#CL5G | Estas son las ventajas de compartir infraestructura en la era 5G, según American Tower

La infraestructura pasiva de telecomunicaciones es la columna vertebral de la conectividad; los postes, las torres y la fibra óptica son la primera capa sobre la cual se montan los equipos de los operadores, los servicios y los proveedores de contenido para poder llegar al usuario.

Así lo detalló el Director de Asuntos Públicos para América Latina de American Tower, Jonathan Thienemann, durante su keynote sobre infraestructura en el evento Chile 5G, convocado por DPL Live.

Thienemann expuso que la compartición de infraestructura, a través de un modelo de coubicación, permite a los operadores obtener varias ventajas. Entre ellas, reducir los costos operativos y direccionar el ahorro a las inversiones que necesitan para expandir cobertura y mejorar la calidad de los servicios, o asumir los gastos para lanzar 5G y otras tecnologías de última generación.

Este modelo también beneficia la dinámica de competencia entre los participantes del mercado de telecomunicaciones y ayuda a reducir barreras de entrada para nuevos jugadores; reduce el impacto ambiental, al disminuir el uso de energía y suelo, y afecta en menor medida al paisaje.

Gracias a esta compartición en la que participan proveedores especializados, el directivo de American Tower visualiza que se puede resolver de manera más eficiente y acelerada el déficit de infraestructura existente en Chile y en la región. Sobre todo, tomando en cuenta que 5G requerirá una mayor densificación de red.

Pero, para que esto se cumpla, Thienemann advirtió que la política pública debe moverse en tres niveles de acción: en primer lugar, al revisar los marcos regulatorios y despejar las barreras a la implementación de infraestructura, con el fin de dar certeza en los trámites, simplificarlos y coordinarlos a nivel federal y local.

En segundo lugar, se necesita optimizar el uso del espacio público y privado; es decir, permitir el aprovechamiento del mobiliario urbano, como ductos y postes, para instalar en ellos infraestructura.

Por último, el directivo de la compañía de origen estadounidense resaltó que se debe educar sobre el valor de la infraestructura digital. En su opinión, todos los actores del ecosistema tienen la obligación de informar a la sociedad sobre la relevancia de la infraestructura y trabajar de la mano para que sean un elemento de impulso a las agendas digitales de los países.

También lee: DPL News AnalyTICs | Towercos, negocio en auge pero con retos a futuro

Asimismo, Jonathan Thienemann agregó que se requiere poner especial énfasis en la expansión y fortalecimiento de la infraestructura en las zonas rurales, ya que la crisis provocada por la pandemia de Covid-19 ha evidenciado que estas áreas tienen una menor capacidad de red y dependen aún más de las redes móviles.

En contraste con lo que ha sucedido en las ciudades, donde el tráfico de datos aumentó en las redes fijas, las redes en las comunidades rurales no están diseñadas para soportar el mismo rendimiento, lo cual es un síntoma más de la brecha digital que falta por resolver en América Latina.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies