IA es la nueva aliada del aprendizaje: 10 herramientas para maestros y estudiantes

Utilizar la tecnología en la educación permite innovar, mejorar los recursos y los procesos, personalizar las estrategias de aprendizaje y facilitar la colaboración entre docentes y estudiantes, asegura experta del Tecnológico de Monterrey.

Monterrey, Nuevo León.- Cada vez más, la Inteligencia Artificial (IA) en el ámbito educativo se está convirtiendo en una herramienta tan cotidiana como lo era antes un diccionario.

Las y los estudiantes ya no acuden a una enciclopedia para consultar un concepto o un suceso histórico; ahora preguntan a ChatGPT qué pasó en la Segunda Guerra Mundial o cuándo fue la caída del Imperio Romano.

A medida que el uso de esta tecnología se expande, surgen nuevas utilidades, aplicaciones, desafíos y preguntas para su adopción en los procesos de aprendizaje y enseñanza, donde la IA puede ser una aliada para mejorar la calidad educativa.

Tanto la Inteligencia Artificial como otras tecnologías pueden mejorar el acceso a la educación y las experiencias de las personas al acercarse al conocimiento y apropiarse de él, pero ello requiere que exista un plan y una estrategia detrás.

Incorporar tecnología de forma automática, por sí misma, no cambiará nada en el panorama actual, asegura Beatriz Palacios, directora de Innovación Educativa y Aprendizaje Digital del Tecnológico de Monterrey.

En entrevista con DPL News en el marco del IFE Conference 2024, Palacios señala que la clave del uso de la IA y otras tecnologías en el ámbito educativo es definir un para qué, una problemática que se pretende resolver, y una hoja de ruta con parámetros y métricas medibles.

Utilizar la tecnología en la educación permite innovar, mejorar los recursos y los procesos, personalizar las estrategias de aprendizaje y facilitar la colaboración entre docentes y estudiantes, precisa la experta.

Te recomendamos: “La educación no es lineal”: cómo las EdTech ayudan a mejorar la empleabilidad en América Latina

La IA puede ser una herramienta no sólo para alumnos sino también para maestros, pero no sustituirá los procesos cognitivos y de razonamiento crítico, advierte Beatriz Palacios.

A raíz de la popularización de herramientas de IA Generativa como ChatGPT, en las aulas se han generado cuestionarios acerca de hasta qué punto es adecuado y valioso adoptar la Inteligencia Artificial en la educación.

Si la IA se usa para realizar tareas de forma más rápida, ¿realmente está aprendiendo la o el estudiante? ¿Y si se explota para cometer plagio? ¿O está la IA sustituyendo el proceso de reflexión al hacer un ensayo? Preguntas como esas son recurrentes.

Para trazar esos límites a la IA en la educación, Irving Hidrogo, director de Inteligencia Artificial Educativa del Tecnológico de Monterrey, recuerda que la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) trazó un diagrama en la materia.

image 47
Foto: DPL News

La Unesco diseñó una guía sobre cómo usar ChatGPT de forma responsable y segura:

image 101
Imagen: Unesco

Si te importa que el resultado sea verdadero, tienes la capacidad y conocimientos suficientes para discernir la información y verificar el resultado de tu consulta o petición, y estás dispuesto a asumir la responsabilidad de este, entonces usa ChatGPT: eso dice la Unesco.

Lo anterior no quiere decir que tecnologías como la IA deban satanizarse; por el contrario, su uso puede ser disruptivo y catalizador, siempre que se sigan principios de corresponsabilidad y ética.

También consulta: IA en la educación: una herramienta poderosa pero no más que la inteligencia humana

Incluso, el Tecnológico de Monterrey identificó 10 tecnologías que pueden ser adoptadas en la educación con resultados satisfactorios:

  1. Gradescope: plataforma que optimiza la evaluación y retroalimentación de las y los docentes hacia el alumnado de forma personalizada.
  2. Realize IT: esta plataforma agiliza y personaliza la experiencia de aprendizaje, identificando las áreas de oportunidad donde se presentan más retos y se necesitan cambios.
  3. Firefly Adobe: te ayuda con la edición de ilustraciones, generación de imágenes y diseño gráfico asistido por IA.
  4. Canva Magic Design: una herramienta que facilita el diseño gráfico y la generación de diagramas.
  5. Fliki: una plataforma con la que puedes generar videos sin ser un experto en producción y edición. Sirve para estimular el interés de los estudiantes y mantener su atención de manera más efectiva.
  6. Análisis de estados cognitivos-afectivos: el análisis de los rostros, gestos y expresiones permite conocer el estado de ánimo y las emociones de los estudiantes durante las clases, para comprobar si la dinámica funciona o hay que implementar mejoras.
  7. Wolfram Alpha: asistente enfocado en contextos matemáticos, físicos y químicos. Permite simplificar expresiones algebraicas y llevar a cabo cálculos simbólicos; así como resolver ecuaciones diferenciales, abordar problemas de física e ingeniería.
  8. Copilot: asistente integrado a Microsoft para la generación de contenido dentro de la paquetería de Office. Una de sus ventajas es la creación de bases de conocimiento para las empresas.
  9. Grammarly: asistente de redacción, escritura, ortografía, sintaxis y demás. Es un aliado en la revisión de errores gramaticales, documentos académicos y la traducción de materiales.
  10. Oculus VR: una herramienta de Realidad Virtual que ayuda a interactuar en otro idioma.

Extra:

  1. Research Rabbit: un ayudante en la búsqueda y organización de la investigación e identificación de contexto. Puedes crear mapas conceptuales visuales para estructurar y vincular ideas.