Anatel abrirá consulta pública sobre banda de 6 GHz en Brasil

La Anatel también someterá la frecuencia a estudios para comprender cómo se dará la convivencia en el uso compartido para WiFi y redes móviles.

Ler em português

Durante la reunión del Consejo Consultivo de la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel) de Brasil este lunes 5 de febrero, el superintendente Abraão Balbino reveló que es parte de la agenda regulatoria para 2024 abrir una consulta pública sobre el uso de la banda de 6 GHz entre esta y la próxima semana de febrero. Según Balbino, la consulta pública buscará respuestas para dos preguntas principales:

La primera es entender cuál es la demanda de asignación de más espectro, además del existente, especialmente considerando que el mayor espectro que Brasil haya subastado en su historia fue hace sólo tres años, refiriéndose a la subasta 5G.

El segundo cuestionamiento es para los defensores del uso exclusivo de la banda de 6 GHz para WiFi, buscando comprender la necesidad de 1 GHz de espectro –dedicado principalmente para uso en interiores–, si el servicio ya se atiende con considerablemente menos ancho de banda.

Relacionado: Así llega Colombia al aniversario de la banda de 6 GHz para WiFi

“En nuestra opinión, hay un poco de exageración en ambos lados”, disparó Balbino. “No reservaremos espectro para ninguna industria y no habrá privilegios para la industria A en detrimento de la B”, explicó.

El superintendente agregó que, aunque no sea necesario realizar una subasta de espectro ahora, y si la Anatel entiende que la banda de 6 GHz tampoco se destinará por completo al WiFi, se reconsiderará el mejor futuro para su uso, “pensando en el bienestar del entorno en Brasil”, ya que esta libertad de decisión fue lo que la delegación buscó en la CMR-23 (Conferencia Mundial de Radiocomunicaciones) en Dubai.

Posibilidades para WiFi 6

Además de la consulta pública, la Agencia también someterá el uso del espectro de 6 GHz a estudios que demuestren la viabilidad de la convivencia de la banda para ambas designaciones (entre la próxima generación de Internet fija inalámbrica, el WiFi 6 y las redes móviles).

La decisión de incluir a Brasil en la CMR-23 como uno de los países que pueden utilizar el espectro de 6 GHz de manera dividida abrió diferentes posibilidades para el país, cuyos escenarios son:

1. Mantener toda la banda para WiFi, lo que amplía la posibilidad de desarrollo del WiFi 6E y WiFi 7 en interiores y exteriores, mejorando su capacidad de transmisión.

2. Dividir la banda entre WiFi e IMT (telecomunicaciones móviles internacionales), lo que posibilitaría una nueva licitación para el desarrollo de 5G y 6G.

3. Dividir la banda entre WiFi e IMT, pero permitiendo el uso total para WiFi en interiores, lo que restringiría su uso en exteriores y, por lo tanto, es una posibilidad que requiere mayores estudios.

Te puede interesar: Incendios en Chile | Refuerzan acciones para asegurar conectividad en zonas afectadas

Vinicius Caram, superintendente de Subvenciones y Recursos para la Provisión de la Anatel, también abordó el debate en curso sobre el acceso al espectro de 6 GHz para las redes 5G, destacando preocupaciones sobre velocidades más lentas, costos para los consumidores, mientras que el comercio también depende de la Industria 4.0 en esta banda para construir sus redes privadas de alta capacidad.

Caram compartió la perspectiva de la Wi-Fi Alliance, destacando la importancia crucial del acceso al espectro de 6 GHz para garantizar una evolución sin riesgos y valor económico para el futuro de la red inalámbrica, especialmente frente a las demandas emergentes de canales más amplios para casos como video de alta resolución, automatización, Realidad Aumentada y metaverso.