Australia propone medidas para mejorar el servicio mayorista de banda ancha

Si la estatal NBN no cumple con estándares mínimos de calidad y trabajo técnico, tendrá que reembolsar a los proveedores minoristas, quienes a su vez lo harán a los clientes finales.

La Comisión Australiana de la Competencia y el Consumidor (ACCC, por sus siglas en inglés) emitió un proyecto para determinar nuevos estándares del servicio mayorista que presta NBN Co, la estatal que opera la Red Nacional de Banda Ancha del país.

El organismo propone un modelo de reembolsos más grandes, aplicados diariamente en lugar de como pago único, en caso de citas perdidas, conexiones tardías y fallas no resueltas, luego de recibir varias inquietudes al respecto por parte de los proveedores de servicios minoristas y los consumidores.

Por citas técnicas perdidas, las devoluciones de dinero serían de 25 a 75 dólares australianos, que el proveedor minorista deberá depositar al usuario final; en caso de servicios fijos congestionados, se regresarán 20 dólares al mes; así como otros 20 si la velocidad de la línea no cumple con un nivel mínimo.

Con esto, la Comisión busca mejorar los servicios mayoristas de banda ancha, al igual que incrementar la transparencia y la coordinación. A su vez, constituye un paso para avanzar en el programa de mejora de las velocidades de banda ancha en el país.

En tanto, NBN Co se encuentra negociando nuevos términos para el acuerdo de acceso mayorista con los proveedores, conocido como WBA4. La ACCC espera que su proyecto contribuya al proceso y que las partes establezcan condiciones que beneficien a los consumidores.

La Comisión abrió dicho proyecto de decisión a consulta pública. Quienes estén interesados podrán enviar sus comentarios hasta antes del 1 de noviembre, con lo cual se planea concluir un proceso de investigación sobre los estándares de la red mayorista que comenzó en noviembre de 2017.