CMR-23, construyendo el futuro de las telecomunicaciones

image 3

“El futuro pertenece a quienes pueden imaginarlo, diseñarlo y ejecutarlo. El futuro no espera. El futuro se puede diseñar y construir hoy”, ésta es una de las tres citas del S.E. Jeque Mohammad Bin Rashid Al Maktoum, que el artista Mattar Bin Lahej transformó en la caligrafía emblemática del Museo del Futuro en Dubai.[1]

El arte es fuente de inspiración de la vida y motor de ella. Pensar en un mejor futuro es algo que inspira cuando estás en Dubai por cuatro semanas para ser parte de la Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones 2023 (CMR-23) de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

La CMR revisa el Tratado Internacional que rige el uso del espectro radioeléctrico y de las posiciones orbitales, el Reglamento de Radiocomunicaciones (RR-UIT).[2]

La CMR es la conferencia más importante de las telecomunicaciones y se realiza cada cuatro años, culminando un ciclo de trabajo que arrancó con la CMR anterior y en la que se proyecta el trabajo para los siguientes cuatro y ocho años.

Durante 4 semanas, más de 3,900 delegados de 163 países[3] nos reunimos para discutir y acordar una compleja agenda de trabajo de 27 temas principales y hasta 61 subtemas, que define el rumbo para el desarrollo de las radiocomunicaciones y cuyo resultado se refleja en las Actas Finales provisionales de la CMR-23.[4]

Participación de México en la CMR-23 y el rol de los organismos regionales

Es claro que no se puede estar en todos los temas, por eso sólo los países que cuentan con suficiente capacidad pueden cubrir los de mayor interés para sus países.

En el caso de México, la delegación fue encabezada por las secretarías de Relaciones Exteriores y de Infraestructura Comunicaciones y Transportes (SICT), así como por el liderazgo técnico del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT).

Sin duda alguna, el IFT tuvo un destacado y reconocido desempeño técnico y de negociación en la CMR-23, resultado de contar con expertos estudiosos de cada uno de los temas, lo que permite que México esté bien posicionado hacia el futuro de las telecomunicaciones.

Asimismo, destaca el rol de laComisión Interamericana de Telecomunicaciones (Citel), organismo que agrupa los países de la Organización de Estados Americanos (OEA), el cual fue fundamental en las negociaciones con los otros 5 organismos regionales del mundo.[5]

Es de señalar que los trabajos de la Citel para la CMR-23 fueron presididos por Víctor Manuel Martínez del IFT, quien fue clave para lograr acuerdos. Ello porque una de las formas para generar consenso en la CMR son las consultas que se tienen en reuniones inter regionales cuyos acuerdos son fundamentales para impulsar la toma de decisiones de todos los países.

Negociaciones complejas

Las decisiones en la CMR se basan en lograr consenso. Entender los diferentes puntos de vista es fundamental para encontrar rutas para negociar y formar acuerdos.

Para alcanzar una decisión en la CMR no se vota ni se busca que todos estén de acuerdo. En las negociaciones más complejas se gana una parte tras ceder en otra, por ello en estos casos se buscan soluciones en las cuales todos terminan “equally unhappy”,[6] pero logran avanzar. Para ilustrar este punto veamos algunos de los casos más complejos de esta CMR-23.

Uno de los resultados más esperados de la CMR-23 es la identificación de más espectro para IMT. En este caso, el resultado fueron las bandas de frecuencias de 3,300-3,400 MHz, 3,600-3,800 MHz, 4,800-4,990 MHz y 6,425-7,125 MHz.

Por cierto, el 1 de diciembre la UIT publicó el nuevo marco de referencia para el desarrollo de estándares para 6G,[7] la siguiente generación de IMT, lo que contribuyó a impulsar la idea de la necesidad de más espectro para IMT.

Estas bandas son aprovechables para México, salvo porla de 3,700 a 3,800 MHz. La banda 6,425-7,125 MHz (parte superior de la banda de 6 GHz) fue objeto de una intensa discusión en cuanto al alcance de este punto de la Orden del Día de la CMR-23, así como en los parámetros para garantizar la protección a los servicios existentes.

México había propuesto el estudio de esta banda como un tema de la CMR-27 para la Región 2 (América). Brasil también era de la misma idea, pues, no obstante que su país ha declarado esta banda como de uso libre, no estaban a favor de que se les limitara la posibilidad de estudiar la banda para IMT. Sin embargo, esta posición no fue apoyada para ser parte de los temas a desarrollar para la CMR-27.

No obstante que los estudios realizados en cuatro años para la banda de 6,425-7,025 MHz fueron sólo para la Región 1, tanto México como Brasil decidieron agregarse en la nota de pie de página 5.6C12 para usar esta banda para IMT.

Sin embargo, dada esta falta de estudios y lo inesperado de su incorporación al uso de la banda, la conferencia resolvió que su uso quedó sujeto a la coordinación estación por estación con sus países vecinos, conforme al numeral 9.21 RR-UIT.[8]

En este sentido, México y Brasil podrán llevar a cabo los estudios que consideren para evaluar el uso de IMT en sus países, fuera del marco de trabajo de la UIT.

Otra de las bandas para IMT que fue objeto de una intensa discusión fue la de 10.0 a 10.5 GHz, ya que las frecuencias de 10.0-10.4 GHz son actualmente utilizadas para el Servicio de Exploración de la Tierra por Satélite (SETS), que permite captar imágenes de muy alta resolución y ofrecer beneficios como la cartografía topográfica y catastral, la planificación urbana, la gestión de emergencias, la supervisión del cambio climático y una mejor supervisión marítima.

Por ello, conforme a la nueva Resolución COM4/6, la utilización de la banda de frecuencias 10-10.5 GHz para IMT sólo está prevista para estaciones microcelulares base.

México se agregó a los países que proyectan el uso de la banda de 10.0-10.5 GHz para IMT en la nueva nota de pie de página 5.10B12.

Al respecto, la puesta en práctica de esta identificación para México está sujeta a que obtenga un acuerdo previo con Estados Unidos conforme al númeral 9.21, antes citado. Ello por la diferencia entre el uso existente y el posible uso futuro.

Brecha digital y seguridad marítima

Otro de los resultados que destaca para México es la identificación de las bandas de 694-960 MHz, 1,710-1,980 MHz, 2,110-2,160 MHz y 2,500-2,690 MHz para plataformas a gran altitud (HAPS) como estaciones base de las IMT (HIBS).

Éstas podrán aprovecharse como parte de las redes terrenales de las IMT, pudiendo usar las mismas bandas de frecuencias que las estaciones base de las IMT en tierra, con objeto de proporcionar conectividad de banda ancha móvil a las comunidades insuficientemente atendidas y a las zonas rurales y remotas, contribuyendo a cerrar la brecha digital de conectividad.

Uno de los resultados que destaca el comunicado de prensa de la UIT sobre los resultados de la CMR-23[9] es que la conferencia reconoció provisionalmente al sistema por satélite BeiDou para uso del Sistema Mundial de Socorro y Seguridad Marítima (SMSSM), sujeto a que se complete con éxito la coordinación con las redes existentes y se eliminen las interferencias. Este caso fue el resultado de complejas negociaciones para generar el consenso necesario.

El SMSSM es un sistema para situaciones de emergencia en el mar, donde se requiere contar con frecuencias libres de interferencias para poder comunicarse oportunamente.

A nivel satelital el SMSSM es operado actualmente por dos empresas con sistemas satelitales no geoestacionarios que operan en porciones de las bandas de 1.6 GHz y 2.4 GHz.

En el punto de la Orden del Día 1.11 tema C de la CMR-23 se consideraron los posibles cambios al RR-UIT para la entrada de un nuevo sistema satelital de SMSSM.

El sistema satelital Chino BeiDou fue registrado por la UIT, no obstante haber recibido una conclusión desfavorable, lo anterior porque así lo permite el numeral 11.41 RR-UIT.

Cabe aclarar que este numeral tiene el objeto de favorecer que se concluyan los procesos regulatorios que marca el propio reglamento.[10]

BeiDou fue lanzado sin haber concluido su coordinación con los países que originaron la conclusión desfavorable de la UIT, misma que incluye los sistemas que hoy operan el SMSSM con sistemas no geoestacionarios.

En noviembre de 2022, la Organización Marítima Internacional (OMI) reconoció el potencial de BeiDou para el uso de un sistema regional de mensajería en el SMSSM limitado a la zona de servicio comprendida entre 75° E y 135° E de longitud y 10° N y 55° N de latitud, un rectángulo en el Mar de China que alcanza desde Japón hasta India. Ello hace esencial que BeiDou complete su proceso de coordinación antes de poder ofrecer el SMSSM.

En 2023 iniciaron las interferencias perjudiciales producidas por BeiDou a los sistemas no geoestacionarios en la misma banda.

Entre agosto y noviembre se presentaron seis quejas de interferencia perjudicial ante la UIT, sin que haya sido posible eliminarlas.

Es de destacar que conforme al numeral 11.42 RR-UIT, un sistema registrado bajo el 11.41, como BeiDou ,está obligado a eliminar las interferencias perjudiciales de inmediato; sin embargo, el numeral 11.42A marca un procedimiento para esta eliminación, lo que en la práctica toma tiempo.

En este contexto inició la discusión del tema en la CMR-23, la cual logró pocos avances por casi tres semanas en el nivel del Subgrupo de Trabajo.

Esta situación fue reportada al presidente del Comité 4, quien formó un grupo ad hoc dirigido por Sandra Wright, presidenta del Grupo 4B. Con su intervención y la flexibilidad de las partes, se logró generar una compleja solución:

  • Provisionalmente, se identificaron bandas en las cuales podría ser factible la coordinación, 1614.4225-1618.725 MHz ó 16163-1620.38 MHz y 2483.59-2499.91 MHz.
  • Se enfatizó la necesidad de eliminar las interferencias.
  • Las frecuencias sólo podrán entrar en vigor en el RR-UIT, una vez que concluya favorablemente la coordinación y una CMR estudie el resultado de la coordinación favorable y fije las frecuencias para el nuevo SMSSM.
  • Se instruyó al Director de Radiocomunicaciones a dar seguimiento y reportar el avance, así como a la Secretaria General de la UIT a comunicar la resolución a la OMI.

En resumen, las partes flexibilizaron sus posturas para llegar a una solución de consenso que permita contar con un SMSSM efectivo y oportuno para salvar vidas.

Hacia la CMR-27, proyectando el futuro

La CMR-23 estableció la Orden del Día de la CMR-27 (Resolución COM 6/23), proyectando 30 temas principales para el siguiente ciclo de estudio de la UIT-R, entre lo que podemos destacar:

  • Posible uso de IMT en 4,400-4,800 MHz, 7,125-8,400 MHz y 14.8-15.35 GHz.
  • Enlaces espacio-espacio entre satélites no geoestacionarios y geoestacionarios en las bandas 1.5, 1.6 y 2.4 GHz.
  • Atribuciones en 1.4, 1.6, 1.9 y 2 GHz para el desarrollo de sistemas no geoestacionarios del servicio móvil por satélite de baja velocidad de datos (IoT).
  • Conectividad directa entre el servicio móvil por satélite y equipos IMT, entre 694/698 MHz y 2.7 GHz.
  • Atribuciones a la investigación espacial (espacio-espacio) para el desarrollo de las comunicaciones en la superficie lunar y entre la órbita lunar y la superficie lunar.

La CMR-23 aprobó 43 nuevas resoluciones, revisó 52 existentes y suprimió 33; modificó varios artículos y apéndices del Reglamento de Radiocomunicaciones y lo reflejó en 687 páginas de las actas finales provisionales de la conferencia, publicado en las seis lenguas oficiales.

Comenté que esto refleja el trabajo de más de 3,900 delegados, pero me quedo corto, pues esto sólo fue posible gracias a la impecable organización de la UIT, con su Director de Radiocomunicaciones, Mario Maniewicks, y la guía de la Secretaria General, Doreen Bogdan-Martin.

Doreen no sólo estuvo en la conferencia, siguió su trabajo en la COP-28, impulsando la conectividad para los refugiados con #Partners2Connect e interviniendo en Naciones Unidas sobre el futuro de los derechos humanos y la tecnología digital, todo ello gracias a la confianza que da contar con un gran equipo de trabajo en la UIT.

Por cierto, como lo recordaba Jennifer Manner de EchoStar, 754 delegadas estuvieron presentes, representando 22 por ciento del total de delegados, la mayor participación de la historia (18% más que en la CMR-19).

Ello incluyó 216 mujeres fungiendo como Jefas de Delegación, entre ellas Catalina Ovando (SICT), de México.

En la CMR-23, tres de los siete presidentes de los comités fueron mujeres, dos presidieron grupos de trabajo, incluida Sandra Wright, a quien me referí con anterioridad.

Sin duda, el rol de la mujer en la CMR-23 fue destacado, empezando por el de la máxima autoridad de la UIT, su Secretaria General, Doreen Bogdan-Martin

La CMR-23 fue posible gracias a la impresionante organización del país sede, Emiratos Árabes Unidos, que nos acogió con la generosidad de quienes facilitaban el transporte con una sonrisa, nos daban café y comida y mantenían una infraestructura impecable que invitaba a trabajar, pero que también nos permitía seguir en contacto con nuestra familia y amigos, formando una ambiente de productividad difícil de igualar.

Hoy, Emiratos Árabes Unidos ha creado un nuevo estándar de lo que es organizar una CMR por su calidad profesional y humana.

Access Partnership es miembro del sector de la UIT y un activo colaborador en sus actividades. Uno de los pilares de nuestra organización es el trabajo de la CMR, en la cual el equipo está presente en diferentes frentes, contribuyendo con los resultados de la conferencia para diseñar y construir el futuro de las telecomunicaciones.

image 4

[1] Gulfnews.com “What is written in Arabic on the exterior of Dubai’s Museum of the Future.” Disponible en: https://gulfnews.com/uae/what-is-written-in-arabic-on-the-exterior-of-dubais-museum-of-the-future-1.85947359

[2] El Reglamento de Radiocomunicaciones tiene cuatro volúmenes: Volumen I Artículos; Vol II. Apéndices; Vol III Resoluciones y Recomendaciones y Volumen IV Recomendaciones incorporadas por referencia. https://www.itu.int/pub/R-REG-RR A manera de referencia, el Cuadro Nacional de Atribución de Frecuencias (IFT) se refiere sólo al Artículo 5.

[3] Comunicado de Prensa UIT, “World Radiocommunication Conference revises the ITU Radio Regulations to support spectrum sharing and technological innovation. Updated treaty allocates new spectrum for broadband connectivity, safety of life, space and Earth observation.” Disponible en: https://www.itu.int/en/mediacentre/Pages/PR-2023-12-15-WRC23-closing-ceremony.aspx#/es.

[4] UIT, “Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones 2023 (CMR-23), actas finales provisionales” Disponible en: https://www.itu.int/dms_pub/itu-r/opb/act/R-ACT-WRC.15-2023-PDF-s.pdf

Estas actas permiten identificar los puntos de la agenda relacionados en cada cambio al RR-UIT e incluyen una numeración provisional para las nuevas resoluciones, en las cuales se identifica el comité que les dio origen. Por ejemplo, la Resolución COM6/23 identifica la Orden del Día de la CMR-27, esta forma se utiliza para facilitar la revisión de los países que firmaron las actas el 15 de diciembre. Posteriormente, todos los cambios se incorporarán al Reglamento de Radiocomunicaciones y conformarán la nueva publicación actualizada del RR-UIT 2024.

[5] ITU, Regional Preparation for WRC-23. Disponible en: https://www.itu.int/en/ITU-R/conferences/wrc/2023/Pages/reg-prep.aspx.  

[6] Descontentos equitativamente.

[7] Comunicado de Prensa UIT, “ITU advances the development of IMT-2030 for 6G mobile telecommunications.” Disponible en: https://www.itu.int/en/mediacentre/Pages/PR-2023-12-01-IMT-2030-for-6G-mobile-technologies.aspx#/es.  

[8] UIT, extractos del Artículo 9, procedimiento para efectuar la coordinación u obtener el acuerdo de otras administraciones, RR-UIT.

  •  Antes de notificar a la Oficina o poner en servicio una asignación de frecuencia en cualquiera de los casos seguidamente enumerados, la administración interesada deberá efectuar, en su caso, la coordinación con las otras administraciones identificadas de acuerdo con el número 9.27:

9.21  p) para cualquier estación de un servicio con respecto al cual se estipula el requisito de buscar el acuerdo de otras administraciones en una nota del Cuadro de atribución de bandas de frecuencias que haga referencia a esta disposición (CMR-2000).

[9] Comunicado de Prensa UIT, “World Radiocommunication Conference revises the ITU Radio Regulations to support spectrum sharing and technological innovation. Updated treaty allocates new spectrum for broadband connectivity, safety of life, space and Earth observation.https://www.itu.int/en/mediacentre/Pages/PR-2023-12-15-WRC23-closing-ceremony.aspx#/es

[10] Informe de la Junta del Reglamento de Radiocomunicaciones (RRB) a la CMR-23 sobre la Resolución 80, numeral 4.7 Dificultades que afectan la coordinación de redes de satélite.