domingo, octubre 2, 2022
HomeDPL NEWSCinco riesgos globales que enfrentan las telecomunicaciones

Cinco riesgos globales que enfrentan las telecomunicaciones

-

En este espacio, quien suscribe ha reiterado que el sector de telecomunicaciones no se encuentra aislado o exento de las circunstancias macroeconómicas del entorno tanto nacional como internacional. 

Actualmente, estamos experimentado condiciones económicas y geopolíticas que pensábamos habían sido superadas desde principios del siglo pasado, tales como inflación, reducción global en el crecimiento y crisis energética, particularmente en Europa, así como condiciones que replican las circunstancias de la guerra fría de los años setenta y ochenta del siglo XX.

¿Cuáles son los factores de riesgo para el sector de telecomunicaciones?

Al ser la inversión en telecomunicaciones intensiva en capital y de naturaleza hundida (irreversible y de activos específicos, es decir, sin un uso alternativo fuera del sector), sujeta a un acelerado cambio tecnológico y un entorno de competencia en calidad del servicio tanto fijo como móvil, el costo de oportunidad del capital es una variable fundamental para fondear las inversiones recurrentes necesarias para mantener, expandir y modernizar las redes conforme a los cambios tecnológicos, como lo han sido la sustitución del cobre por fibra y la migración de 3G y 4G a 5G.

Revisemos cada uno de estos riesgos.

1. Reducción en el crecimiento del mercado de telecomunicaciones

Si bien este mercado crece por encima del crecimiento medio de las economías, una disminución o estancamiento en el ingreso de los países, en particular los emergentes por menores tasas de crecimiento, tiene como efecto un menor crecimiento en la demanda por servicios fijos y móviles y, por lo tanto, menores tasas de crecimiento de los ingresos de los operadores, impactando en sus estados de resultados.

Se estima que el crecimiento del sector a nivel global se mantenga a una tasa anual de crecimiento compuesta de 1.9 por ciento entre 2019 y 2023, dada la mayor conectividad de empresas y hogares a nivel global.

Pero las diferencias entre regiones pueden abrir aún más la brecha de conectividad entre países por las asimetrías en el nivel de crecimiento y, por lo tanto, por sus diferencias en la demanda de los servicios de telecomunicaciones entre países. 

En México el PIB de telecomunicaciones ha crecido a una tasa compuesta anual de 6 por ciento en pesos y de 4.3 por ciento en dólares entre el segundo trimestre de 2019 y el mismo periodo de 2022. Pero no ha sido acompañado de mayor cobertura y penetración de banda ancha.

2. Inflación en el costo de insumos

El rompimiento en cadenas de suministro, los mayores costos de transporte post pandemia experimentado ante una recuperación de la demanda agregada en forma transversal (dando lugar a cuellos de botella en manufacturas y en logística) en las actividades económicas a nivel global, han incrementado los costos en los insumos de las redes de telecomunicaciones. 

Estos insumos son bienes que se comercializan internacionalmente y que son manufacturados en áreas geográficas específicas como resultado de la distribución global de los procesos de manufactura, como lo es el extremo asiático de la cuenca del Pacífico. 

Empresas globales de fibra y equipos ópticos están elevando precios para tratar de compensar la erosión en sus flujos de efectivo por las actuales tasas de inflación. Es el caso de compañías como Commscope, Nokia y Corning. 

En Europa, India y China el precio de la fibra ha aumentado hasta 70 por ciento (de 3.7 a 6.30 dólares por fibra kilómetro) desde el nivel de precios registrados en marzo de 2021 en plena pandemia. 

Los operadores retrasaron su gasto en capital a pesar del incremento en la demanda por banda ancha, considerando que la demanda por cable óptico se ha incrementado 8.1 por ciento respecto al año anterior. 

Insumos en la fabricación de fibra como el helio y el tetracloruro de silicio han incrementado sus precios hasta 135 y 50 por ciento, respectivamente.

Índice del nivel de precios de fibra óptica al productor en Estados Unidos

Chart, line chart

Description automatically generated

Índice del nivel de precios de equipos de red de datos y telefonía fija en Estados Unidos

Chart, line chart

Description automatically generated

En 2020, a pesar de la pandemia, los principales importadores de fibra óptica y cables fueron Estados Unidos (1.2 mmdd), México (458 mdd), Francia (378 mdd), Alemania (313 mdd) y Canadá (310 mdd). 

Pero México también se encuentra dentro de los principales exportadores. En 2020, los principales exportadores fueron China (2.2 mmdd), Estados Unidos (884 mdd), México (710 mdd), Polonia (274 mdd) y Alemania (269 mdd). 

El valor de comercio global de tal insumo fue de 6.9 mmdd, disminuyó entre 2019 y 2020 9.45 por ciento.

Chart, treemap chart

Description automatically generated

3. Mayores tasas de interés

Como se ha expresado anteriormente, un mayor costo de oportunidad del capital disminuye la inversión en activos.

Más aún en activos como los que son utilizados en las redes de telecomunicaciones, las cuales son inversiones irreversibles y en activos específicos. 

Lo anterior aumenta el costo de acceder a deuda en los mercados de fondos prestables, dado un mayor premio o sobretasa por riesgo, lo que se amplifica en un entorno de menor crecimiento si en el mercado doméstico o donde se localiza la red se encuentra estancado. Lo anterior causa un mayor riesgo de crédito dada la perspectiva de menor crecimiento en los flujos de efectivo o liquidez para sostener el servicio de los pasivos del operador.

Los bancos centrales han incrementado las tasas de referencia en forma acelerada en los que va del año sin excepción alguna, hasta aquellos en regiones donde las tasas eran nulas o negativas como en Europa, excepto Japón y Suiza, que permanecen con tasas negativas y donde las han disminuido ante una crisis o caída en su actividad económica sustantiva, como son los casos de Argentina, China y Turquía.

Chart

Description automatically generated

4. Riesgos en ciberseguridad

A los riesgos macroeconómicos se adicionan riesgos que surgen de la proliferación de actividades criminales por la mayor penetración de servicios digitales.

Lo anterior erosiona la demanda por la digitalización de servicios y desacelera la digitalización de servicios que requieren del almacenamiento de datos personales, en específico aquellos relacionados con el robo de identidad y medios de pago. 

La incidencia creciente de ciberataques, virus informáticos, hacking, ransomware y más no sólo deterioran la confianza del usuario en los servicios digitales, también incrementan la inversión necesaria para prevenir tales hechos, por lo que esos eventos en servicios rutinarios como transferencias electrónicas y robo de datos personales tienen un efecto sobre la adopción de tales servicios por parte del público usuario.

5. Riesgos regulatorios y fiscales

En el caso de México, estos riesgos son de particular importancia dado que existe un recurrente tema fiscal.

a) La permanencia del IEPS a las telecomunicaciones, herencia del calderonato y que los gobiernos subsecuentes se han negado a eliminar, a pesar de la incapacidad de cerrar las brechas de cobertura y penetración de los servicios de telecomunicaciones. 

Entre el primer semestre de 2021 y el mismo periodo de 2022 la recaudación del IEPS por telecomunicaciones disminuyó 2.3 por ciento real, siendo el único IEPS que disminuyó diferente al aplicable a gasolinas y carbono. 

La participación del IEPS en telecomunicaciones en la recaudación del IEPS diferente de gasolinas sólo fue de 3.5 por ciento durante el periodo anteriormente señalado.

b) Los derechos por el uso del espectro radioeléctrico concesionado que cada año se incrementan en el monto de la inflación para mantener el ingreso fiscal por tales derechos constantes en términos reales, que cada año, en vísperas de la presentación del paquete económico, en un tema recurrente en columnas editoriales y estudios sobre su impacto en la expansión de las redes móviles.

Además, está el tema regulatorio, pues el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), año con año, resuelve tarifas al denominado Agente Económico Preponderante, a pesar de su separación funcional, sujetas a control o regulación y cuyo insumo para sus modelos de costos es el costo del capital promedio ponderado que se debe de mover acorde con las tasas de interés en el mercado, tanto la libre de riesgo como la prima por riesgo que enfrenta el operador obligado. 

En esta ocasión al IFT le será imposible justificar una tasa del costo del capital menor o constante respecto de las que ha considerado en años anteriores.

Dado el aumento en el costo de los insumos, tendrá necesariamente que elevar las tarifas controladas si es que todavía desea resolver en forma consistente con el incierto entorno económico nacional e internacional.

Ramiro Tovar Landa
Ramiro Tovar Landa
Consultor independiente especialista en regulación económica.
- Advertisment -

Publicidad