Claro Brasil analiza cómo aprovechará incentivos para inversiones en infraestructura

Claro Brasil fue el operador que lideró la aprobación de proyectos que pueden beneficiarse de las reglas para la emisión de obligaciones con incentivos para inversiones en infraestructura.

A fines de 2020, el operador pudo aprobar proyectos de aproximadamente 4 mil millones de reales con base en la Ley Nº 12.431/2011 y su última reglamentación, realizada por el Ministerio de Comunicaciones el año pasado.

El beneficio que otorga la política pública es la reducción del 22 al 15 por ciento en el Impuesto a la Renta para las personas jurídicas que inviertan en este tipo de obligaciones. En el caso de inversiones de particulares, la exención es total sobre ganancias.

De acuerdo con el portal Teletime, las definiciones de Claro deberían presentarse en el primer trimestre, pero aún quedan variables por analizar, especialmente en relación al Fondo de Fiscalización de las Telecomunicaciones (Fistel) 2021, que tradicionalmente pesa sobre el efectivo de las empresas a principios de año.

Recomendado: Brasil otorga incentivos para proyectos de inversión en infraestructura

La estrategia financiera está insertada en un plan de refinanciamiento de deuda más amplio y planes de inversión para los próximos años, que aún se están ajustando entre dirección de la empresa y accionistas. Pero es probable que la empresa utilice buena parte del beneficio otorgado en este plan.

El análisis es que el modelo propuesto en política pública es más flexible e interesante que las reglas anteriores, y coincide con el momento de bajas tasas de interés y liquidez en el mercado, lo que facilita el financiamiento a través de este tipo de papel.

Se espera que otros operadores importantes también busquen el beneficio. Por el momento, Unify y Mob Telecom también tenían aprobados proyectos basados ​​en obligaciones con incentivos.