Amazon lleva capacidades de Machine Learning al espacio con D-Orbit

Amazon Web Services (AWS) anunció la ejecución exitosa de un paquete de software de Cloud diseñado especialmente para satélites, el cual está enfocado en incrementar la capacidad de procesamiento de las naves espaciales y superar las limitaciones del ancho de banda cuando se transmiten datos a la Tierra.

En una conversación con medios latinoamericanos durante el pasado re:Invent 2022 de AWS, Clint Crosier, director de AWS Aerospace and Satellite, explicó que se había trabajado en este proyecto de manera discreta por los últimos 10 meses en conjunto con la compañía italiana D-Orbit.

La misión con D-Orbit se basó en proveer capacidades de AWS Compute y Machine Learning mediante una interfaz de AWS en el espacio, que permitiera reducir la cantidad de datos que se transmiten a la Tierra, y superar los cuellos de botella de estos dispositivos: un limitado ancho de banda de transmisión a la superficie (downlink), limitada ventana de tiempo de transmisión y la capacidad de procesamiento de los satélites.

Crosier señaló que cuando se operan satélites de observación de la Tierra, ya sea que están asignados a tareas de agricultura, medio ambiente o seguridad, uno de los principales retos es obtener la mayor cantidad de capturas útiles de la superficie.

Se estima que en promedio cerca del 20 por ciento de las imágenes capturadas por uno de estos satélites deben ser desechadas debido a fenómenos naturales como una nube, un incendio o un huracán que impiden la correcta captura de la superficie. La transmisión de estas imágenes sin utilidad aún cuestan dinero y ocupan valiosos recursos computacionales en el espacio, apuntó el directivo.

Te puede interesar: AWS utiliza la Nube como herramienta para combatir el cambio climático

Para resolver este reto, AWS construyó el primer cloud software específicamente diseñado para ser integrado en los satélites, y el propósito de este nodo en los satélites es pre-procesar los datos en el espacio y enviar sólo la información que sea útil hacia la Tierra.

El software ayuda a la detección de imágenes que fueron bloqueadas por algún fenómeno natural o que no sean útiles para la misión, las cuales se descartan, y se garantiza que el 100 por ciento de las imágenes enviadas a la Tierra podrán ser aprovechadas o aportarán la información requerida.

Crosier destacó que esto permite incrementar en general la capacidad del satélite en alrededor de un 30 a 40 por ciento, por el sólo hecho de no tener que procesar imágenes inservibles. Además, el software logra reducir el tamaño de las imágenes en cerca del 42 por ciento, lo que permite también un ahorro en tiempo y ancho de banda de transmisión.

Además del ahorro y la mejorada eficiencia de operación, al integrar una interfaz de AWS en el satélite, se pueden acceder a otras funcionalidades de la Nube, incluyendo la capacidad de actualizar el software con nuevos o mejorados algoritmos.

AWS extiende su modelo de operación al espacio

Por otro lado, AWS busca replicar su modelo de negocio en el espacio mediante la oferta de infraestructura para operaciones satelitales. Actualmente, cuenta con 11 estaciones terrestres (ground stations) construidas bajo la premisa básica de la Nube: ofrecer acceso a escala a infraestructura en Tierra para clientes satelitales acorde a sus propias necesidades –como pago por minuto–, sin tener que invertir en su propia infraestructura.

4GD9E2N0SMFjj2uJxU pK9T7BJelICVPuK4iont43gPxD6JsJ3V5ge2WrCeC0C2FXICyy fhKq98cBTf5SIJr9NWOPcRTHImYw6DLWafD1 42LTu haKO1xyfj1Q

.

A los operadores satelitales no les importa la infraestructura, sino los datos que salen de los satélites, así que con estas estaciones les permitimos enfocarse en los datos y dejarnos a nosotros administrar la infraestructura”, indicó el directivo.

Otro de los proyectos que aprovechan esta capacidad es la argentina Satellogic, que tiene el objetivo de capturar cada kilómetro de la superficie terrestre diariamente. Actualmente, según explicó Crosier, la compañía cuenta con cerca de 26 satélites en órbita, y se espera que la constelación crezca a más de 200 para cumplir su misión.

Debes leer: Cómo AWS ayudó al rescate de información de Ucrania

El directivo señala que al haber nacido dentro de la Nube de Amazon, Satellogic puede aprovechar las capacidades de escala de AWS, y no enfrentarse al reto de inversión que representa la adición de cada satélite, que podría representar un gasto de decenas a cientos de millones de dólares para adquirir y ampliar la infraestructura requerida en Tierra, además de años de planeación.

Al basarse sobre la infraestructura de AWS, Satellogic puede pasar de una constelación de poco más de 20 satélites a varios cientos más con tan sólo adquirir la capacidad requerida mediante auto-scaling.

“Ellos aseguran que pueden proveer la misma calidad de imagen que otras compañías a una fracción del costo, y conforme la demanda de imagen crece, están bien posicionados para tener éxito”, afirmó Crosier.

“En este mundo donde se necesitan más datos en más lugares y más urgentemente, lo más que puedas reducir el tiempo, es más valioso. Llegamos al punto en que usar distribución basada en la Nube es posible porque la infraestructura de AWS es tan vasta y grande que podemos mover datos más rápido que nadie en el mundo”, aseguró.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies