CK Hutchison y EQT cancelan acuerdo para crear una nueva telco conjunta en Italia

El acuerdo para integrar una empresa mayorista se rescindió debido a que no se cumplieron las condiciones previas al cierre, según dijeron CK Hutchison y EQT.

Italia no tendrá una nueva empresa de telecomunicaciones, al menos por el momento. CK Hutchison y EQT cancelaron este martes su acuerdo valorado en 3 mil 400 millones para crear una compañía conjunta.

El conglomerado hongkonés y el fondo sueco anunciaron que ya no avanzarán en los planes para integrar un proveedor mayorista de servicios móviles y fijos, como lo habían pactado en mayo de 2023.

La razón detrás es que no se cumplieron las condiciones previas necesarias para cerrar la transacción, cuya fecha límite era el lunes 12 de febrero, explicaron cada una de forma separada.

CK Hutchison y EQT firmaron un acuerdo el año pasado mediante el cual buscaban crear una empresa de telecomunicaciones conjunta.

Según los términos de dicho convenio, el conglomerado de Hong Kong iba a transferir los activos de Wind Tre ―el tercer operador del mercado italiano― a una nueva compañía, de la cual el fondo sueco sería dueño del 60 por ciento.

Te recomendamos: TIM pide al gobierno italiano una mejor oferta por Sparkle

De esta manera, el plan era que EQT se quedara como accionista mayoritario y CK Hutchison mantuviera 40 por ciento.

Ninguna de las partes ha detallado, por el momento, cuáles fueron las condiciones del acuerdo que no se cumplieron, ni si fue responsabilidad o decisión de alguna de ellas en particular.

Sin embargo, EQT y CK Hutchison dijeron que no descartan evaluar entre ellas posibles transacciones alternativas de infraestructura en el futuro, si surgiera la oportunidad.

La transacción estaba valorada en unos 3 mil 400 millones de euros, incluyendo deuda.

También consulta: Open RAN en el foco europeo: pruebas en España, Italia y Rumania

Cuando se dio a conocer en mayo de 2023, CK Hutchison señaló que la transacción era parte de su estrategia para recuperar el costo de su inversión en la red y tener certeza sobre los gastos operacionales y las inversiones en bienes de capital.

Anteriormente, la compañía ya se había desprendido de su unidad de torres móviles. Vendió su infraestructura pasiva a Cellnex en Italia, como parte de la misma estrategia.