Claro lleva fibra óptica a cuatro nuevas ciudades de Colombia

A cuatro nuevas ciudades llegó la red de fibra óptica de Claro Colombia para conectar con servicios de acceso a banda ancha, telefonía móvil y fija y televisión a más de 57 mil hogares y negocios.

La empresa de telecomunicaciones invirtió 25 millones de dólares en desplegar infraestructura de fibra en Carepa, Apartadó, Chigorodó y Turbo, mediante lo cual proyecta mejorar la conectividad de 228 mil personas en el país.

Se espera que alrededor de 26 mil 500 personas se beneficien en Apartadó; 12 mil 200 en Chigorodó; 9 mil 500 en Carepa, y otras 8 mil 800 en Turbo. Estas ciudades del Urabá Antioqueño forman parte de las ya 150 ciudades en las que Claro tiene cobertura.

Te puede interesar: Colombia requiere política integral de conectividad para acceso directo en hogares: OCDE

Claro resaltó que la instalación de fibra óptica reforzará la conectividad móvil 4G ya existente en esta zona. La compañía ya tiene una cobertura 4G total en las cabeceras municipales de Antioquia.

Además, en la región ha desarrollado otros proyectos de acceso a Internet en instituciones educativas. En siete escuelas, la empresa proporciona conexión gratuita a estudiantes y docentes, y promueve la alfabetización digital a través de su red de voluntariado.

El Presidente de Claro Colombia, Carlos Zenteno, afirmó que “con esta cobertura de fibra óptica en Carepa, Apartadó, Chigorodó y Turbo, los habitantes, empresarios y turistas de estas cuatro ciudades tendrán acceso a una mayor velocidad de Internet fijo”.

También lee: “La fibra óptica es la nueva tierra del siglo XXI”: esto dice el plan de desarrollo de Gustavo Petro en Colombia

La disponibilidad de una conectividad de alta calidad, agregó, posibilita el acceso a más oportunidades personales y profesionales para la ciudadanía y las empresas, y contribuye al cierre de la brecha digital.

Precisamente, la implementación de fibra óptica se ha convertido en una de las prioridades en el ámbito TIC del gobierno de Gustavo Petro, pues el presidente colombiano considera que se trata de una tecnología indispensable para mejorar la digitalización y productividad del país.