martes, noviembre 29, 2022
HomeREDES5GChile | Movimientos telco en un mercado con chapa de líder regional

Chile | Movimientos telco en un mercado con chapa de líder regional

Análisis de las novedades y expectativas de las telecomunicaciones en Chile: las estrategias para la disponibilidad de fibra y la consolidación como contexto para un gobierno que nació con 5G y trabaja en su despliegue con privados en la cancha.

-

Se mueve el mercado chileno de telecomunicaciones. Es que a los temas de larga data y los nuevos desafíos puestos sobre la mesa por el gobierno entrante se suman algunas novedades que deben considerarse por tratarse de situaciones que siguen o bien podrían ser tendencias en materia sectorial para América Latina: consolidación del mercado, o al menos un paso hacia la consolidación; quinta generación móvil, tanto por la subasta como por el despliegue, y cambios en las estrategias de fibra óptica, tecnología que se consolidó como líder entre los abonados a banda ancha fija.

Gabriel Boric asumió la presidencia de Chile en marzo de este año, como resultado de un triunfo de la oposición que se ha vuelto tendencia en esta parte del mundo. Antes de asumir habló de sus planes en materia TIC: Internet como servicio básico, acortar el tiempo de licencias y crear una estatal de telecomunicaciones, una idea que parece haber perdido peso en los últimos meses. Sobre 5G sólo dijo que había que priorizar su uso educativo, de salud, domiciliario y empresarial en sitios sin cobertura de fibra, y en cuanto a nombres seleccionó a Claudio Araya San Martín como titular de la Subsecretaría de Telecomunicaciones (Subtel).

5G

Lo último que hizo Sebastian Piñera antes de la segunda vuelta electoral que daría triunfo a Boric, fue prender 5G en Chile. Sucedió en diciembre, unas 72 horas antes de los comicios definitivos, en un evento repleto de funcionarios y ejecutivos de los operadores, que volvieron rápidamente a sus oficinas para contar sus planes con la tecnología: Entel y Movistar lanzaron inmediatamente, mientras que WOMpresenta problemas de despliegue– encendió más tarde. Para hacerlo, los operadores utilizaron espectro que obtuvieron en la última subasta, que puso a Chile a la vanguardia regional. A la lista se sumará Claro, que trabaja en el lanzamiento oficial de su red.

Así, la carrera 5G no se hizo esperar. Los operadores presentaron planes y dejaron claro que no cobrarían más (al menos hasta fin de este año) y que para conectarse sólo había que tener un dispositivo compatible y estar en zona de cobertura. La puja empezó con mayor fuerza en sitios más poblados y se extendió rápidamente, de la mano de las contraprestaciones asumidas por las empresas en la subasta. Mientras cumplen, las firmas trabajan arduamente en alianzas, laboratorios y acuerdos en vías de encontrar las verticales perfectas para la nueva generación.

Nota relacionada: 5G en Chile: la realidad del mercado seis meses después del lanzamiento

Está claro que el foco 5G será empresarial. Sin embargo, la adopción todavía prematura en la región obliga, al momento, a analizar sólo números en el segmento B2C: a junio de 2022, Chile tenía 824 mil usuarios 5G; la tecnología representaba 3.7 por ciento del mercado móvil. Los primeros datos del regulador daban cuenta de que la quinta generación logró en cuatro meses (de diciembre a marzo) la misma cantidad de usuarios que 4G en un año. La última información disponible detalla que se agregaron a la base 5G unos 120 mil usuarios mensuales en promedio desde el encendido.

Reconfiguración del mercado con ClaroVTR

La consolidación es tendencia natural de los mercados de telecomunicaciones en el mundo. España, por ejemplo, redujo el número de prestadores móviles con red propia hace un año y se espera que en 2023 se complete oficialmente una nueva fusión que unirá a Orange con MásMóvil. Más cerca está Brasil, donde tres competidores se quedaron con la pata móvil de Oi. Es en este contexto que el año pasado se conoció la noticia: las matrices de Claro y VTR acordaron combinar sus operaciones en Chile a través de una joint venture conformada en partes iguales.

La Fiscalía Nacional Económica (FNE) analizó la operación y la aprobó recientemente tras un largo proceso de revisión. Impuso condiciones: la resultante  tendrá que devolver espectro y deberá desprenderse del negocio de TV satelital con el que cuenta la filial de América Móvil. En el primer caso, la condición es porque la resultante supera el límite admitido, que desde hace unos años se mide por caps en el país, y en el otro es porque VTR no tiene permitido dar ese servicio vía satélite por resolución del Tribunal de Defensa de Libre Competencia en 2014.

En materia de espectro, las partes se comprometieron a devolver 10 MHz en la banda de 3.5 GHz y otros 10 MHz en AWS, además de actualizar el plan de uso efectivo y eficiente de espectro. De esa forma, la resultante cumpliría con los caps establecidos, condición que puso la Fiscalía sobre dos argumentos: la fusión genera un único actor que debe cumplir individualmente con las reglas y, además, que “al no participar de un nuevo concurso público, los involucrados no estarían sujetos a cumplir con una serie de obligaciones”, al tiempo que tendrán acceso a insumos esenciales a condiciones ventajosas.

Así se expone el tema en el análisis del revisor, al que tuvo acceso DPL News:

.

El segundo ítem es el desprendimiento del negocio de televisión satelital. Según la información de la FNE, Claro concentra 10 por ciento del mercado de TV de paga local y se reduce a 4 por ciento si se contempla sólo esa tecnología, lo equivalente a unos 134 mil 800 clientes. A ese negocio le debe encontrar comprador la resultante, en un plazo que no se hizo público. VTR da el servicio pero con tecnologías alámbricas, según datos cruzados entre el informe y las mediciones trimestrales de Subtel.

.

En telefonía móvil, la Fiscalía hizo énfasis en que hay competencia suficiente, además de que VTR funciona en la práctica como OMV (operador móvil virtual), y concluyó que la variación del mercado será moderada. No se equivoca, la información pública de Subtel da cuenta de que el cambio sólo generará que la resultante se ubique en tercera posición, apenas por encima de WOM y por delante de todos los prestadores que no tienen red propia en el país. Como se observa en el gráfico, no se verá alterado el liderazgo de Entel (8.4 millones de usuarios) ni el segundo puesto de Telefónica (6.5 millones).

.

En telefonía fija, la fusión cambia la participación del segundo y quinto operador del mercado y deja a la resultante en el segundo puesto detrás de Telefónica y por encima de Entel y GTD, entre otros. El servicio se mantiene con tendencia a la baja en Chile. Hay, a junio, 2.3 millones de suscriptores a telefonía fija y si la operación ya estuviera activa, ClaroVTR sumarían unos 736 mil clientes. El análisis también consideró aspectos como competencia, capacidad de cobertura e insumos, entre otros puntos.

.

VTR es el líder del mercado de Internet fijo, con una participación del 30 por ciento, y Claro está en cuarto puesto, con 11 por ciento del share. La fusión redundaría en un mercado “altamente concentrado” al superar el umbral de 2 mil 500 puntos en el índice de concentración HII. Ese contexto no fue suficiente para que haya restricciones en este apartado, pues la FNE consideró que hay otros operadores con “fortalezas y oportunidades” para competirle por tratarse de un mercado convergente, en la que la participación en un solo servicio no determina necesariamente la dominancia de un proveedor.

.

ClaroVTR ya es un hecho, aunque al momento ambas marcas mantienen independencia. Seguirá conviviendo con viejos conocidos, como Entel, Movistar y DirecTV, y competidores desafiantes que han logrado rápidamente capitalizar las ventajas de un mercado que se posiciona como referente en algunos aspectos en el plano regional: WOM en el segmento móvil, que creció con base en una estrategia agresiva y haciendo usufructo de la portabilidad y Mundo, en el plano fijo, que se presenta como actor clave en el despliegue de fibra.

Movimientos en fibra óptica

Desprenderse de lo que pesa para concentrarse en el core del negocio en tiempos en el que más actores llegan al ecosistema para compartir ingresos es otra tendencia mundial. Torres o incluso edificios son ya tradicionalmente usados como moneda de cambio de los operadores, que dan a terceros su manejo y firman, en general, acuerdos para seguir usando la infraestructura por largo plazo. Eso y fibra óptica, un negocio que también encuentra casos para contar en el mercado chileno en el último tiempo.

La fibra óptica es la tecnología dominante en Chile, con una participación del 61 por ciento en el segmento de banda ancha fija. Se incorporaron 279 mil accesos de este tipo entre enero y junio de este año para un total de 2.7 millones de abonados FTTx al primer semestre. HFC perdió el puesto de líder el año pasado y ahora es escolta con un share de 33.2 por ciento. Le sigue ADSL (2.2%), Wimax y otras tecnologías. La Región Metropolitana concentra el 47 por ciento de los abonados a fibra óptica y el resto se divide entre otras regiones; Valparaíso es la segunda con más suscriptores de este tipo.

.

El mapa de operadores muestra que Telefónica es líder del segmento fibra, con una participación del 45.7 por ciento. Entel, por su parte, destaca por contar con al menos un suscriptor en cada una de las regiones de Chile. En ese ranking lo sigue Telefónica, que no presenta abonados de este tipo en Aysén, y VTR, con participación activa en 13 de las 16 divisiones del país. Hay más de una docena de prestadores de fibra óptica a personas y/o empresas en Chile, según los datos más recientes de Subtel.

.

Este contexto es el que activó cambios en el mercado de fibra en Chile. Telefónica cerró el año pasado su acuerdo con KKR por el que vendió el 60 por ciento de su filial de fibra InfraCo a KKR; la compañía se desprendió de la totalidad del segmento  y recompró el 40 por ciento de ON*Net, la resultante. “La entidad funcionará como una compañía mayorista neutral, preparada para operar y acelerar los despliegues locales de red de fibra en Chile y ofrecer acceso mayorista para el negocio de FTTH a todos los proveedores”, dijo por entonces la compañía.

Un año después de su conformación, On*Net puso cifras a su operación en Chile: alcanzó 3 millones de clientes con más de 32 mil kilómetros de fibra desplegados. El plan de corto plazo es superar los 4 millones de hogares en el corto plazo, con una cobertura estimada en 36 mil kilómetros para 150 comunas de todas las regiones, dijo la firma en un comunicado. El plan de Telefónica no se quedó en Chile, también hizo un acuerdo de alcance similar con KKR en Colombia, como parte de la estrategia de su división Hispanoamérica.

A la lista de novedades se agregó recientemente Entel, la cual anunció que vendió su red de fibra a On*Net por 358  millones de dólares. El acuerdo está sujeto a aprobaciones habituales e incluye, como ya se ha dicho, que el vendedor pueda seguir usando la red para prestar servicios en el país por largo plazo. “Esta operación nos permite robustecer nuestra cobertura de red de fibra. Así podremos dar un fuerte impulso a nuestra oferta al mercado hogar y empresas”, valoró su Gerente General, Antonio Büchi.

Cuando el movimiento de Entel todavía no se conocía, DPL News consultó sobre los planes de Mundo en el apartado de fibra a su CEO, Enrique Coulumbier. El máximo representante del escolta del mercado aseguró a este medio que estaba en evaluación “crear una infraestructura de fibra óptica, pensando en que sirva para todas las compañías que se quieran subir”. El ejecutivo agregó que el operador ya está “internamente dividido” y que estaba buscando nombre a su InfraCo. A mitad de año la empresa contaba con 3.4 millones de hogares comercializables y su objetivo era alcanzar 4.5 millones para fin de año.

El resto analiza opciones. Al menos eso hace GTD, empresa que anunció sin mayores detalles que busca socios para cumplir sus objetivos en el mercado local. Este prestador podría convertirse en el tercer socio de On*Net, que ya se mostró públicamente abierto a ofertas para contar con un tercer cliente. También participan del segmento de fibra, entre otros, Claro y VTR, cuya fusión también podría ser signo de la necesidad de las empresas de contar con socios que soporten la operación local.

Futuro

Así las cosas, Chile se mueve con una brújula que bien podrían seguir sus pares en la región. Una subasta temprana, al menos en la comparación regional, acompañada de un despliegue robusto y respaldado por contraprestaciones ajustadas al objetivo de cierre de brecha digital se suma a pruebas firmes de que en la cooperación puede estar la fuerza para que más chilenos cuenten con servicios de telecomunicaciones de calidad. En el medio, claro, hay que competir y cada uno busca argumentos y recursos para hacerlo con la espalda financiera que requiere un mercado con varios actores protagonistas. Chile avanza, ahora bajo la administración de Boric, y producto de una competencia 100 por ciento privada.

Nicolás Larocca
Nicolás Larocca
Licenciado en Comunicación Audiovisual, periodista y locutor integral. Analista con más de nueve años de experiencia en el mercado de las telecomunicaciones en Iberoamérica. Se ha desempeñado en diversos medios radiales, digitales y en gráfica como productor, redactor y editor de contenidos. Participó de eventos de relevancia internacional como Futurecom, ABTA Expo & Conference, el Congreso Latinoamericano de Satélites, Punta Show Summit y más de 100 congresos con temática TIC en Argentina.
- Advertisment -

Publicidad