domingo, noviembre 27, 2022
HomeTECNOLOGÍAInteligencia ArtificialBruce Willis vende su imagen a una compañía creadora de deepfakes para...

Bruce Willis vende su imagen a una compañía creadora de deepfakes para seguir actuando

El actor, retirado desde el pasado mes de marzo, ha vendido sus derechos de imagen a Deepcake, compañía que crea rostros virtuales mediante IA.

Hipertextual

Bruce Willis seguirá apareciendo en películas pese a su retirada el pasado mes de marzo a causa de la afasia que padece. Según revela The Telegraph, el actor de 66 años ha vendido sus derechos de imagen a una firma de inteligencia artificial especializada en deepfakes para crear “un gemelo digital” y así poder continuar en la gran pantalla.

Los derechos de imagen de Bruce Willis, por tanto, ahora forman parte de Deepcake, quien genera rostros virtuales con un parecido prácticamente idéntico al de las personas reales. El propio actor, de hecho, destacó la precisión con la que podían crear un rostro digital similar al suyo. “Me gustó la precisión con la que resultó mi personaje. Es una minipelícula en mi género habitual de comedia de acción. Para mí, es una gran oportunidad para retroceder en el tiempo”, subrayó.

Bruce Willis también hizo mención a algunos de los beneficios de la tecnología actual, como esta que permite crear rostros virtuales mediante IA para utilizar en el cine. Entre ellos, destaca la posibilidad de poder continuar trabajando pese estar en otro continente.

El acuerdo de Bruce Willis, un paso más para estandarizar los deepfakes en el cine

Si bien es la primera vez que un actor —Bruce Willis en este caso— vende sus derechos de imagen a una firma especializada en la creación de deepfakes, el uso de esta tecnología en el cine no es algo nuevo. De hecho, se han generado rostros virtuales en algunas de las películas más importantes de la actualidad para, por ejemplo, crear versiones más jóvenes de un personaje o, incluso, para “resucitar” a un actor fallecido.

Mientras esperamos a que Bruce Willis vuelva a aparecer en pantalla, el mejor ejemplo de esta posible futura estandarización, son los deepfakes que hemos podido ver en Star Wars. Más concretamente, en el spin-off Rogue One. En la película, la princesa Leia, interpretada originalmente por Carrie Fisher es, en realidad, una doble con un rostro generado por ordenador (CGI).

En El libro de Boba Fett también hemos podido ver un caso similar. Concretamente, en el rejuvenecimiento de Luke Skywalker. Lucasfilm confirmó que esta transformación pudo hacerse posible gracias al deepfake y al rostro generado mediante CGI. Precisamente, la productora contrató meses atrás a un usuario que realizó una transformación virtual del rostro del mencionado personaje de Star Wars. Habrá que ver cómo trata Deepcake la precisión del rostro de Bruce Willis.

DPL News
DPL Newshttps://dplnews.com/
Digital Policy & Law es una empresa especializada en el análisis estratégico de las políticas públicas de telecomunicaciones, TIC y economía digital.

Publicidad

LEER DESPUÉS