Alquiler de direcciones IP, ¿una solución para el agotamiento de IPv4?

Los intermediarios ven en la situación una oportunidad de negocios, mientras que otros actores solicitan medidas más claras y específicas sobre la práctica que, en términos generales, es desaprobada por LACNIC.

Fortaleza, CE – El tema es delicado y puede considerarse un tabú dentro de la comunidad de Internet. El alquiler de direcciones IP, aunque no es alentado por LACNIC, es una práctica recurrente que algunos expertos consideran una solución para los pequeños ISP que actualmente esperan en una fila de siete años para obtener una transferencia de registro debido al agotamiento de direcciones IPv4.

Por otro lado, los intermediarios ven esto como una oportunidad de rentabilidad, mientras son fuertemente criticados por los proveedores de ASN (Número de Sistema Autónomo), que defienden que las IP no son propiedades comerciales. El debate, entonces, reveló una variedad de perspectivas y preocupaciones sobre esta práctica.

Nacho Mateo, director de ventas de IP Broker, un sitio de negociación de direccionamiento IPv4, destacó precisamente esta oportunidad de negocios que representa el alquiler de IP. Con reservas, enfatizó la necesidad de cumplir con las políticas y regulaciones vigentes y no respaldar alquileres que no estén de acuerdo con estas políticas, lo que es una de las principales justificaciones de quienes se oponen al alquiler de direcciones IP.

También lee: Unión Europea advierte que China busca fragmentar y restringir Internet

En conversación con DPL News, Ricardo Patara, de NIC.Br, explicó que la dirección IPv4, al igual que cualquier dirección IP, nunca fue un activo en sí mismo y debe estar vinculado a la prestación de servicios y no debe tratarse como mercancía para alquilar. Señaló que tiene sentido recibir una concesión de uso de una dirección IP de una entidad (como LACNIC) con un registro regional de Internet para brindar servicios, como acceso o alojamiento de sitios web.

“Sin embargo, alquilar la dirección IP, separada del servicio, se considera una práctica filosóficamente incorrecta”. Patara enfatizó que esta es una opinión personal y no de NIC.Br. En el marco de LACNIC 40, otros participantes sugirieron que el énfasis debe estar en las transferencias y alternativas más adecuadas en lugar de fomentar un mercado de alquiler de IP.

Alquiler a corto plazo e IPv6 a largo plazo

En este sentido, Douglas Fischer, ingeniero de control y automatización, reforzó la idea de que el alquiler de IP debe considerarse como una solución para ampliar la conectividad en áreas donde se ha agotado el IPv4. Argumentó que, aunque no es ideal, el arrendamiento puede ser necesario a corto plazo, especialmente para pequeños proveedores de Internet.

De manera exclusiva, declaró que sí es favorable al alquiler de IPs. “Pero estoy totalmente en contra de quienes reciben un conjunto de IPs que saben que no deben alquilar y lo hacen, porque entonces están rompiendo una regla que ya sabían que no debían romper. Entonces, mi visión es poder ajustar las normativas para que la práctica sea permitida dentro de los conceptos específicos”.

Salvador Bertenbreiter, CEO de PIT Colombia y PIT Perú, destacó la importancia de la adopción de IPv6 como una solución a largo plazo para el agotamiento de direcciones IP. Argumentó que, aunque el arrendamiento de IPv4 puede ser una solución temporal, la transición a IPv6 es fundamental para garantizar la expansión sostenible de Internet, ya que esta nueva generación ofrece un pool mucho más grande de direcciones IP, lo cual es esencial para satisfacer las crecientes demandas de conectividad en América Latina y en el mundo.