Bolsonaro decreta nuevo modelo de telecomunicaciones de Brasil

El Presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, firmó el decreto que regula la Ley 13.879/2019, del nuevo modelo de telecomunicaciones, con el cual se determinan las condiciones para la migración de concesiones de telefonía fija a autorización, y la renovación automática parcial o total de las frecuencias actuales de telefonía celular.

Según el decreto, la adaptación de la concesión para autorización estará definida por la regulación de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel), que se publicará en un plazo de hasta seis meses. La Agencia ya está discutiendo cómo llevar a cabo las migraciones.

Las empresas que elijan cambiar ya no estarán sujetas a controles estatales en la categoría denominada “régimen público”, como los objetivos de universalización, la obligación de continuidad y el control tarifario.

Recomendado: Brasil ultima detalles para nuevo modelo de ley de telecomunicaciones

La evaluación de la Anatel de la propuesta de migración considerará aspectos tales como mantener el servicio en áreas sin competencia adecuada y alinear las propuestas de inversión con las directrices ejecutivas. Entre los compromisos, debería existir la implementación de redes de alta capacidad en municipios donde no hay cobertura de señal móvil en ubicaciones desatendidas y carreteras federales.

Radiofrecuencias

El decreto también detalla los procedimientos para la extensión de autorizaciones para el uso de radiofrecuencias, a través de las cuales las compañías de telecomunicaciones transmiten sus señales telefónicas o de datos.

La Ley 13.879 permitió la renovación sucesiva de autorizaciones, pero no estaba claro si esto se aplicaría incluso a aquellos que tenían estas concesiones en el momento de su aprobación. El Decreto determinó este asunto a favor de las compañías que operan el servicio al permitir que se extiendan las concesiones también para las compañías que los poseían en el momento en que se aprobó la ley. La Anatel debe evaluar estas solicitudes, considerando aspectos como el cumplimiento de las obligaciones asumidas, aspectos competitivos y al servicio del interés público.