Baufest: cómo creció la compañía argentina de software anterior a Globant y Mercado Libre

Baufest fue fundada en 1991 en Argentina por Ángel Pérez Puletti, como una compañía de desarrollo de software a medida y consultoría en ingeniería. Eso fue el core de su negocio durante muchos años, pero con el transcurso de las décadas amplió sus servicios.

En entrevista exclusiva con DPL News, el country manager en México y director de Servicios Financieros para América Latina de Baufest, Luis Battilana, cuenta el proceso de crecimiento y expansión de la compañía, que se entrelaza con su propia trayectoria, ya que se incorporó en diciembre de 2004, por lo que en diciembre estará ‘cumpliendo su mayoría de edad’ en Baufest.

De Bauhaus a Baufest: arte + ingeniería

“Es una compañía que ya va para 31 años, el país de origen es Argentina, allí nacimos en el año 91. Es fundada por Ángel Pérez Puletti, que es nuestro socio fundador y hoy es el CEO global de la compañía”, rememora Battilana.

Enseguida cuenta que, para su fundación, Puletti se vio influido por dos corrientes principales: la Bauhaus, que nació en Alemania y tenía por objeto llevar el arte para mejorar la vida de las personas desde una perspectiva muy simple y funcional y, por el otro, la ingeniería de software, que se ocupaba de cómo se construye un producto desde el punto de vista industrial con procesos formales.

En los albores de la década de los noventa, Ángel notó que, hasta ese momento, el software era una tarea bastante artesanal, por lo que consideró que era muy importante empezar a construirlo de una manera procedural ingenieril profesional.

Por ello, Puletti fundó Bauhaus en 1991 con el propósito de combinar la ingeniería con el arte, hacer algo muy sólido y perdurable y cuidar la calidad de la funcionalidad. “Lo que surgió como algo hace 30 años yo veo como que hoy realmente es más vigente que nunca”, cuenta Battilana, quien detalla que hoy la visión de Baufest “es mejorar la vida de las personas a través del uso de la tecnología”.

De esa forma, Bauhaus se posicionó como una compañía tecnológica pionera de software, ya que anticipó con alrededor de una década a Globant y Mercado Libre,  que se consolidaron en la primera década del siglo XXI y se convirtieron en los primeros unicornios argentinos.

Exportación de Bauhaus: la transición a Baufest

Battilana cuenta que Bauhaus surgió con la filosofía de la tecnología orientada a objetos, cuyo objetivo era ayudar a las grandes compañías a construir software de una manera profesional. Luego, como consecuencia de la especialización, ya que Puletti dictaba cursos sobre teoría de objetos, fue convocado por una compañía estadounidense, empezó con formación y a trabajar en el desarrollo de software para esa empresa.

En ese momento, Bauhaus salió al exterior y se transformó en Baufest, para representar esa metamorfósis que experimentó al salir de su capullo argentino. Dado que el alemán es una lengua polisintética como el náhuatl, Battilana explica que el nuevo nombre de la compañía es la combinación de dos palabras, Bau, que significa construcción y fest, que en minúscula es algo sólido y en mayúscula (Fest) es fiesta.

“Entonces es como ‘la fiesta de la construcción’ y ‘la construcción sólida’, para darle también ese sentido de hacer algo que nos gusta mucho, porque en realidad casi todos somos de raíz tecnológica y para todos en algún momento el software fue algo muy importante de nuestras vidas”, concluye sobre el rebranding.

El ejecutivo detalla que los socios fundadores hicieron que la compañía siguiera creciendo: dándole lugar a más gente que se sumara. Battilana cuenta que, a fines de 2004, cuando ingresó, Baufest tenía una plantilla de alrededor de 50 personas y hoy son más de mil colaboradores, “fundamentalmente a través de un crecimiento muy orgánico”, ya que en sus tres décadas de existencia, la compañía sólo hizo dos adquisiciones: la operación que compró en Perú y la que compró en 2021 en España.

Luego Baufest se convirtió en uno los referentes en América Latina para implementar de algo que se llamaba Unified Process, a lo que que después se metió IBM y en un momento ellos fueron la compañía estrella en implementaciones de Rational, que se utilizaba para la gestión de todo el ciclo de vida de construcción del software.

Battilana se unió con la misión de desarrollar un área comercial y tuvo como un primer trabajo hacer la estrategia, y la compañía hizo como su primera evolución que la llamaron, Baufest 2.0,  que implicó toda una reestructuración organizacional.

Transformación digital: la tecnología no va a reemplazarnos, es complementaria

Al igual que otros ejecutivos argentinos de compañías tecnológicas, Battilana asienta que “cada vez más las compañías se tienen que pensar como compañías de software”

Después aclara que “la transformación digital no es hacer una app”, sino “cómo pensarse en una compañía que actúa en un mercado digital y no solamente tiene procesos digitales, sino que piensa en la base de tecnología y de software, pero no como un fin en sí mismos, sino en la tecnología y el software como habilitadores, porque la tecnología viene a mejorar la vida de las personas, no nos viene a reemplazar”.

Relacionado: En el futuro, humanos y tecnologías desdibujarán sus límites para amplificarse: Globant 

“La tecnología, es cierto, –ahonda Battilana– puede empezar a hacer cosas que hacíamos nosotros, pero nos abre un sinnúmero de posibilidades y fuentes de empleo, algunas de las cuales hoy todavía estamos descubriendo, que hasta ahora no existían”. 

“Nos genera una revolución que tiene que ver con mejorar nuestra vida y quizás desafiarnos”, prosigue Battilana y luego cuenta que la Revolución Industrial fue un paradigma, porque primero mucha gente se quedó sin trabajo, pero “al año [siguiente] ya esa gente estaba vuelta a emplear y se necesitaba más gente calificada para trabajar”. 

“Eso es lo que está pasando con la tecnología: no hay que tenerle temor porque va a ayudarnos a que nosotros dejemos de hacer cosas que hoy veníamos haciendo quizá de menos valor o más repetitivas y que ahora podamos ponerle más cabeza a cosas nuevas”.

Lee también: Sin un cambio cultural, la transformación digital no es efectiva

Enseguida Luis Battilana cuenta que, dentro de la transformación cultural, Baufest contribuye a cambiar la organización de las compañías, a mejorar sus procesos de negocio y hacer lo que se llama Performance sin plugins, Performance Management y todo lo que tiene que ver con el cambio cultural, así como la modernización o reingeniería de aplicaciones obsoletas.

Bootstrap: crecimiento orgánico

Baufest tiene dos modelos operativos: oficinas de front end comercial, como España y Estados Unidos, y delivery centers: como México, Perú, Chile y Uruguay; mientras que Argentina es ambos.

Y, como nació en los albores de la década de los 90, cuando el capital de riesgo (venture capital) era prácticamente inexistente en América Latina, tuvo que financiarse con sus propios recursos, lo que en inglés se conoce como bootstrapping.   

Battilana cuenta que su crecimiento siempre ha sido “muy orgánico”. Como prueba de ello, dice que todos los socios –se incorporó hace un par de años– trabajan en la compañía. “Hoy no tenemos inversores, nunca los hemos tenido”, sentencia.

Después, en 2005 la compañía se duplicó y, tres años después, entre 2008 y 2009, en medio de la crisis de la burbuja inmobiliaria minimalismo, empezó un proyecto en el que aspiraban a “ser más anchos, pero sin perder profundidad”. 

En ese momento, Battilana ya había dejado ser Business Manager y se convirtió en director de Ventas y Marketing. Siguió trabajando del lado funcional, que Baufest llamaba apoyo y era transversal a todas las industrias y a todas las unidades de negocio. Después vino un segundo planeamiento estratégico, una especie de Baufest 2.1.

En ese momento fue la génesis de la organización 100 por ciento matricial que ahora tiene Baufest, en la que la compañía está organizada por verticales de Industria y por prácticas tecnológicas o especialidades. Ahí comenzó un trabajo de profundización, ya que el holding les permitió generar carreras por el lado técnico y por el lado de especialización de la industria

Eso se implementó entre 2013 y 2014, y en ese momento Battilana dejó de trabajar con las unidades funcionales de apoyo y asumió el desafío de tomar una unidad de negocio, en la que creció mucho. Después, en 2018, encabezó el piloto para probar que las unidades de cuenta en ese momento ya fueran internacionales.

Baufest abrió una operación alrededor del año 2000 en España y, muy de la mano de estos productos Rational en 2007, una persona de Baufest se vino a vivir a México y se abrieron las operaciones en el país. En ese momento, Battilana seguía apoyando el desarrollo de negocio y colaboró con la persona que se estableció en el país. Sin embargo, en marzo de 2020, el directivo también se mudó a México.

Expansión regional latinoamericana

Respecto a la expansión en América Latina, Battilana cuenta que Baufest había comprado la operación en Perú y tenía otra en Chile. Tras intentarlo durante varios años, también había abierto una operación en Estados Unidos, que era muy desafiante, por lo que ya tenían varios frentes abiertos y México era uno de ellos, aunque era una operación muy chica.

En el transcurso, la compañía se convirtió en un holding, y pasó de ser Baufest México a ser Baufest en México, lo que  ‘es una filosofía distinta con procesos mucho más maduros e internacionales con tesorerías unificadas’. Battilana cuenta que uno de los principales retos que enfrentó al asumir la batuta de fue el cambio organizacional de pasar a ser matricial. Ahora explica que, después de Argentina, Perú y México son los dos delivery centers más importantes de Baufest.

Battilana cuenta que, hoy en día, México es una geografía súper estratégica: “Hoy ya somos una operación de más de 150 personas con un objetivo de llegar a las 300 a fines de 2023. La verdad es que aquí hemos encontrado muy buen talento este y desde aquí atendemos México Caribe y Centroamérica y estamos también con muchos muchos proyectos como digo yo en las islas del Caribe y también en Centroamérica”.

“Baufest –explica Battilana– es una compañía cuya visión es ayudar a las personas o a mejorar la vida de las personas a través del uso de la tecnología en una estrategia que tiene tres pilares: 1) poner a las personas en el centro, 2) hacer cosas relevantes y 3) ser confiables.

“Cuando decimos poner a la persona del centro –detalla–, es en 360 grados: no solamente a los colaboradores de Baufest, sino también a los colaboradores de las empresas que atendemos y también a las personas que esas empresas atienden”.

“El segundo pilar tiene que ver con hacer cosas relevantes, que de algún sentido dejen evidencia de que mejoran la vida de las personas. Mínimamente desde las personas que hacen uso del software o las soluciones que nosotros implementamos e idealmente de sus clientes y de la sociedad en general”, añade.

“Y el tercer pilar tiene que ver con ser confiables, ser una empresa predecible y transparente. Todo eso tiene unos valores que yo llamo las cuatro C: que es el compromiso, la calidad, la creatividad y la cercanía”. 

Battilana cuenta que, en poco más de 30 años, Baufest ha hecho más de 2 mil proyectos relevantes en 50 países y actualmente cuenta con el distintivo Great Place to Work. Además, es una de las pocas compañías latinoamericanas que han sido auditada por Standard and Poor’s  y una calificación de Investment, que mantenido desde hace casi una década. También salió a la bolsa de Buenos Aires a través de la emisión de bonificaciones negociables. 

También explica que Baufest tiene varias torres o prácticas: una de diseño de negocio o Business Design donde ven desde los temas de experiencia, la investigación de mercado, la matriz de transformación cultural y la innovación aplicada; otra de software, que tiene que ver con la creación de nuevos productos y servicios digitales, así como arquitecturas digitales empresariales de integración y el delivery continuo de aplicaciones, el proceso de automatización robótica de bajo código y, finalmente, una torre de Data Analytics que ayuda a las compañías a diseñar su estrategia de gobierno de datos para que tomen mejores decisiones, además de crear modelos predictivos y de prevención con tecnologías cognitivas o de Inteligencia Artificial.

Por último, el ejecutivo destaca la importancia de la Inteligencia Artificial aplicada y, dentro de las últimas tendencias de las operaciones de TI, enumeró las prácticas de iVoox, la seguridad y el camino hacia la Nube, además del desarrollo de software seguro.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies