Brasil crea su primera unidad ministerial especial de criptoactivos

Brasil avanza a pasos agigantados en la implementación de la tecnología Blockchain en el sector público y de esta forma se posiciona a la vanguardia cripto en la región.

Este martes 7 de junio se creó la Unidad Especial de Criptoactivos del Ministerio Público del Distrito Federal y Territorios (MPDFT) de Brasil

La creación de esta, que es la primera unidad especial de criptoactivos, entre los Ministerios Públicos e instituciones públicas del país, se oficializó mediante la firma de un decreto por parte de la fiscal general del Distrito Federal, Fabiana Costa. 

Los criptoactivos se definen como representaciones de valores que sólo existen en el entorno virtual. Estas transacciones son realizadas por personas físicas o jurídicas sin la intermediación de una entidad financiera, de ahí que sean conocidas como finanzas descentralizadas (DeFi, por el acrónimo inglés).

La ceremonia de firma de la ordenanza se llevó a cabo en la sede del MPDFT y contó con la presencia del coordinador de la nueva Unidad, el fiscal Frederico Meinberg; el procurador de Derechos del Ciudadano, José Eduardo Sabo Paes; el Director de Supervisión del Consejo de Control de Actividades Financieras (Coaf), Rafael Vasconcellos, la senadora Soraya Thronicke (Uniao-MS); entre otros invitados.

El fiscal Frederico Meinberg explicó que la idea de crear la Unidad Especial de Criptoactivos surgió del mayor uso de los activos digitales como inversión financiera. “Uno de los objetivos de la unidad es precisamente sensibilizar a la sociedad del Distrito Federal y de Brasil sobre los beneficios, ventajas y riesgos, sin que estos bienes tengan un carácter negativo”, dijo.

Funciones de la Unidad de Criptoactivos

La Unidad Especial de Criptoactivos tendrá a su cargo, entre otras atribuciones: la elaboración de capacitaciones y manuales para los miembros del Ministerio Público; difundir el conocimiento producido en conjunto con otras instituciones; promover acciones informativas que orientan a la población del Distrito y el resto del país sobre el uso seguro de los criptoactivos, y apoyar a los fiscales en reclamos que involucren activos virtuales.

La unidad también administrará y operará herramientas para rastrear y monitorear activos en Blockchain, un sistema que permite rastrear el envío y recepción de información virtual, eventualmente adquiridos por el MPDFT.

Vanguardia

Fabiana Costa destacó la novedad e importancia de la nueva unidad, ya que esta iniciativa se suma  a otras acciones del MPDFT encaminadas a luchar contra el crimen en el entorno digital, entre ellos, la creación del Núcleo Especial de Lucha contra los Delitos Cibernéticos (Ncyber) en 2019.

“Además de colocar al Ministerio a la vanguardia de las investigaciones que involucran activos virtuales, esta nueva unidad contribuirá a la capacitación de miembros y servidores que trabajan en la lucha contra el crimen en el entorno digital. Esto también involucra la gestión y operación de herramientas de seguimiento y monitoreo”, aseguró.

También mencionó que la nueva unidad podrá trabajar en conjunto con otras instituciones, las cuales investigarán desde el lavado de dinero hasta el narcotráfico. “Esta es una iniciativa desafiante, que deriva de una visión del presente y del futuro, en la que es necesario entender los escenarios de una economía digital, donde la incidencia de ilícitos relacionados con activos digitales, lavado de activos, corrupción, pedofilia y el narcotráfico será cada vez más común”, explicó. 

Las estafas que involucran criptomonedas se han convertido en un motivo de preocupación para las autoridades y agencias reguladoras de todo el mundo. En Brasil, sin embargo, no existe una regulación específica sobre el tema, aunque ya han avanzado varias iniciativas al respecto.

Relacionado: Senado de Brasil aprueba proyecto de ley que regula las criptomonedas 

Según una encuesta de la Comisión de Bolsa y Valores (CVM) publicada el año pasado, las criptomonedas se utilizan en el 43 por ciento de las estafas financieras. Los hombres (91%) son las víctimas más comunes de estas estafas y aquellos de entre 30 y 35 años de edad representan el 36.5 por ciento del total.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies