Brasil | Definen directrices de la red privada del gobierno

La red abarca segmentos de red móvil y fija, incluyendo la red satelital y soluciones de cifrado.

Ler em português

El Grupo de Acompañamiento para la Implementación de Soluciones para Problemas de Interferencia en el rango de 3,625 a 3,700 MHz (Gaispi) de Brasil aprobó las directrices para la planificación e implementación de la red privada del gobierno, prevista en la subasta de 5G, centrándose en el detalle de los requisitos técnicos.

La red utilizará la tecnología LTE Release 16, la versión más avanzada del 4G, para ofrecer servicios como videollamadas, transmisión de audio y video, servicios basados en geolocalización, servicios de multimedia en transmisión y multidifusión, interconexión con redes comerciales, llamadas en itinerancia, llamadas en conferencia, llamadas de emergencia y alertas de emergencia inalámbricas.

También lee: Telcos piden regulación sólida sobre Big Tech en Brasil

Su infraestructura fija se construirá desde cero, sin opción de RAN Sharing con operadores comerciales. También será de fibra óptica y contará con cifrado de extremo a extremo. El piloto se implementará en Brasilia y posteriormente estará presente en todas las capitales para atender a los órganos públicos federales y complementar las redes gubernamentales existentes. En total, se prevén 6 mil 500 puntos de atención en todo el país, con segmentos de red móvil, fija y satelital.

Maximiliano Martinhão, secretario de Telecomunicaciones del Ministerio de Comunicaciones, expresó su satisfacción con el progreso alcanzado: “Hemos avanzado otro paso en la dirección de una medida que, además de estar prevista en la subasta de 5G, es de gran importancia para la administración pública. Esta red privada móvil del gobierno dotará al Estado brasileño de la mejor tecnología disponible en el mercado para misiones críticas y lograremos un antiguo anhelo de las Fuerzas Armadas y de las Secretarías de Seguridad Pública, que es tener un sistema de telecomunicaciones integrado, rápido, moderno y seguro”.

Con información del Ministerio de Comunicaciones de Brasil.