#DigitalMetrics | Brasil: TV de paga muestra leve recuperación pero la base es la segunda más baja de la década

Aunque todos los estudios sobre el tema marcan que la proliferación de OTT no es causa directa de bajas en abonados de TV de paga, el servicio sigue sufriendo y Brasil no es la excepción. Hubo un crecimiento interanual de 8.2 por ciento en los abonados locales durante 2021, pero el total obtenido es el segundo más bajo de la década y parece más un envión tras un 2020 con récord negativo por la etapa más dura de la pandemia que una noticia feliz para los proveedores del servicio.

Son 16.04 millones los suscriptores del servicio en Brasil al cierre del año pasado, cifra anual más baja que la obtenida en todos los cierres desde 2012 y 2019. El Noreste fue clave para la mejora en la última comparación, pues los accesos en esa región crecieron 57 por ciento en los últimos 12 meses. En el Sur creció 9.5 por ciento, mientras que el resto de las divisiones presentó baja interanual, de acuerdo a datos de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel).

En cuanto a la tecnología, el satélite se mantiene como principal medio de acceso con algo menos del 58 por ciento de participación. Lo sigue de lejos el cable coaxial (33.9%) y después aparece la fibra óptica, que ha crecido en el país con el empuje de pequeños y grandes prestadores, y ahora se consolidó como tercera tecnología de acceso: se incorporaron más de 200 mil abonados de este tipo en el último año hasta 1.3 millones o el 8.1 por ciento. Otras tecnologías completan la lista.

Claro mantuvo sus clientes y también el primer puesto entre los proveedores, con una participación del 43 por ciento. El segundo lugar lo tiene Sky/ATT, con un share de 27.4 por ciento. Oi sorprendió, en tanto, con el tercer puesto tras duplicar su base en el último año: pasó de 1.6 millones a 3.2 millones de abonados y dejó a Vivo (Telefónica) en cuarta posición, entre otros. El 97 por ciento de los suscriptores brasileños contratan el servicio a operadores de gran porte.