#BR5G | México carece de liderazgo de Estado para desarrollar 5G

El partido entre Brasil y México en el campo de 5G se ha inclinado hacia el lado brasileño, pues el país suramericano mostró un liderazgo de Estado porque las autoridades participan en conjunto con la industria y la sociedad para el desarrollo de las redes de quinta generación

En cambio, en México no existe un “capitán” de Estado que empuje a la nación hacia el desarrollo de estas redes, coincidieron representantes de las cámaras que agrupan a los operadores en diversos países de la región durante el evento Brasil 5G, organizado por DPL Live. 

Gabriel Székely, director general de la Asociación Nacional de Telecomunicaciones de México (Anatel), aseveró que entre Brasil y México existen dos modelos distintos en el impulso de las redes 5G. Brasil con liderazgo de las autoridades y en México con un rezago “preocupante” del Estado

“Por los logros (de la subasta 5G en Brasil) observamos con enorme preocupación que todos aquellos que no participan en estas reuniones (como el foro Brasil 5G) se quedan rezagados, incluidos líderes políticos, gobiernos de América Latina, locales y congresos. Estamos viendo con gran nitidez la gran diferencia de los dos modelos. 5G en Brasil existe, hay liderazgo, visión clara del Estado, coordinación con empresas, asociaciones y académicos con coordinación eficaz. 

“En cambio, no hay 5G en México, no juegan los entes públicos. El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) intenta de buena fe coordinar pero el Estado todavía no otorga el apoyo que necesita”, comentó Székely. 

Agregó que en el modelo donde el Estado no tiene interés, es necesario crear un nuevo modelo donde los actores privados, no sólo de telecomunicaciones sino industrias como la financiera, entretenimiento, salud, entre otras, tomen el liderazgo.

Marcos Adolfo Ribeiro, presidente Ejecutivo de Conexis Brasil Digital, resaltó que en la subasta 5G de Brasil se consideró la disminución del costo del espectro, lo que fomenta inversiones y apresura el desarrollo de las redes de quinta generación en beneficio de la economía brasileña. 

Remarcó que desde el Ministerio de Comunicaciones de Brasil hubo liderazgo y conducción de las discusiones de la subasta para alcanzar las bases de la licitación. 

El éxito de la subasta fue porque el ministerio condujo las discusiones de las políticas públicas y dio solidez a la subasta. Por primera vez en la historia del país no hubo una subasta recaudatoria. 

“El gobierno dejó de percibir 90 por ciento del valor del espectro, pero permitió invertir a los interesados en la subasta. Fue ganancia para la sociedad porque la conectividad es importante para la economía digital”, advirtió Ribeiro.

Rodrigo Ramírez Pino, presidente de la Cámara Chilena de Infraestructura Digital, dijo que en Chile trabajan con un nuevo modelo de asociaciones gremiales a la par del nuevo ciclo político y de gobierno. 

“Las asociaciones gremiales hemos tenido que crear un nuevo relato con la ciudadanía porque ven a estas asociaciones como un grupo que defiende sus propios intereses, alejadas de los intereses ciudadanos. 

“En Chile hemos levantado una asociación que convive con las grandes empresas de infraestructura. Queremos no ser vistos con sospecha sino como parte del desarrollo local para incorporar a gobiernos locales y regionales”, comentó. 

Alberto Samuel Yohai , presidente de la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones (CCIT), reconoció que la subasta de espectro 5G en Brasil fue muy inteligente y tendrá beneficios para los ciudadanos. 

Brasil ha tomado un camino muy inteligente por haber licitado el espectro más económico de la región, lo cual va a significar el espectro más productivo y más eficiente de la región”, comentó. 

Dijo que la CCIT continuará con las propuestas del Proyecto Colombia 22-26 para la masificación, acceso y calidad de las redes, así como generar oportunidades para todos los ciudadanos mediante el aprovechamiento del sector de las telecomunicaciones y TIC. 

Patricia Falconi, de la Asociación de Empresas de Telecomunicaciones de Ecuador (Asetel), se refirió al cambio radical que ha tenido el gobierno de Ecuador, pues anteriormente había estado orientado a la recaudación, pero actualmente se ha cambiado ese pensamiento para allanar el camino de 5G. 

“La pandemia ha ayudado a entender el rol de las telecomunicaciones para que el gobierno priorice la inversión y elimine las barreras del mercado con leyes e imposición de cuotas de mercado, así como las cargas hacia el usuario final con impuestos a consumos especiales”, comentó Falconi. 

Maryleana Méndez, secretaria General de la Asociación Interamericana de empresas de Telecomunicaciones (Asiet), destacó la licitación de espectro que realizó Brasil para 5G y las obligaciones de cobertura en lugar de recaudación por derechos. 

La especialista resaltó que en muchos países de América Latina las autoridades del Estado mantienen un doble discurso, según el cual es prioritario extender la cobertura y conectividad a la población, pero los precios altos del espectro se mantienen como una barrera a las inversiones. 

No sólo hay que convencer e involucrar sino coordinar las agendas públicas para que sean consistentes con la política pública de conectividad”, aseveró Maryleana Méndez. 

Por su parte, Hermano do Amaral Pinto, presidente de Futurecom, destacó que el éxito de la subasta de Brasil fue la coordinación que hubo entre los diversos actores, desde gobierno, empresas, academia y sociedad. 

Destacó que la subasta llevó un beneficio económico entre 9 a 10 billones de dólares, además de varias obligaciones y una serie de políticas importantes para el mundo rural, industria, transporte y logística. 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies