Anatel prueba uso híbrido de la banda de 6 GHz en Brasil

La declaración se hizo en un debate que abarcó la posible división del espectro de 6 GHz y las nuevas tecnologías de redes Wi-Fi, durante el evento Abrint Nacional 2024.

São Paulo, Brasil.- Vinicius Caram, superintendente de concesiones y recursos aportados de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) de Brasil, dijo que han iniciado las primeras pruebas en las que se evalúan 150 escenarios diferentes para el uso del espectro por las redes Wi-Fi, en colaboración con Abinee (Asociación Brasileña de la Industria Eléctrica y Electrónica). Espera que hasta fin de año se emita un informe final para presentarlo al Consejo Directivo.

Mencionó la realización de pruebas recientes en Campinas-SP, que involucraron la emulación de portadoras IMT (Telecomunicaciones Móviles Internacionales) junto con canales Wi-Fi 6 y Wi-Fi 7 en co-canal, para verificar la viabilidad de la coexistencia entre estas tecnologías.

El informe resultante de estas pruebas servirá de base para decisiones futuras, incluidas las subastas de frecuencias y la regulación de tecnologías avanzadas que puedan operar en la banda de 6 GHz.

Caram destacó que hasta el momento no hay usuarios de acceso físico utilizando puntos de acceso Wi-Fi 6E en Brasil, lo que motiva una reflexión sobre la adopción e implementación de estas nuevas tecnologías.

No estamos restringiendo la evolución de Wi-Fi 6E y 7, estamos discutiendo la posibilidad de usar dos canales como 640 MHz ó 980 MHz, o quién sabe, en el futuro, tener un solo canal de 800 MHz o casi 1 GHz a medida que avanza la tecnología”, defendió.

Caram también mencionó pruebas en entornos exteriores, confiando en el potencial de modelos de negocio que faciliten Wi-Fi 7, eliminando la necesidad de una tarjeta SIM y utilizando equipos estándar para facilitar la conectividad móvil en áreas urbanas.

Te puede interesar: Dispositivos de Realidad Virtual y Aumentada pueden operar en banda 6 GHz en EE. UU.

Divergencias en banda de 6 GHz

Cristiane Sanches, presidenta del Consejo de Abrint (Asociación Brasileña de Proveedores de Internet y Telecomunicaciones), destacó que el uso híbrido es “absolutamente difícil” y que las decisiones sobre el uso en exteriores pueden perjudicar el uso en interiores. Ella defendió la integralidad de la banda de 6 GHz como crucial y con características únicas que la hacen indispensable para el Wi-Fi.

Martha Suárez, presidenta de la Dynamic Spectrum Alliance, criticó la idea de compartir la banda de 6 GHz entre Wi-Fi e IMT, como señalaron Brasil y México al incluir una nota al pie en la CMR-23, contradiciendo una posición acordada previamente en toda la región latinoamericana, frisó.

Suárez sugirió que el uso de parte del espectro para IMT podría limitar el potencial de Wi-Fi. “Es importante comparar tecnologías, porque estamos hablando de 5G ó 6G, dejando de lado las tecnologías que ya están en la banda. Podemos considerar la banda de 6 GHz para 6G, lo que requeriría limpiar la banda y conlleva implicaciones económicas y de tiempo bastante complicadas”, enfatizó.

Para ella, es importante considerar los más de 20 mil enlaces fijos que ya ocupan la banda sólo en Brasil, según datos de la Anatel, al mismo tiempo que es difícil comparar Wi-Fi y su uso hoy en día, mirando hacia una asignación para 6G que solo ocurrirá en 2030. “En la CMR-27 esto se considerará”, defendió.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies