspecto más importante de lo que nosotros traemos a la industria es la visión de transformación de organización y cultural, porque las empresas de telecomunicaciones necesitan evolucionar sus modelos de negocio”, explica Raffaele.

Relacionado: Sin un cambio cultural, la transformación digital no es efectiva: Red Hat

Y agrega que ese siempre es un proceso top-down, es decir,  tiene que haber una clara y profunda decisión de liderazgo. “El liderazgo aquí estoy hablando del CEO de la compañía o de la empresa o del proveedor, para abajo, porque evidentemente la pieza más difícil de evolucionar en cualquier mundo de tecnología es el ser humano”, explica.

Transformación digital: de las empresas de telecomunicaciones

“Los avances de las nuevas tecnologías tienen mucho que ver con las partes regulatorias. Los gobiernos de los países tienen que promover desde la licitación de las bandas hasta la implementación”, explica Alejandro Raffaele.

“En Latinoamérica, por diferentes razones, los gobiernos evalúan si quieren un proceso que les llene a ellos la bolsa en la parte económica o apoya el desarrollo del país”, dice, por su parte, Juan Carlos Zerón.

“Si no hay una licencia, un permiso, una concesión, que a su vez habilite esos nuevos casos de uso de 5G, para qué entonces vas a decir que empiezas a lanzar 5G si no tienes esas capacidades que te va a dar el nuevo espectro, que son las bandas milimétricas (mmWave), de mayor frecuencia, para poder dar servicios de menor latencia”, agrega.

En América Latina hay una claridad respecto a la evolución, añade y aclara que “todavía el cómo hacerla en algunos operadores está en proceso de definición”.

“Todas las empresas, con mayor o menor esfuerzo, están viendo cómo hacen ese camino en los próximos dos años, que es el periodo en que transcurrirá esta readaptación, que también implica la transformación de la gente que está en las empresas, cómo entrenarlos, habilitarlos, hacerlos que puedan sentirse dueños del proceso de transformación”.

“Esa evolución nos va a traer como consumidores, ciudadanos y empresas mejores condiciones para integrarnos a la economía digital”, reafirma Zerón. “Las organizaciones tienen que aprender a trabajar de una manera diferente con tecnología abierta. La mejor forma de tomar provecho de las tecnologías abiertas es con una organización abierta”, sentencia.

“Y eso puede ser que utilizando nuestra tecnología OpenShift, que te da las capacidades de desarrollo de productos o de implementación de cargas de trabajo, formas un equipo heterogéneo, un equipo interdisciplinario, donde tienes conocimiento tecnológico, de marketing, de ventas, de proyecto, y todos ellos unidos, siguiendo ese tipo de metodologías, explotando a su máxima expresión esta tecnología y produciendo un entregable de negocio, que podría ser una aplicación con nuevas capacidades o un nuevo servicio a un cliente corporativo en un vertical”, explica.

“Lo importante es que el operador hoy pueda tener muchas más posibilidades de generar revenues y para poder pagar esas grandes inversiones en infraestructura y espectro”, agrega Zerón.

“Las organizaciones en las telcos típicamente son piramidales y eran bastante rígidas; paulatinamente esas organizaciones van adoptando una visión más horizontal, menos jerárquica, por decirlo de alguna manera, y la tecnología de software que nosotros proponemos es así: es democrática”, explica Raffaele.

“Ahora las nuevas tecnologías son cada vez más abiertas, es más software, menos hardware especializado, o propietario, y eso hace que se empiece a democratizar todo este ambiente porque más empresas, más emprendedores, más creativos, más innovadores pueden entrar en un ecosistema abierto”, concluye, por su parte, Zerón.

Inversión en telecomunicaciones

La percepción es unánime: pese a toda la volatilidad política y los problemas económicos que atraviesa la región, la inversión en telecomunicaciones continuará en América Latina.

“Los operadores dicen que la inversión va a seguir adelante, porque todos ellos están convencidos de que el consumo y el uso de las tecnologías no se van a detener independientemente del contexto político o económico de los países”

Alejandro Raffaele

Durante su gira por América Latina, en la que visitó países como Argentina, Chile, Brasil y México, el jefe de TME de Red Hat Latam constató in situ que el espíritu del operador es seguir con inversiones, por lo que el hecho está dado y las únicas interrogantes es cuánto y en qué tiempo, es decir, la velocidad de las inversiones.

Sin embargo, Raffaele explica que una telco tiene claramente dos grandes áreas: la parte de IT tradicional y la parte de red. La primera sí puede actualizarse mediante software, pero la segunda sí requiere una inversión en campo, con las antenas, y a nivel tecnológico.

“Hoy la gran decisión que tiene que tomar una empresa de telecomunicaciones está muy clara respecto a la red 5G”, agrega. “Es una decisión súper estratégica y por eso tienen tantas dudas: o vuelven a comprar un full stack de uno de los cuatro proveedores, que es la alternativa conocida, o hacen una transición a 5G con tecnologías de hardware estándar, software, y a partir de ahí sí se ahorran costos”, explica.

Alejandro Raffaele advierte que aquellas empresas que ahora adopten una tecnología vieja o propietaria, en la próxima evolución van a tener que volver a invertir en otra tecnología propietaria. “Si ellos se animan a pasar por el dolor que es una tecnología horizontal, cuando venga 6G, lo más probable que ocurra es que va a ser un cambio de software, o una evolución en las tecnologías softline, la parte blanda, que es lo que pasa hoy con IT”, aclara.

Finalmente señala que el problema que hay es que la inversión de 4G todavía no tuvo el retorno y apenas está a mitad de camino en América Latina, lo que hace que sean más cautos a la hora de invertir en nuevas tecnologías.

La propuesta de Red Hat en ese sentido es que las empresas empiecen con componentes externos al core y hacerlo mediante un proceso, no a través de un big bang, porque así no funciona la evolución tecnológica para el mundo del software de código abierto, sino a partir de un caso, de valor de negocio, de costo, flexibilidad, ir avanzando en las etapas paulatinamente.

Y el punto final del camino de adopción es el de la Nube nativa, que la proveedora de software considera el ambiente más eficiente, ya que va a habilitar una estrategia de multinube híbrida, capacidad 5G, ambientes de aplicaciones, ambientes de contenedores y Kubernetes.

“Esos pequeños microservicios demandados en gran escala como son el día de hoy los servicios que ofrece un proveedor de Nube, toda esa referencia y enseñanza es la que está convergiendo en los operadores de telecomunicaciones: 5G, Nube, Contenedores, Microservicios y la arquitectura para gestionar todos estos microservicios basados en contenedores son los Kubernetes”, concluye Zerón.

La batalla por el espectro

Sobre la batalla que se libra actualmente en la región respecto al destino de la banda de 6 GHz, Raffaele explica que “Red Hat es totalmente agnóstico a la banda, porque eso es un tema de tecnologías de acceso y transporte. Nosotros no estamos ahí, estamos en qué pasa con el dato, y puedes llamar dato a cualquier cosa que sea analógica o digital, que entra por un teléfono y que pasa dentro de la tecnología de información, nosotros estamos adentro”.

- Advertisment -

Publicidad