Cerrar la brecha digital en América Latina costaría 68.5 mil mdd: BID

Proveer servicios de conectividad a toda la población de América Latina y acercarlos a niveles de conectividad similares a los líderes de países de la OCDE requeriría recursos por 68 mil 500 millones de dólares, según un nuevo estudio del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Durante la pandemia se volvió evidente que la conectividad es un componente importante de la vida diaria de las personas, que permitió a parte de la población mantener sus actividades cotidianas, pero que también significó un nuevo obstáculo para aquellas que carecen de acceso a redes y dispositivos.

“Los retrasos en la conectividad y la digitalización de los países de América Latina y el Caribe han agravado drásticamente los impactos económicos y sociales de la Covid-19. Sin embargo, esta realidad también representa una oportunidad histórica para reducir la desigualdad, y generar empleo y un crecimiento económico sostenible”, dijo el Presidente del BID, Mauricio Claver-Carone.

El estudio Brecha Digital en América Latina y el Caribe: Informe Anual del Índice de Desarrollo de Banda Ancha revela que aún existen retos para ampliar la cobertura de redes de banda ancha, así como para bajar los precios de acceso. El estudio revela que, en promedio, la población en América Latina debe destinar al menos el 20 por ciento de sus ingresos para acceder a servicios de banda ancha, muy por encima del 3 por ciento recomendado por la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).

El BID estima que en total se requieren de 68.5 mil millones de dólares para el cierre de la brecha digital en la región. Del total, se prevé que el 59 por ciento es necesario para reducir la desigualdad de acceso en áreas urbanas y el 41 por ciento en áreas rurales.

Escenario de cierre de la brecha con respecto a la OCDE
PaísInversión necesaria para el cierre de la brecha – móvilInversión necesaria para el cierre de la brecha – fijoAumento estimado del empleo directo% del total de la inversión en áreas rurales
Brasil$4,057,805,055$17,758,097,2693,727,62831.00%
México$3,790,612,056$8,013,328,1403,048,26442.90%
Colombia$2,006,378,307$3,803,526,6281,519,16141.30%
Argentina$1,406,288,593$3,285,952,4681,045,96120.70%
Perú$1,069,530,775$3,827,997,489917,20645.80%
Venezuela$1,129,186,788$2,974,694,670905,42034.60%
Guatemala$1,125,241,660$1,148,699,142839,72574.20%
Ecuador$666,634,444$1,233,195,390520,67362.80%
Haití$595,543,939$378,651,741476,06170.20%
Honduras$501,252,454$852,678,253392,00768.50%

El BID destaca que incrementar la conectividad en la región representa una importante oportunidad para la generación de crecimiento sostenible y nuevos empleos. Lograr cerrar la brecha respecto a los países de la OCDE generaría más de 15 millones de empleos directos, impulsaría el crecimiento económico regional (PIB) en un 7.7 por ciento y aumentaría la productividad en un 6.3 por ciento, según el estudio.

El estudio también evalúa el estado de la distribución de la banda ancha en 26 países de la región y estima el tamaño de la brecha en comparación con los países de la OCDE.

“El BID está tomando medidas para impulsar un ecosistema digital que ayude a la región a concretar estas inversiones, a diseñar planes nacionales de banda ancha y a crear las alianzas público-privadas necesarias para expandir la cobertura para todos los ciudadanos, especialmente para los más vulnerables”, agregó Claver-Carone.

El Banco presentó también la actualización del Índice de Desarrollo de Banda Ancha (IDBA), que mide la evolución de la conectividad en 65 países de América Latina y el Caribe y países miembros de la OCDE, con base en cuatro pilares: “Políticas públicas y visión estratégica”, “Regulación estratégica”, “Infraestructuras” y “Aplicaciones y capacitación”. El informe, cuya primera edición fue lanzada en 2011, busca ayudar a los países a entender las principales brechas en su desarrollo, así como las oportunidades de inversión.

En una escala del 1 al 8, el Índice ubica en los primeros lugares del ranking a los países nórdicos principalmente, Suecia (6.96), Dinamarca (6.77), Noruega (6.72) y Finlandia (6.7), mientras que en quinto lugar se encuentra Corea del Sur (6.67). El promedio de la OCDE se ubica en un rango de 6.2.

En cuanto a los países latinoamericanos, el BID destaca que Barbados, Uruguay y Argentina fueron los países que más avanzaron en el ranking, al escalar 11, 9 y 6 lugares, respectivamente, desde el 2018. Barbados posee el nivel más alto en la región con 5.68, seguido de Chile con 5.63.

 En el caso de Barbados, la razón del aumento fue la mejora significativa en el pilar de “Políticas públicas y visión estratégica”; Uruguay, por su parte, ha mejorado considerablemente en el pilar de “Infraestructuras”, y Argentina, el pilar de “Regulación estratégica”.

Respecto a los pilares del índice, América Latina y el Caribe redujo la brecha de “Regulación estratégica” en 2020 en comparación con 2018, mientras que la brecha ha aumentado acentuadamente en los pilares de “Políticas públicas y visión estratégica” y “Aplicaciones y capacitación”. Estas brechas se deben a retrasos en la implementación de políticas públicas y el desarrollo de capacidades digitales que puedan contribuir al aprovechamiento de las nuevas tecnologías en la región, según explica el BID.

Ranking Clúster ALCPaísIDBA
1Barbados5.68
2Chile5.63
3Costa Rica5.2
4Brasil5.13
5Argentina5.1
6Uruguay4.99
7Bahamas4.98
8México4.79
9Colombia4.69
10Trinidad y Tobago4.63
11Panamá4.59
12Jamaica4.42
13República Dominicana4.41
14Perú4.37
15Ecuador4.35
16Belice4.14
17Paraguay4.14
18Bolivia4.04
19El Salvador3.58
20Guyana3.56
21Nicaragua3.54
22Venezuela3.47
23Guatemala3.44
24Honduras3.08
25Suriname2.8
26Haití2.51