miércoles, noviembre 30, 2022
HomeTECNOLOGÍACultura digital3 errores que cometen las empresas con el trabajo híbrido

3 errores que cometen las empresas con el trabajo híbrido

Una encuesta realizada por Microsoft encontró tres errores que la mayoría de las empresas están cometiendo a la hora de alinear a sus empleados bajo las nuevas formas de trabajar en un ambiente cada vez más híbrido.

“Los empleados prósperos son los que darán a las organizaciones una ventaja competitiva en el dinámico entorno económico actual”, es el consejo que Satya Nadella, presidente y director Ejecutivo de Microsoft, le da a los líderes empresariales que se están adaptando al modelo de trabajo híbrido, una tendencia que se ha posicionado como la norma para el futuro laboral.

Han pasado algunos meses desde que las organizaciones comenzaron a migrar de las actividades remotas de la pandemia, para laborar bajo el formato híbrido que combina reuniones presenciales con actividades remotas. Pero aún existen muchas dudas, inconformidades y sentimientos divididos entre empleados y patrones, en cuanto a la funcionalidad del trabajo flexible.

Para dar un vistazo general sobre el estado actual del trabajo híbrido, Microsoft realizó una encuesta a colaboradores y líderes de diversas empresas en 11 países, analizando índices de productividad y tendencias laborales que provienen de sus plataformas como Microsoft 365 y LinkedIn.

En este estudio, Microsoft encontró tres puntos urgentes que las empresas deben  solucionar para de verdad crear una cultura y experiencia de empleado que empodere a las personas y, al mismo tiempo, les permita crecer cumpliendo los objetivos de la organización:

  1. La paranoia de la productividad: aunque los datos muestran que los empleados están trabajando más tiempo que nunca, la mayoría de los líderes desconfían de la productividad de su equipo. El 85 por ciento de los líderes dice que el cambio al trabajo híbrido ha dificultado tener confianza en sus empleados, mientras que 87 por ciento de los empleados afirman trabajar más, con un aumento del 153 por ciento en las reuniones tanto presenciales como virtuales.

Microsoft advierte que esta “paranoia” es un riesgo para que el trabajo híbrido se vuelva insostenible. La recomendación es darle claridad a los empleados sobre sus prioridades laborales estableciendo OKR (Objetivos y resultados clave). Asimismo, destaca fomentar la retroalimentación y reforzar una cultura que premie el impacto de los empleados no sólo por el tiempo que trabajan.

  1. No fomentar la conexión social: la encuesta reveló que 73 por ciento de los empleados necesita una mejor razón para ir a la oficina. La gran mayoría percibe como una motivación clave para ir a la oficina el conectar y socializar con sus colegas para no sentirse desconectados de la empresa. Los trabajadores más jóvenes se sienten especialmente interesados en conectar con sus líderes inmediatos. Reconstruir el capital humano es importante para que las personas regresen a la oficina. Por ello, Microsoft recomienda usar el tiempo en persona para que los empleados refuercen sus lazos con el equipo de trabajo, además de crear una experiencia de empleado digital con herramientas de comunicación modernas que impulsen la conversación cuando se trabaja de forma remota.
  2. No fomentar el aprendizaje y crecimiento profesional: según la encuesta, 76 por ciento de los empleados no pensaría en renunciar a su empresa si tuviera más beneficios en cuanto a estímulos de aprendizaje y oportunidades para ascender en la organización. La fuerza laboral está hambrienta por mejores oportunidades de crecimiento: 56 por ciento de los empleados y 68 por ciento de los tomadores de decisiones comerciales dicen que no hay suficientes posibilidades de crecer en su empresa como para que quieran quedarse a largo plazo.

Los expertos de Microsoft recomiendan que para mejorar la retención de talento las organizaciones deben impulsar una cultura laboral que priorice el aprendizaje y crecimiento profesional cerrando la brecha de habilidades entre su equipo. Asimismo, señalan que debe haber una movilidad interna para “ayudar a sus empleados a ver su carrera como un muro de escalada o patio de recreo, en lugar de una escalera”.

Una última recomendación es crear un método que le permita a los colaboradores desarrollarse y encontrar su propósito profesional, mientras ayudan a la organización a prosperar.

El informe enfatiza que el trabajo flexible no es una moda pasajera, sino la nueva normalidad laboral. Por ello, menciona que las prácticas de liderazgo antiguas deben transformarse hacia las necesidades de una fuerza de trabajo distribuida y conectada digitalmente.

Las claves para cumplir la promesa del trabajo híbrido son basarse en los datos, tener claridad en los objetivos, fomentar la socialización y el crecimiento profesional de su gente.

Valeria Romero
Valeria Romero
Valeria Romero es editora de contenidos multimedia especializada en temas tecnológicos y de cultura digital.

Publicidad

LEER DESPUÉS