Bolivia, a un paso de la subasta 5G: ATT planea realizar el proceso en abril

Barcelona. Bolivia subastará en las próximas semanas espectro en 3.5 GHz para 5G en un proceso en el que el precio será “asequible” y habrá obligaciones.

Durante el Mobile World Congress (MWC) 2024, DPL News conversó con Néstor Ríos, director Ejecutivo de la Autoridad de Regulación y Fiscalización de Telecomunicaciones y Transportes (ATT) de Bolivia, quien señaló que los operadores “están realmente en un trabajo coordinado; hemos llegado a un punto de consenso técnico para alcanzar el proceso”.

En Bolivia, el marco normativo incorpora dos modalidades de asignación de espectro. Para las entidades estatales (Entel), se trata de una asignación directa; para los operadores privados, de una licitación. En ambos casos, se requiere el pago por la asignación. “Hemos trabajado para que sea bajo una visión de asequibilidad”, detalló Ríos.

En cuanto al cronograma, el titular de la ATT confirmó que la asignación directa se realizaría a finales de marzo y se espera que la licitación se efectúe en abril. Las obligaciones estarán basadas en servicios para educación, salud y para potenciar la industria del litio.

“Esperamos que las condiciones que demos involucren la innovación y el desarrollo de contenidos digitales que permitan desarrollar la industria del litio hacia el futuro. Creemos en la optimización y una Industria 4.0 para uno de los recursos más importantes que tiene Bolivia”, afirmó en relación a los beneficios que podría traer la nueva tecnología en ese sector.

Reconoció que el 5G está demorado en el país. Esto debido al trabajo requerido para consensuar los análisis y las metodologías de cálculo del espectro y las obligaciones que se están determinando para los operadores y otros actores de mercado con el fin de “contar con una implementación adecuada”.

Bolivia mantiene un avance continuo en el despliegue de la banda ancha fija y del Internet móvil, sin embargo, el reto está en acelerar este proceso, expresó el titular del regulador. “El despliegue de infraestructura es un tema que demanda priorizar medidas para promover las inversiones en el país. Un tema de brecha de inversión es urgente, hay que trabajarlo. Si bien el tema de acceso universal ha tenido grandes avances en cuanto a cobertura móvil, prioritariamente hacia las áreas rurales, nos encontramos también con un reto en el tema de brecha digital. Esto tiene que ir paralelamente de la mano del despliegue de infraestructura. Creemos que es necesario dotar de políticas y regulación que permita promover tanto la inclusión digital como las habilidades digitales”.

Consultado sobre las tendencias que se vieron en el MWC, Ríos destacó la discusión sobre el fair share: “Nos encontramos cerca de regular esos aspectos que definitivamente tienen que generar una sostenibilidad en la industria. El ecosistema digital es uno solo. Esa visión íntegra nos tiene que llevar a entrar a regular esos aspectos. Latinoamérica tiene que empezar a tomar una posición. No podemos estar esperando a ver lo que pasa en Asia o en Europa”.

En el marco de su trabajo frente a Regulatel (la ATT asumió la presidencia en diciembre pasado), dijo que trabajarán en la mejora regulatoria necesaria para abarcar temas como infraestructura, alfabetismo e inclusión digital. “Para trabajar una mejora regulatoria asertiva tenemos que promover la colaboración regional. Abordar desafíos comunes, como el fair share y otros aspectos que demandan que Latinoamérica tenga una posición, basado en un impacto regulatorio de adopción de medidas”, concluyó.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies