Claro Colombia conecta nuevas comunidades rurales de Tolima

Seis nuevas localidades rurales del departamento de Tolima ya cuentan con cobertura de telefonía e Internet 4G de Claro Colombia, lo cual beneficiará aproximadamente a 5 mil habitantes.

La empresa de telecomunicaciones anunció este martes que implementó banda ancha móvil 4G en las comunidades de Campo Alegre, El Cucharo, El Brillante, El Recreo, El Caucho y La Chamba.

El despliegue de la infraestructura en Tolima es parte de su programa de sostenibilidad, mediante el cual busca impulsar la conectividad de última milla, la inclusión digital y la productividad de las localidades a través del aprovechamiento de la tecnología, afirmó el operador.

Claro detalló que en el próximo lustro también expandirá el servicio 4G a más de 184 localidades rurales en este departamento, a través de lo cual proyecta beneficiar a más de 33 mil 500 personas de la región.

“La tecnología es una herramienta capaz de transformar vidas. Nuestro propósito es mejorar la calidad de vida de los colombianos. Con la llegada del Internet móvil 4G a estas localidades rurales, contribuimos al desarrollo de los habitantes del Tolima”, dijo María Consuelo Castro, gerente de Claro por Colombia.

Consuelo Castro destacó que la población de las seis localidades rurales podrán acceder a oportunidades de educación, trabajo, salud y entretenimiento en línea al tener conexión a Internet.

También lee: Costo de banda ancha todavía es inasequible para la mitad del mundo, según la UIT

En este departamento colombiano, la compañía de telecomunicaciones, además, desplegó el servicio de Internet en diferentes instituciones educativas donde toman clases 4 mil 495 estudiantes, incluidos migrantes y personas víctimas de desplazamiento forzado.

Sólo dos de cada 10 hogares en las áreas rurales del país tienen conexión a Internet, de acuerdo con la Encuesta de Tecnologías de la Información y las Comunicaciones en Hogares (ENTIC Hogares) 2020, elaborada por el Departamento Administrativo Nacional de Estadística.

Y entre los pocos hogares que sí pueden acceder a Internet, la conexión suele ser limitada, lenta, inestable y poco asequible. A esto se suma la falta de propiedad de dispositivos tecnológicos y de habilidades digitales para usar las tecnologías.

La proporción de hogares en zonas rurales que poseen una computadora, laptop o tableta es apenas de 10.4 por ciento, según los datos de ENTIC Hogares. En ese sentido, diferentes organismos como la Unión Internacional de Telecomunicaciones recomiendan analizar la pertinencia de brindar recursos para la adquisición de equipos terminales.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies