Anatel está en contra de propuesta para reducir el poder de reguladores en Brasil

La Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) se pronunció en contra de la Enmienda N° 54 de la Medida Provisional N° 1,154/2023, que reduce el poder de decisión de los órganos reguladores de Brasil.

El Ministerio de las Comunicaciones solicitó la posición de la Anatel sobre la propuesta y el Consejo Directivo de la Anatel envió una nota explicando el papel de la Agencia y los riesgos del cambio.

De acuerdo con la Anatel, su naturaleza especial “se caracteriza por la ausencia de tutela o subordinación jerárquica, por la autonomía funcional, decisoria, administrativa y financiera y por el término de la investidura de sus directores y la estabilidad durante los mandatos”. Y la Agencia no puede imponer obligaciones, restricciones y sanciones en exceso de lo necesario para servir el interés público.

La nota también menciona los mecanismos de la Agencia, como la Defensoría del Pueblo, las reuniones abiertas del Consejo Directivo, las consultas públicas y el Análisis de Impacto Regulatorio que antecede a los actos normativos.

“Este modelo de regulación por parte del Estado, ampliamente utilizado en el mundo y en Brasil desde mediados de la década de 1990, tiene como principal justificación brindar mayor estabilidad regulatoria y, en consecuencia, seguridad jurídica a las inversiones del sector privado en servicios e infraestructura regulados por este modelo”, dice el documento.

La Anatel fue constituida con base en la Ley General de Telecomunicaciones (LGT), que precedió a cambios profundos en el mercado de las telecomunicaciones. Hubo ampliación de la red, servicio y promoción de la competencia.

“Es un hecho que todavía hay desafíos por superar, pero el abandono del modelo de regulación utilizado en Brasil durante casi treinta años seguramente hará que la resolución de estos problemas sea un camino más difícil, o incluso imposible”.

La Anatel afirma que es necesario considerar los riesgos de la disminución de las inversiones privadas, perjudicando a la sociedad y a los objetivos de las políticas públicas.

Posición de la industria

Entidades del sector de las telecomunicaciones ya se han mostrado en contra de la medida, afirmando que generará inseguridad jurídica, perjudicando a las inversiones y, en consecuencia, a los consumidores.

“Para garantizar un ambiente propicio para atraer inversiones en infraestructura y servicios públicos, es necesario que los reguladores sean fuertes e independientes”, dice la posición firmada por Conexis Brasil Digital, la Asociación Brasileña de Proveedores de Servicios de Telecomunicaciones Competitivos (TelComp) y entidades de otros sectores regulados.

Enmienda elimina el poder de las agencias reguladoras

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva envió la MP Nº 1,154/2023 al Congreso Nacional con el objetivo de reestructurar los órganos de la Presidencia y de los Ministerios, y el diputado Danilo Forte (União-CE) incluyó esa enmienda en el texto, que ahora se debate .

La propuesta reforma las leyes de los organismos para determinar que “la expedición de los actos normativos previstos en las disposiciones de este capítulo, aun en los sectores regulados, se ejercerá a través de Consejos vinculados a los Ministerios y Secretarías que actuarán en las funciones de regulación, deslegalización y edición de actos normativos infralegales”.

Estos consejos estarían integrados por representantes del Ministerio, la Agencia, los sectores regulados de la actividad económica, la academia y los consumidores, aprobados por el Congreso Nacional.

Forte le dijo a Valor que la idea es “evitar la cooptación por parte de la comunidad empresarial, para beneficiar al consumidor”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies