Alianza In llega a México: Uber, DiDi, Rappi y Cabify se unen para dialogar con el gobierno

La Alianza, que nació en Colombia y después se expandió a Chile, crea su capítulo en México para impulsar el crecimiento de la economía colaborativa y fortalecer la certidumbre jurídica para esta industria.

Tras su nacimiento en Colombia y luego en Chile, las plataformas digitales de transporte y entrega de productos a domicilio fundaron Alianza In México, una agremiación desde donde buscarán entablar un diálogo público-privado sobre la industria de la economía colaborativa.

Uber, DiDi, Rappi y Cabify anunciaron la creación del capítulo mexicano de Alianza In, que también está abierto a la participación de otros integrantes de la llamada gig economy.

Replicando el modelo que ha tenido en los otros países de América Latina, la asociación busca incidir en tres pilares estratégicos:

1. Impacto social y económico: el objetivo es destacar y aumentar el impacto positivo de la economía digital en las familias, a través de la elaboración de estudios, debates y conversaciones abiertas.

2. Alianzas estratégicas: en este ámbito, la asociación impulsará la creación de alianzas para fomentar el desarrollo sostenible y responsable.

3. Competencia e innovación: consiste en fortalecer la certidumbre jurídica para garantizar la competencia y la innovación, en favor de que los usuarios puedan tener más y mejores alternativas.

Te recomendamos: Cómo potenciar los beneficios sociales de la economía colaborativa: claves para América Latina

Alianza In México se propone colaborar y mantener diálogos con la industria, el gobierno, la academia y la sociedad civil, con miras a promover el crecimiento de la economía de las plataformas colaborativas y los beneficios que brindan a las personas, incluyendo a conductores, repartidores y usuarios.

Guillermo Malpica será el encargado de coordinar estos trabajos como director Ejecutivo del brazo mexicano de Alianza In.

El nuevo directivo fue secretario de Economía de Puebla, director Ejecutivo del capítulo Monterrey de la American Chamber of Commerce y responsable del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Malpica destacó que, “en los últimos años, las aplicaciones tecnológicas han demostrado ser herramientas útiles para conectar ciudadanos y bienes y servicios, digitalizar nuestras ciudades, impulsar el emprendimiento y apoyar la economía de millones de familias en el mundo”.

De acuerdo con datos de Buendía y Márquez, citados por Alianza In, alrededor de 43 millones de personas usan plataformas digitales de transporte o delivery, lo que corresponde al 46 por ciento de la población adulta del país.

“Esto comprueba que hablamos de una industria capaz de potenciar el desarrollo económico y social, lo cual buscamos amplificar por medio de esta asociación”, resaltó el director Ejecutivo.

Alianza In se expande en América Latina

La llegada de Alianza In a México se da en un contexto de expansión para la gig economy. Estas plataformas se vuelven cada vez más presentes en la vida de las personas, ya sea para trasladarse de un lugar a otro, pedir comida a domicilio o generar ingresos.

Por un lado, las plataformas digitales como DiDi, Uber y Rappi representan una alternativa para la población, para conseguir viajes más cómodos, ágiles, seguros o a mejor precio.

Y por otro, las aplicaciones tecnológicas son una fuente de generación de ingresos para miles de personas. Hay quienes se conectan a ellas para complementar sus gastos, o aquellos que se unen porque les da una mejor retribución que otras actividades que pueden realizar, por ejemplo.

También lee: Viajar por plataformas es una alternativa a la inseguridad del transporte en México

Aunque las plataformas llevan más de una década en el país, todavía se trata de un modelo de negocios nuevo para la economía tradicional, que a su vez ha replanteado los esquemas de trabajo y colaboración.

En ese sentido, Alianza In aterriza en México también en un momento de amplia discusión acerca de la regulación de las plataformas digitales.

Si bien las aplicaciones como Uber y DiDi operan en buena parte del país, aún hay estados o municipios donde enfrentan obstáculos para funcionar y a nivel nacional se está abordando una posible normativa en materia laboral en la que se incluyan a conductores y repartidores.

Debates como este no sólo se están dando en este país sino en diferentes naciones de América Latina. Por eso, Alianza In, que se originó en Colombia, inauguró recientemente su capítulo en Chile y ahora se expande a México.