AWS anuncia disponibilidad de Amazon Q, su asistente de IA para tareas de codificación y negocios

Amazon Web Services (AWS) anunció el lanzamiento general de su asistente Amazon Q, impulsado por Inteligencia Artificial (IA), que estará enfocado en acelerar el desarrollo de software y aprovechar los datos internos de las empresas. “Es el sistema de IA Generativa más capaz que está disponible hoy en día con cualquier proveedor”, que permitirá a cada empleado de cualquier organización incrementar su productividad, explicó en entrevista con DPL News, Mai-Lan Tomsen Bukovec, vicepresidenta de tecnología en AWS.

Tomsen aseguró que Q está basado en los mejores modelos disponibles a través de Amazon Bedrock, los que constantemente se evalúan en qué tareas ofrecen un mejor rendimiento.

El lanzamiento de Amazon Q se compone principalmente de dos soluciones, una que estará enfocada en acelerar el desarrollo de software, para ayudar a los programadores en la generación de código; y otra encaminada a aprovechar el uso de información y datos dentro de las organizaciones.

La herramienta buscaría incrementar la productividad de los programadores al eliminar trabajo rutinario que pueda ser atendido fácilmente mediante una IA. Tomsen advirtió que se estima que los programadores dedican cerca del 30 por ciento o menos a la escritura de código y el resto del tiempo está destinado a otras labores como actualizaciones, gestionar infraestructura, monitoreo de seguridad o tener que aprender el código de un nuevo proyecto.

En ese sentido, Amazon Q Developer “no sólo genera código de gran precisión, sino también ayuda con el flujo de trabajo de extremo a extremo para el desarrollo de aplicaciones. Realiza pruebas, depura, tiene capacidades de planificación y razonamiento en varios pasos y ayuda a realizar el tipo de tareas rutinarias que los desarrolladores no quieren hacer”.

Uno de los clientes de la compañía que ya ha comenzado a usar el nuevo asistente es el fabricante automotriz Toyota, que lo implementó para desarrollar las capacidades de Toyota Digital Cloud.

Según la directiva, el resultado es que ha incrementado la velocidad de ciertas tareas como actualizaciones de software en un 30 por ciento. “Y eso es muy importante, porque si puedes mejorar la productividad de estas operaciones rutinarias hasta en un 30 por ciento, es tiempo que tus ingenieros tienen para hacer otras cosas que tú quieres que hagan”, añadió.

Q también puede automatizar y gestionar todo el proceso de actualización, con conversiones a Java disponibles hoy y conversiones a .Net próximamente, lo que podría acelerar la transición de Windows a Linux.

En su entorno de desarrollo integrado (IDE), los desarrolladores sólo tienen que pedir a Amazon Q que “transforme” su proyecto y el agente analiza el código fuente de la aplicación, genera nuevo código en el lenguaje o versión de destino, ejecuta pruebas y completa todos los cambios en el código.

También lee: Mavenir y AWS acelerarán y eficientarán cargas de trabajo telco en la Nube

La propia Amazon ya ha utilizado Amazon Q para actualizar mil aplicaciones de producción de Java 8 a Java 17. Según Tomsen, esta tarea tardó dos días, con una media de menos de 10 minutos por aplicación, lo que ahorró mucho tiempo a un equipo compuesto por cinco desarrolladores.

Otra de las capacidades de la solución es que puede aprender de la base de código interna de cada empresa y ofrecer sugerencias con base en ello, de modo que sean más relevantes y útiles. Al aprender del código ya desarrollado, permite que las sugerencias de Amazon Q sean consistentes con el código ya presente en cierta aplicación.

Al respecto, según AWS, el Banco Nacional de Australia acepta alrededor del 50 por ciento de las sugerencias hechas por Q para el desarrollo de su plataforma. El operador británico de telecomunicaciones reveló también que acepta al menos 37 por ciento de las sugerencias hechas por la plataforma.

Las características adicionales de la plataforma incluyen: escaneado y corrección de vulnerabilidades de seguridad, como credenciales expuestas e inyección de registros; Q también ayuda en la propia plataforma de AWS y en la optimización del entorno de Nube, así como a diagnosticar y resolver errores y problemas de red, seleccionar instancias, optimizar consultas SQL, canalizaciones de extracción, transformación y carga (ETL) y proporcionar orientación sobre las mejores prácticas arquitectónicas.

Para facilitar su uso, AWS señala que la interfaz está disponible en la consola de AWS, en Slack o en IDEs, incluidos Visual Studio Code y JetBrains. Adicionalmente, se añadieron nuevas extensiones con socios como Datadog y Wiz, y una integración con GitLab Duo, que ofrecerá a los clientes conjuntos una interfaz unificada, tanto si trabajan en AWS como en GitLab.

Te puede interesar: LACNIC 41 | Fair Share en América Latina: empresas de Internet advierten riesgos a usuarios y neutralidad de la red

La segunda parte del lanzamiento está compuesta por Amazon Q Business, que consiste en poder reunir todas las fuentes de datos desconectadas del entorno de las empresas y ser capaz de encontrar lo requerido y utilizarlo para nuevas ideas.

“Si pensamos en las empresas de hoy, la información está en todas partes. Está en todos los repositorios de datos de la empresa y Amazon Q tiene más conectores de datos que cualquier otro asistente de IA Generativa con un total de 40”, afirmó Tomsen, en entrevista.

Entre estos conectores, se conecta de forma fácil y segura a más de 40 herramientas empresariales de uso común, como wikis, intranets, Atlassian, Gmail, Microsoft Exchange, Salesforce, ServiceNow, Slack y Amazon Simple Storage Service (Amazon S3)

En cuanto a las capacidades de la plataforma para negocios, Amazon Q puede responder preguntas, proporcionar resúmenes, generar contenidos y completar tareas de forma segura basándose en los datos y la información de los sistemas de cualquier empresa. Permite a los empleados ser más creativos, centrados en los datos, eficientes, preparados y productivos.

Cuenta también con un BI Generativo inventivo que permite a los analistas crear cuadros de mando detallados en cuestión de minutos y a los usuarios empresariales obtener información rápidamente. Esta característica se puede utilizar en Amazon QuickSight, el servicio unificado de BI de AWS, que mediante lenguaje natural permite construir cuadros de mando y crear fácilmente visualizaciones y cálculos complejos.

Nuevas capacidades de productividad

Más allá de ser un asistente más, para código o negocios, AWS sumó al anuncio también capacidades adicionales de la plataforma, que le permitirían incrementar su impacto en la productividad de los empleados, al habilitar la creación de aplicaciones sin conocimientos técnicos, o incluso, la automatización completa de tareas.

AWS también presentó Amazon Q Apps, que permite a los empleados crear aplicaciones de IA Generativa a partir de los datos de su empresa. Los empleados sólo tienen que describir el tipo de aplicación que desean, en lenguaje natural, y Q Apps generará rápidamente una aplicación que realice la tarea deseada.

“La idea es tener a cualquier empleado en una empresa ir de una conversación a una aplicación impulsada por IA Generativa en cuestión de segundos”, ya que puede tomar los datos de una conversación que se dé en Slack y tomar los datos requeridos -–de cualquiera de los 40 conectores antes mencionados– para el funcionamiento de la aplicación, explicó Tomsen.

Recomendamos: LATAM CISO advierte poca protección a infraestructura crítica

“Esto es realmente pionero en la forma de llevar la IA en la empresa de una manera en que cualquier empleado puede tomar ventaja de estos avances tecnológicos en rápido movimiento, Amazon Q Apps es la primera introducción de esta forma sin código para ir de una palabra hablada a una aplicación”, agregó.

Amazon Q introduce también el concepto de agentes, una solución que con el uso de IA puede realizar de forma autónoma una serie de tareas: desde implementar características, documentar y refactorizar código, hasta realizar actualizaciones de software. Los desarrolladores pueden colaborar con el agente para revisar e iterar sobre el plan antes de que el agente lo implemente, conectando múltiples pasos y aplicando actualizaciones a través de archivos fuente, bloques de código y conjuntos de pruebas.

Integración con la empresa para garantizar la seguridad

En cuanto a la seguridad, Tomsen explicó que la compañía aprovechó los 18 años de experiencia de AWS en la oferta de servicios de Nube para las empresas, por lo que saben que la “seguridad es el trabajo número uno para los clientes”. En ese sentido, Amazon Q permite tomar las medidas de seguridad ya establecidas en soluciones como Microsoft Active Directory, y simplemente trasladarlas a las nuevas aplicaciones.

Amazon Q Business se integra con las identidades, roles y permisos de acceso existentes de un cliente para personalizar las interacciones para cada usuario individual, al tiempo que mantiene los más altos niveles de seguridad. También permite restringir temas sensibles, bloquear palabras clave y filtrar contenidos inapropiados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies